Ki­liç­da­ro­glu: «De­vol­ve­re­mos la de­mo­cra­cia a Tur­quía al­gún día»

Mi­llón y me­dio de tur­cos re­cla­man jus­ti­cia al Go­bierno

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional - PATRICIA ALON­SO

Por pri­me­ra vez des­de las pro­tes­tas del par­que de Ge­zi en el 2013, la opo­si­ción tur­ca, muy frac­tu­ra­da, se unió en un ac­to pa­ra de­fen­der la de­mo­cra­cia. Cer­ca de un mi­llón y me­dio de per­so­nas se reunie­ron ayer en Mal­te­pe, un ba­rrio de la zo­na asiá­ti­ca de Estambul, pi­dien­do jus­ti­cia al Go­bierno de Re­cep Tay­yip Er­do­gan. La ma­ni­fes­ta­ción mul­ti­tu­di­na­ria echa­ba el cie­rre a la Mar­cha por la Jus­ti­cia que el lí­der opo­si­tor, el so­cial­de­mó­cra­ta Ke­mal Ki­liç­da­ro­glu, ini­ció en la ca­pi­tal tur­ca el 15 de ju­nio.

El po­lí­ti­co, de 69 años, ca­mi­nó los más de 400 ki­ló­me­tros que se­pa­ran An­ka­ra de Estambul en se­ñal de pro­tes­ta por el en­car­ce­la­mien­to de uno de los dipu­tados de su par­ti­do, con­de­na­do a 25 años por es­pio­na­je. A su pa­so por el país, mi­les de per­so­nas se fue­ron unien­do. «Me gus­ta mi país, pe­ro aho­ra mis­mo no es­ta­mos en una bue­na si­tua­ción», de­cía uno de los ma­ni­fes­tan­tes. «Al­go tie­ne que cam­biar, por­que dan ga­nas de ir­se. Pe­ro con las re­la­cio­nes co­mo es­tán con Eu­ro­pa, ¿a dón­de?». El áni­mo era de fies­ta y de ce­le­bra­ción, más que de pro­tes­ta, y el día se desa­rro­lló sin pro­ble­mas ba­jo gran­des me­di­das de se­gu­ri­dad. Más de 15.000 po­li­cías des­ple­ga­dos, mi­li­ta­res, an­ti­dis­tur­bios, vehícu­los blin­da­dos y ca­ño­nes de agua se arre­mo­li­na­ban al­re­de­dor del pun­to de en­cuen­tro, un par­que de Mal­te­pe.

«Es­to me da es­pe­ran­za»

El va­lla­do de más de dos me­tros de al­tu­ra di­fi­cul­ta­ba la en­tra­da al par­que, pe­ro a pe­sar del ca­lor y las aglo­me­ra­cio­nes la gen­te se­guía can­tan­do «de­re­chos, ley, jus­ti­cia», mien­tras on­dea­ban ban­de­ras tur­cas o con la ima­gen del fun­da­dor de la re­pú­bli­ca, Ke­mal Ata­turk. «No sé si es­to cam­bia­rá al­go o no —de­cía una mu­jer—, pe­ro al me­nos que se no­te que que­re­mos de­mo­cra­cia». «Es­tar aquí y ver es­to me da es­pe­ran­za», co­men­tó otro asis­ten­te a la mar­cha.

Se­gún una en­cues­ta del cen­tro de in­ves­ti­ga­ción eco­nó­mi­ca de Estambul, la mar­cha fue apo­ya­da prin­ci­pal­men­te por miem­bros de la opo­si­ción (87 % del CHP y 83 % del HDP), pe­ro tam­bién por el par­ti­do na­cio­na­lis­ta MHP (43 %) y al­gu­nos se­gui­do­res del par­ti­do is­la­mis­ta AKP (10 %). Un he­cho evi­den­te en el mi­tin, don­de los dis­tin­tos es­tra­tos so­cia­les de Tur­quía com­par­tie­ron es­ce­na­rio.

Ki­liç­da­ro­glu, quien ha sido en oca­sio­nes acu­sa­do de in­efi­cien­te, fue re­ci­bi­do co­mo una es­tre­lla de rock. Ca­da vez que pa­ra­ba a co­ger alien­to du­ran­te su dis­cur­so, el pú­bli­co ru­gía: «De­re­chos, le­yes, jus­ti­cia». El so­cial­de­mó­cra­ta ase­gu­ró que es­to era so­lo el prin­ci­pio de una era, y pi­dió al Go­bierno la cancelación del estado de emer­gen­cia, la des­po­li­ti­za­ción de los cen­tros edu­ca­ti­vos y de cul­to y la li­be­ra­ción de los pe­rio­dis­tas y par­la­men­ta­rios de­te­ni­dos. «Po­ner el sis­te­ma ju­di­cial ba­jo con­trol po­lí­ti­co es una trai­ción a la de­mo­cra­cia», di­jo.

Mien­tras la opo­si­ción ha­cía his­to­ria, la ca­de­na es­ta­tal TRT emi­tía un do­cu­men­tal so­bre el uso del agua, y la agen­cia Anadolu tui­tea­ba so­bre api­cul­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.