El PSOE elu­de de­fi­nir las im­pli­ca­cio­nes de ser na­ción en España

La Voz de Galicia (Barbanza) - - España - P. H.

El PSOE no tie­ne aún una po­si­ción so­bre las im­pli­ca­cio­nes que ten­dría el re­co­no­ci­mien­to de un te­rri­to­rio como na­ción den­tro de España. La pre­si­den­ta de la formación, Cris­ti­na Nar­bo­na, ale­gó ayer que aún es pron­to pa­ra «an­ti­ci­par» de­ta­lles so­bre la que, has­ta aho­ra, es su prin­ci­pal pro­pues­ta pa­ra ha­cer fren­te a la cri­sis ca­ta­la­na. «Eso — di­jo du­ran­te una com­pa­re­cen­cia en la se­de del par­ti­do— co­rres­pon­de­rá en su ca­so a esa co­mi­sión o sub­co­mi­sión que se cree en el Par­la­men­to so­bre la re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal; to­da­vía no es momento de ma­yor con­cre­ción».

El con­cep­to de na­ción que aho­ra de­fien­den los so­cia­lis­tas no iría, en prin­ci­pio, más allá que el de na­cio­na­li­dad ya re­co­gi­do en el ar­tícu­lo 2 de la Car­ta Mag­na (el que re­co­no­ce a na­cio­na­li­da­des y re­gio­nes el de­re­cho a la au­to­no­mía den­tro de la na­ción in­di­vi­si­ble que es España). Eso ase­gu­ra a me­nu­do Pe­dro Sán­chez, que de ma­ne­ra re­cu­rren­te ape­la al uso que die­ron a la pa­la­bra los pa­dres de la Cons­ti­tu­ción. Sin em­bar­go, su desa­rro­llo fu­tu­ro, en una even­tual re­for­ma de la nor­ma fun­da­men­tal pa­ra pro­fun­di­zar en los as­pec­tos fe­de­ra­les del mo­de­lo au­to­nó­mi­co, no es en ab­so­lu­to cla­ra.

El lí­der de los so­cia­lis­tas de­fen­dió el pa­sa­do fin de se­ma­na en una en­tre­vis­ta pu­bli­ca­da en La Voz que en Eu­ro­pa hay mu­chas na­cio­nes sin Es­ta­do den­tro de un «en­te su­pe­rior» y pu­so como ejem­plos Ale­ma­nia y Fran­cia, dos Es­ta­dos que no pue­den ser más opues­tos en su or­ga­ni­za­ción. En Ale­ma­nia exis­te un fe­de­ra­lis­mo coope­ra­ti­vo. Fran­cia es cen­tra­lis­ta. La Re­pú­bli­ca Fe­de­ral de Ale­ma­nia es­tá for­ma­da por 16 es­ta­dos que uti­li­zan dis­tin­tas de­no­mi­na­cio­nes. Nin­guno se de­no­mi­na na­ción, pe­ro to­dos tie­nen am­plias com­pe­ten­cias. En Fran­cia, los na­cio­na­lis­tas cor­sos ni si­quie­ra han con­se­gui­do que su len­gua se re­co­noz­ca como co­ofi­cial y, aun­que la is­la tie­ne un es­ta­tu­to de au­to­no­mía des­de 1981, es muy li­mi­ta­do en com­pa­ra­ción con los es­pa­ño­les.

Al ser in­qui­ri­da so­bre es­te asun­to, Nar­bo­na elu­dió men­cio­nar el ca­so fran­cés y ase­gu­ró que la «re­fe­ren­cia cla­rí­si­ma» del PSOE se­rían más bien, de nue­vo, Ale­ma­nia y Bél­gi­ca. Tam­po­co en es­te ca­so la ape­la­ción es ex­ce­si­va­men­te útil. «En Ale­ma­nia un prin­ci­pio bá­si­co es la leal­tad fe­de­ral, Bél­gi­ca es un Es­ta­do fa­lli­do», di­ce un so­cia­lis­ta con re­si­den­cia en Bru­se­las. La capital eu­ro­pea es la me­nor de las tres re­gio­nes del país, pe­ro las dos gran­des co­mu­ni­da­des lin­güís­ti­co-cul­tu­ra­les son las otras, Va­lo­nia y Flan­des, y su en­ten­di­mien­to no es fá­cil.

Lo que sí de­jó cla­ro la pre­si­den­ta del PSOE, por ejem­plo, es que su par­ti­do no se plan­tea en nin­gún ca­so un pac­to fis­cal que sa­que a Ca­ta­lu­ña del régimen co­mún. «No ha­bla­ría en ab­so­lu­to de al­go que es­tá re­ser­va­do por la Cons­ti­tu­ción a los te­rri­to­rios del País Vas­co y de Na­va­rra, sino de avan­zar en una re­for­ma de la fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­ca, que es una asig­na­tu­ra pen­dien­te des­de ha­ce cua­tro años», di­jo. Por lo de­más, tam­bién aña­dió que en reali­dad ya hay «al­go de ca­mino he­cho» en lo que al «per­fec­cio­na­mien­to» del mo­de­lo au­to­nó­mi­co se re­fie­re con los es­ta­tu­tos de au­to­no­mía de se­gun­da ge­ne­ra­ción, apro­ba­dos a par­tir de la pri­me­ra le­gis­la­tu­ra de Ro­drí­guez Za­pa­te­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.