Top Man­ta, la mar­ca de ro­pa y cal­za­do lan­za­da por los man­te­ros

El lo­go emu­la una lo­na; los co­mer­cian­tes tra­di­cio­na­les re­cuer­dan que es­tos ven­de­do­res no pa­gan im­pues­tos

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Sociedad - A. S.

Aun­que ya no se ha­bla de ellos y si­guen siendo ca­si in­vi­si­bles pa­ra la ma­yo­ría de la gen­te, los ven­de­do­res del top man­ta con­ti­núan en las ca­lles de las ciu­da­des es­pa­ño­las. Por eso, pa­ra que na­die los ol­vi­de, los man­te­ros han de­ci­di­do to­mar una nue­va ini­cia­ti­va crean­do su pro­pia mar­ca de ro­pa y com­ple­men­tos. El nom­bre, co­mo no po­día ser de otra ma­ne­ra, es Top Man­ta.

«Pa­ra no­so­tros es una mar­ca éti­ca y po­pu­lar, así que de­ci­di­mos ti­rar ade­lan­te con ella», ex­pli­có Aziz Fa­yé, por­ta­voz del Sin­di­ca­to Po­pu­lar de Ven­de­do­res Am­bu­lan­tes de Bar­ce­lo­na du­ran­te la pre­sen­ta­ción de la nue­va en­se­ña. Se tra­ta de un sím­bo­lo con el que se bus­ca «de­jar atrás el ra­cis­mo y la vio­len­cia», se­ña­la Fa­yé. Y es que el lo­go­ti­po es pre­ci­sa­men­te eso, un sím­bo­lo con el que se iden­ti­fi­can to­dos los ven­de­do­res.

El di­se­ño si­mu­la ser el de una man­ta que se le­van­ta por los la­dos, una ima­gen que es fa­mi­liar pa­ra to­dos, por­que eso es lo que ha­cen cuan­do ven lle­gar a la po­li­cía y tie­nen que sa­lir co­rrien­do. Eso sí, el lo­go tam­bién evo­ca a las em­bar­ca­cio­nes con las que los in­mi­gran­tes aban­do­nan sus paí­ses en bus­ca de un fu­tu­ro me­jor. «Pen­sa­mos en un pri­mer mo­men­to en po­ner un ca­yu­co, por­que mu­chos he­mos ve­ni­do en ellos, ha­cien­do lar­gos via­jes has­ta lle­gar has­ta aquí. Pe­ro vi­mos que lo que nos iden­ti­fi­ca es la man­ta, aun­que la for­ma quiere re­cor­dar la si­lue­ta de un bar­co y de las olas», sos­tie­ne Fa­yé. Por el mo­men­to, los par­ti­ci­pan­tes en es­te pro­yec­to han co­men­za­do a ven­der ca­mi­se­tas, aun­que ya tie­nen pre­pa­ra­das za­pa­ti­llas de­por­ti­vas y bol­sos afri­ca­nos. Eso sí, se han en­con­tra­do con el re­cha­zo de los co­mer­cian­tes, que les re­cuer­dan que, aun­que su mar­ca ya no ata­que los de­re­chos de pro­pie­dad in­te­lec­tual —co­mo ocu­rría con los ar­tícu­los fal­si­fi­ca­dos—, su ac­ti­vi­dad si­gue es­tan­do prohi­bi­da, ya que no tie­nen au­to­ri­za­ción de los ayun­ta­mien­tos y no pa­gan im­pues­tos por es­tar en la ca­lle.

En cual­quier ca­so, su lo­go es so­lo una de las ini­cia­ti­vas que han pues­to en mar­cha los ven­de­do­res pa­ra que su si­tua­ción sea vi­sua­li­za­da por el con­jun­to de la so­cie­dad. De­ce­nas de man­te­ros se con­cen­tra­ron es­ta se­ma­na an­te el Con­gre­so pa­ra re­cla­mar la des­pe­na­li­za­ción de la ven­ta am­bu­lan­te en la ca­lle y pa­ra pro­tes­tar por la, a su jui­cio, «ba­rra li­bre» que tie­ne la Po­li­cía pa­ra agre­dir al co­lec­ti­vo.

En la ima­gen, uno de los crea­do­res con za­pa­ti­llas de Top Man­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.