Pes­ca apo­ya que la nu­tri­ción sea asig­na­tu­ra obli­ga­to­ria en los co­le­gios

Apues­ta por la di­vul­ga­ción co­mo ar­ma pa­ra in­cre­men­tar el con­su­mo de pes­ca­do

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Marítima - E. ABUÍN

«An­te una ne­ce­si­dad co­mo co­mer, que hay que cu­brir tres ve­ces al día, hay que apren­der a ha­cer­lo bien» Al­ber­to Ló­pez-Asen­jo Se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Pes­ca «No va a ha­ber país ca­paz de so­por­tar la fac­tu­ra sa­ni­ta­ria por la ma­la ali­men­ta­ción»

Cuan­do en el sec­tor pes­que­ro su­pie­ron que Al­ber­to Gar­cía-Asen­jo re­gre­sa­ba del exi­lio fran­cés en la Em­ba­ja­da de Es­pa­ña pa­ra asu­mir la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral de Pes­ca, no fue­ron po­cos los que vie­ron la po­si­bi­li­dad de ver aten­di­das sus de­man­das de re­su­ci­tar el an­ti­guo FROM (Fon­do de Re­gu­la­ción y Or­de­na­ción de Mer­ca­dos Pes­que­ros), no en vano fue uno de sus úl­ti­mos pre­si­den­tes, an­tes de que la cri­sis se lle­va­se por de­lan­te ese or­ga­nis­mo de­di­ca­do a pro­mo­cio­nar el con­su­mo del pes­ca­do.

Ese pro­duc­to se apun­ta ca­da vez con me­nor fre­cuen­cia en la lis­ta de la com­pra de los ho­ga­res. Tan­to es así que los es­pa­ño­les han sido des­pla­za­dos co­mo los se­gun­dos de Eu­ro­pa en el rán­king de con­su­mo por ca­be­za.

Sin em­bar­go, el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Pes­ca, en una re­cien­te en­tre­vis­ta, ver­tió un ja­rro de agua fría so­bre esas ex­pec­ta­ti­vas. Pre­fie­re abor­dar la re­cu­pe­ra­ción del con­su­mo por la vía de la sen­si­bi­li­za­ción res­pec­to a sa­lu­da­bles cua­li­da­des del pes­ca­do: «El FROM fue un or­ga­nis­mo au­tó­no­mo de gran uti­li­dad, pe­ro aho­ra las cir­cuns­tan­cias han cam­bia­do y más que cen­trar­me en la pro­mo­ción, que por su­pues­to es ne­ce­sa­ria y si­gue exis­tien­do, iría por la es­tra­te­gia del co­no­ci­mien­to y la di­vul­ga­ción», di­jo Ló­pez-Asen­jo. Co­no­ci­mien­to del con­su­mi­dor, pa­ra dar­le pro­duc­tos a su gus­to, y di­vul­ga­ción de las cua­li­da­des nu­tri­cio­na­les y nu­tri­ti­vas del pes­ca­do co­mo ali­men­to bá­si­co de una die­ta sa­lu­da­ble.

«A ve­ces te lla­ma la aten­ción, que ves anun­cios en la te­le­vi­sión en los que el pro­duc­to es­tre­lla es uno que es­tá en­ri­que­ci­do con ome­ga 3, cuan­do ese oli­go­ele­men­to es­tá en el pes­ca­do, co­mo el se­le­nio o el hie­rro en los me­ji­llo­nes...». En es­te sen­ti­do, Ló­pez-Asen­jo alu­dió a lo apro­ba­do en Bru­se­las so­bre las de­cla­ra­cio­nes nu­tri­cio­na­les y de pro­pie­da­des sa­lu­da­bles en los ali­men­tos, que abo­gan por la di­vul­ga­ción e los co­le­gios.

Se re­fi­rió, asi­mis­mo, a la Con­fe­ren­cia so­bre el Futuro de la Pes­ca or­ga­ni­za­da por los ar­ma­do­res de Vi­go (AR­VI), en la que la doc­to­ra Ka­yo Ku­ro­ta­ni, del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de In­no­va­ción Bio­mé­di­ca, Sa­lud y Nu­tri­ción de Ja­pón, de­ta­lló lo que se es­ta­ba ha­cien­do en las es­cue­las de un país en el que la educación nu­tri­cio­nal tie­ne ran­go de ley. En es­te as­pec­to, Es­pa­ña se tie­ne «que po­ner a tra­ba­jar de una ma­ne­ra muy de­ci­di­da. Es­tá muy bien que en los co­le­gios en­se­ñe­mos ma­te­má­ti­cas, his­to­ria, geo­gra­fía... asig­na­tu­ras que son ne­ce­sa­rias, pe­ro una ac­ti­vi­dad fi­sio­ló­gi­ca co­mo es sa­ber ali­men­tar­se, que co­mo mí­ni­mo te­ne­mos que ha­cer tres ve­ces al día, de­be­mos sa­ber có­mo ha­cer­la bien».

Al tiem­po que se con­ven­ce a la po­bla­ción de que el cóc­tel for­ma­do por una die­ta sa­lu­da­ble y ac­ti­vi­dad fí­si­ca «es lo me­jor pa­ra una so­cie­dad que quie­re vi­vir de una ma­ne­ra sa­na», los pro­duc­to­res tie­nen que ha­cer un ejer­ci­cio pa­ra des­ci­frar el cam­bio de ten­den­cia se es­tá pro­du­cien­do en el con­su­mo de pro­duc­tos pes­que­ros y bus­car las fór­mu­las pa­ra fi­jar el in­cre­men­to en seg­men­tos co­mo los jó­ve­nes, al­go que ga­ran­ti­za­rá la es­ta­bi­li­dad en el futuro. Pa­ra ello, ha­brá que dar con pre­sen­ta­cio­nes atrac­ti­vas y acu­dir a su te­rreno. Tan­to a tra­vés de las es­tra­te­gias con­ven­cio­na­les de co­mu­ni­ca­ción co­mo re­cu­rrien­do a las he­rra­mien­tas de la era di­gi­tal. El des­cen­so en el con­su­mo de pes­ca­do no es ino­cuo. Lo más pro­ba­ble es que ten­ga su re­fle­jo en la sa­lud de la so­cie­dad. Y, por en­de, en su gas­to sa­ni­ta­rio. Así lo hi­zo ver Ló­pez-Asen­jo: «Es ab­sur­do que, cuan­do se su­po­ne que es­ta­mos en una so­cie­dad avan­za­da, ten­ga­mos por un la­do 850 mi­llo­nes de ham­brien­tos, de los cua­les mu­chos son obe­sos, por más que pa­rez­ca una con­tra­dic­ción; 460 mi­llo­nes de per­so­nas tie­nen so­bre­pe­so y 200 mi­llo­nes son dia­bé­ti­cos. El cos­te en ma­te­ria de pre­ven­ción sa­ni­ta­ria por pro­ble­mas de­ri­va­dos de pa­to­lo­gías co­mo la dia­be­tes, las de­ge­ne­ra­cio­nes ma­cu­la­res, los pro­ble­mas de vista pro­vo­ca­dos por una ma­la ali­men­ta­ción, no va a ha­ber se­gu­ri­dad so­cial de nin­gún país ca­paz de so­por­tar­lo».

Y es cu­rio­so que en Es­pa­ña, con una die­ta me­di­te­rrá­nea que es­tá con­si­de­ra­da co­mo el paradigma de la co­mi­da sa­na, «en es­tos mo­men­tos ten­ga­mos pro­ble­mas con el so­bre­pe­so in­fan­til». Tan­to que so­lo el Reino Uni­do y Gre­cia la su­pe­ran. Los bri­tá­ni­cos ya es­tán ma­nos a la obra, se­gún Ló­pez-Asen­jo. Y aho­ra «no­so­tros nos te­ne­mos que po­ner a tra­ba­jar de una ma­ne­ra de­ci­di­da».

El otro ca­mino pa­ra pro­mo­cio­nar el con­su­mo de pes­ca­do que pro­po­nen los ar­ma­do­res, la re­ba­ja del IVA pa­ra aba­ra­tar el pro­duc­to, es una vía que, di­ce Ló­pez-Asen­jo, no le to­ca a Te­je­ri­na re­co­rrer, sino al res­pon­sa­ble de Ha­cien­da, Cris­tó­bal Mon­to­ro. Y so­bre su me­sa es­tá des­de hace tiem­po la de­man­da del sec­tor. Es­te pi­de que los pro­duc­tos ma­ri­nos tri­bu­ten al 4 %, el ti­po su­per­re­du­ci­do, fren­te al 10 % que se apli­ca ac­tual­men­te.

P. RO­DRÍ­GUEZ

Pes­ca abo­ga por que los ni­ños apren­dan el va­lor nu­tri­cio­nal del pes­ca­do des­de eda­des tem­pra­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.