El fes­ti­val de ci­ne es­co­lar Ollo­boi se po­si­cio­na co­mo la gran can­te­ra del ce­lu­loi­de ga­lle­go

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Barbanza-muros-noia -

Mien­tras que los ro­da­jes de Fa­ri­ña o del pro­gra­ma Vo­lan­do voy su­po­nen la pers­pec­ti­va pro­fe­sio­nal del sec­tor au­dio­vi­sual en la co­mar­ca, du­ran­te años una se­mi­lla ha ger­mi­na­do y cre­ci­do has­ta con­ver­tir­se en el repu­tado fes­ti­val de ci­ne es­co­lar Ollo­boi, un acon­te­ci­mien­to anual que in­clu­so lle­gó a re­vi­ta­li­zar otras ga­las, co­mo la clá­si­ca mues­tra noie­sa.

Al­ber­to Gar­cía, téc­ni­co de cul­tu­ra boi­ren­se, ha­ce re­fe­ren­cia a una pers­pec­ti­va to­tal­men­te dis­tin­ta a las an­te­rior­men­te ex­pues­tas, ha­bla de una ne­ce­sa­ria «fe­rra­men­ta edu­ca­ti­va den­tro das au­las». Mu­cho an­tes de que el Ollo­boi to­ma­se for­ma, Gar­cía fue uno de los im­pul­so­res del plan au­dio­vi­sual boi­ren­se Ac­ción, ha­ce aho­ra una dé­ca­da. A tra­vés de aquel pro­yec­to co­men­za­ba a crear­se un po­ten­te ar­chi­vo o ban­co de re­cur­sos fíl­mi­cos que des­pués ju­ga­ría un pa­pel esen­cial en la ac­tua­li­dad. De aque­lla can­te­ra del cen­tro so­cial Le­ña­ver­de sur­gi­rían au­tén­ti­cos pro­fe­sio­na­les co­mo los de la coo­pe­ra­ti­va au­dio­vi­sual Fun­go.

Un pa­so más

En la úl­ti­ma edi­ción del Ollo­boi, se dio un pa­so más allá de la ha­bi­tual pues­ta de lar­go y pre­sen­ta­ción de los tra­ba­jos rea­li­za­dos por la co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va. Du­ran­te la ma­ña­na del día que tuvo lu­gar el fes­ti­val, di­ver­sos jó­ve­nes par­ti­ci­pa­ron en la ela­bo­ra­ción de un ma­pa emo­cio­nal, el pro­yec­to Boi­ro ve­llo, al que se pue­de ac­ce­der a tra­vés de la Red —ollo­boi.ata­vist.com/ma­pae­mo­cio­nal­boi­ro­be­llo— y que con­sis­tió en una yin­ca­na edu­ca­ti­va en la que los alum­nos gra­ba­ban pe­que­ñas pie­zas en pun­tos his­tó­ri­cos de la lo­ca­li­dad, pa­ra des­pués com­ple­men­tar­las con to­do aquel ar­chi­vo y así ela­bo­rar un re­co­rri­do vir­tual in­ter­ac­ti­vo.

En ese sen­ti­do, do­cu­men­ta­les de la Gue­rra Ci­vil co­mo A no­guei­ra sir­vie­ron pa­ra ilus­trar el pa­sa­do del Cuar­tel Ve­llo, así co­mo uno de los pri­me­ros tra­ba­jos de Fer­nan­do Cor­ti­zo, O Boi­ro, un stop mo­tion que re­tra­ta la explosión ur­ba­nís­ti­ca vi­vi­da en el con­ce­llo. «Ollo­boi che­gou co­mo al­go que po­suía un fac­tor ci­da­dán, ca­paz de en­la­zar co plan Ac­ción, con co­lec­ti­vos co­mo a Unión de Mu­cha­chas Cul­tu­ral e con mo­ve­men­tos so­ciais; é un fes­ti­val fei­to den­de abai­xo a arri­ba», sen­ten­ció Al­ber­to Gar­cía.

M. CREO

Los jó­ve­nes tie­nen su es­pa­cio au­dio­vi­sual en el fes­ti­val Ollo­boi.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.