El Go­bierno es­tu­dia me­di­das al­ter­na­ti­vas al ar­tícu­lo 155

La Voz de Galicia (Barbanza) - - España - G. BAREÑO

Ma­riano Ra­joy es cons­cien­te de que, cin­co años des­pués de que se pu­sie­ra en mar­cha el lla­ma­do pro­cés, el desafío in­de­pen­den­tis­ta en Ca­ta­lu­ña en­tra en su fa­se de­ci­si­va. El pre­si­den­te del Go­bierno es­tá sa­tis­fe­cho de ha­ber lle­ga­do a es­te pun­to cru­cial con el só­li­do apo­yo de una am­plí­si­ma ma­yo­ría par­la­men­ta­ria en con­tra de la ce­le­bra­ción del re­fe­ren­do. Se tra­ta de uno de los po­cos asun­tos en los que tie­ne el res­pal­do del PSOE y de Ciu­da­da­nos, que su­man con el PP 254 es­ca­ños. Y, ade­más, ni si­quie­ra Uni­dos Po­de­mos apo­ya la con­sul­ta tal y co­mo la plan­tea el pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat, Car­les Puig­de­mont. Pe­ro el lí­der del PP es cons­cien­te tam­bién de que ese apo­yo, que es lo más re­le­van­te, no su­po­ne un che­que en blan­co pa­ra adop­tar las de­ci­sio­nes que con­si­de­re opor­tu­nas pa­ra fre­nar el re­fe­ren­do. Ra­joy nun­ca ha plan­tea­do la apli­ca­ción del ar­tícu­lo 155 de la Cons­ti­tu­ción, que fa­cul­ta al Go­bierno pa­ra to­mar me­di­das que fuer­cen el cum­pli­mien­to de la ley en Ca­ta­lu­ña. Pe­ro tam­po­co en­tien­de que el PSOE se em­pe­ñe en ade­lan­tar que nun­ca apo­ya­rá la apli­ca­ción de ese ar­tícu­lo, por­que eso su­po­ne dar ven­ta­jas a los in­de­pen­den­tis­tas al re­nun­ciar de an­te­mano a un ar­ma le­gal cu­ya so­la exis­ten­cia, aun­que no se pien­se apli­car, su­po­ne un ele­men­to de in­ti­mi­da­ción pa­ra quie­nes pla­nean vio­lar la Cons­ti­tu­ción.

El pre­si­den­te del Go­bierno nun­ca hace re­fe­ren­cia a la apli­ca­ción de ese ar­tícu­lo, pe­ro tam­po­co lo des­car­ta, ya que ha­bla siem­pre de uti­li­zar to­dos los ins­tru­men­tos le­ga­les pa­ra im­pe­dir que se ce­le­bre una con­sul­ta que no ca­be en la Cons­ti­tu­ción. Ra­joy no ne­ce­si­ta­ría el apo­yo del PSOE pa­ra apli­car el ar­tícu­lo 155, ya que dis­po­ne de ma­yo­ría ab­so­lu­ta en el Se­na­do, que es la cá­ma­ra que de­be au­to­ri­zar­lo. Pe­ro to­mar esa de­ci­sión en so­li­ta­rio, o con el úni­co res­pal­do de Ciu­da­da­nos, de­bi­li­ta­ría la uni­dad fren­te al se­ce­sio­nis­mo ca­ta­lán. Ade­más, en­tien­de que no se tra­ta del ins­tru­men­to más ágil fren­te al ór­da­go des­de Ca­ta­lu­ña, ya que re­quie­re de una se­rie de ad­ver­ten­cias pre­vias y un pos­te­rior trá­mi­te par­la­men­ta­rio. Por ello, des­de el Eje­cu­ti­vo se es­tu­dian otras al­ter­na­ti­vas, co­mo la Ley de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal, con la que el pre­si­den­te del Go­bierno po­dría im­plan­tar por de­cre­to una «si­tua­ción de in­te­rés pa­ra la se­gu­ri­dad na­cio­nal». Eso le fa­cul­ta­ría pa­ra asu­mir in­me­dia­ta­men­te el con­trol de to­das las Fuer­zas y Cuer­pos de Se­gu­ri­dad del Estado, in­clui­dos los Mos­sos d’Es­qua­dra. Al­go que, de fac­to, de­ja­ría a la Ge­ne­ra­li­tat sin po­si­bi­li­da­des de ce­le­brar el re­fe­ren­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.