10 de julio, la in­de­pen­den­cia que no fue

La fe­cha de hoy es­ta­ba mar­ca­da en el ca­len­da­rio se­ce­sio­nis­ta por­que ex­pi­ra el pla­zo de 18 me­ses que se die­ron la CUP y Junts pel Sí pa­ra pro­cla­mar la rup­tu­ra con Es­pa­ña

La Voz de Galicia (Barbanza) - - España - C. REINO

El pri­mer día D fi­ja­do por los so­be­ra­nis­tas fue el 23 de abril del 2015

El 10 de julio del 2017 es­ta­ba se­ña­la­do en ro­jo en los ca­len­da­rios de los par­ti­dos se­ce­sio­nis­tas co­mo el día en que se cum­plen los 18 me­ses des­de que Car­les Puig­de­mont fue in­ves­ti­do pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat. Era el día en que Ca­ta­lu­ña de­be­ría ha­ber cum­pli­do el pe­río­do de tran­si­ción y de­cla­ra­ría la in­de­pen­den­cia, se­gún el pro­gra­ma de Junts pel Sí, co­mo pa­so pre­vio a la con­vo­ca­to­ria de unas elec­cio­nes cons­ti­tu­yen­tes. Na­da de eso ocu­rri­rá a lo lar­go del día hoy. Ni el pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat sal­drá al bal­cón del Pa­lau de la Ge­ne­ra­li­tat a pro­cla­mar la re­pú­bli­ca ca­ta­la­na ni lo ha­rá el Par­la­men­to ca­ta­lán.

De he­cho, la ma­yo­ría que for­man Junts pel Sí y la CUP en la Cá­ma­ra ya ni si­quie­ra con­tem­pla la de­cla­ra­ción uni­la­te­ral, al me­nos a cor­to pla­zo, y ha re­du­ci­do su ho­ja de ru­ta a la ce­le­bra­ción de un re­fe­ren­do, que po­dría dar lu­gar a la pro­cla­ma­ción de la se­ce­sión en ca­so de vic­to­ria del sí. Car­les Puig­de­mont pro­me­tió que es­ta­ría un año y me­dio al fren­te del Go­bierno y lue­go se mar­cha­ría. De mo­men­to, la le­gis­la­tu­ra se pro­lon­ga­rá has­ta el 1 de oc­tu­bre, fe­cha pre­vis­ta pa­ra la con­sul­ta. A par­tir de ahí, to­do es una in­cóg­ni­ta, en par­te por­que el par­ti­do del pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat es el me­nos in­tere­sa­do en que aca­be la le­gis­la­tu­ra.

Y tam­bién por­que el se­ce­sio­nis­mo acu­mu­la ya unos cuan­tos in­cum­pli­mien­tos en los úl­ti­mos años. Ha pro­me­ti­do va­rias ve­ces lle­gar a Íta­ca, pe­ro el via­je no aca­ba de con­cluir. La pri­me­ra fe­cha que se fi­jó co­mo día D, co­mo el día de la in­de­pen­den­cia, fue el 23 de abril del 2015. La As­sem­blea Na­cio­nal Ca­ta­la­na (ANC), por en­ton­ces pre­si­di­da por Car­me For­ca­dell, mar­ca­ba la po­lí­ti­ca ca­ta­la­na y con­di­cio­na­ba al Eje­cu­ti­vo co­mo aho­ra lo hace la CUP. Me­ses an­tes de la con­sul­ta del 9N del 2014, la pla­ta­for­ma ANC se atre­vió a es­ta­ble­cer por su cuen­ta el día de Sant Jor­di del 2015 co­mo la jor­na­da en la que Ca­ta­lu­ña al­can­za­ría la ple­na so­be­ra­nía des­pués de vo­tar en la con­sul­ta del 9N del 2014. No so­lo no se pro­du­jo la rup­tu­ra, sino que aque­lla con­sul­ta aca­bó re­ba­ja­da a pro­ce­so par­ti­ci­pa­ti­vo sin nin­gún efec­to ju­rí­di­co. Sí hu­bo, en to­do ca­so, ur­nas y vo­ta­ción, co­mo ha­bía pro­me­ti­do Mas, que jun­to a Homs, Or­te­ga y Ri­gau han sido con­de­na­dos a pe­nas de in­ha­bi­li­ta­ción por des­obe­de­cer al Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal.

La si­guien­te pro­me­sa gran­di­lo­cuen­te que no aca­bó de con­su­mar­se fue la del 27S. Ar­tur Mas ven­dió las elec­cio­nes ca­ta­la­nas co­mo el «re­fe­ren­do de­fi­ni­ti­vo que Ma­drid no nos de­ja ha­cer». Con­si­guió que los comicios tu­vie­ran un ca­riz ple­bis­ci­ta­rio, pe­ro le­jos del «vo­to de tu vi­da» que anun­cia­ba Junts pel Sí en su le­ma de cam­pa­ña. Tras la in­ves­ti­du­ra de Car­les Puig­de­mont, una nue­va ci­ta con la his­to­ria, una ho­ja de ru­ta de 18 me­ses, y la pro­cla­ma­ción de la in­de­pen­den­cia. Ese plan que­dó des­fa­sa­do en sep­tiem­bre del año pa­sa­do. Aho­ra, la pró­xi­ma es­ta­ción es el 1-O: re­fe­ren­do ofi­cial y vin­cu­lan­te.

Y el pre­si­den­te del Eje­cu­ti­vo ca­ta­lán, Junts pel Sí y la CUP anun­cian que la ley de la con­sul­ta es­ta­ble­ce que, en ca­so de vic­to­ria del sí, en dos días co­mo má­xi­mo se pro­cla­ma­rá la se­ce­sión. Es de­cir, los in­de­pen­den­tis­tas vuel­ven a co­lo­rear en ro­jo en sus ca­len­da­rios el 2 o el 3 de oc­tu­bre. O in­clu­so el 6 de oc­tu­bre, pa­ra con­me­mo­rar el día en que en 1934 Lluís Com­panys sa­lió al bal­cón del Pa­lau de la Ge­ne­ra­li­tat a pro­cla­mar el Estado ca­ta­lán.

ALE­JAN­DRO GAR­CÍA EFE

El PDeCAT eva­luó su pri­mer año en un mo­men­to de ten­sio­nes in­ter­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.