El xe­nó­fo­bo Bos­si sa­queó las cuen­tas de la Li­ga Nor­te ita­lia­na

Se apro­pió de 850.000 eu­ros de su par­ti­do pa­ra uso per­so­nal

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional - DA­RÍO ME­NOR

«Ro­ma la­dro­na. La Li­ga no per­do­na». Du­ran­te años los ita­lia­nos han te­ni­do que aguan­tar que la xe­nó­fo­ba Li­ga Nor­te (LN) lle­na­ra las ca­lles con car­te­les con es­te men­sa­je, que su fun­da­dor y lí­der his­tó­ri­co, Um­ber­to Bos­si, con­vir­tió en una suer­te de man­tra. Al hom­bre que cons­tru­yó una ideología se­pa­ra­tis­ta par­tien­do del su­pues­to sa­queo que su­fre la zo­na sep­ten­trio­nal del país por par­te del res­to de la na­ción le to­có ayer ver que una jue­za sen­ten­cia­ra que los au­tén­ti­cos la­dro­nes son él, su hi­jo y el hom­bre al que co­lo­có como te­so­re­ro del par­ti­do.

Dos años y tres me­ses de cár­cel pa­ra Bos­si, un año y me­dio pa­ra su hi­jo Ren­zo y dos años y me­dio pa­ra Fran­ces­co Bel­si­to fue­ron las pe­nas que sen­ten­ció el Tri­bu­nal de Mi­lán por uti­li­zar en­tre el 2009 y el 2011 pa­ra usos per­so­na­les unos 850.000 eu­ros Bos­si usó el di­ne­ro pa­ra com­prar un A6 a uno de sus hi­jos y una ca­rre­ra al otro.

que la LN re­ci­bió de fon­dos es­ta­ta­les. La con­de­na­dos por apro­pia­ción in­de­bi­da anun­cia­ron que ape­la­rán la sen­ten­cia, lo que se­gui­rá alar­gan­do un pro­ce­so que co­men­zó ha­ce ya cua­tro años.

La ma­gis­tra­da Ma­ria­lui­sa Bal­za­rot­ti de­ci­dió ade­más que Bos­si, su hi­jo y Bel­si­to pa­guen una mul­ta de 800, 500 y 900 eu­ros, res­pec­ti­va­men­te. Se­gún la re­cons­truc­ción de los he­chos pre­sen­ta­da por la Fis­ca­lía, quien más di­ne­ro del par­ti­do se me­tió en el bol­si­llo fue Bel­si­to: unos 500.000 eu­ros. El lí­der his­tó­ri­co de la LN, ju­bi­la­do a la fuer­za en el 2013 por el ac­tual número uno, Mat­teo Sal­vi­ni, se ha­bría apro­pia­do de 208.000 eu­ros, mien­tras que su hi­jo Ren­zo ha­bría arram­bla­do con más de 145.000 eu­ros. Va­le la pe­na re­cor­dar el uso que el jo­ven Bos­si hi­zo de ese di­ne­ro mien­tras era con­se­je­ro en el Go­bierno re­gio­nal de Lom­bar­día: 48.000 eu­ros fue­ron pa­ra pa­gar­le un Au­di A6, 3.000 eu­ros pa­ra el se­gu­ro y va­rios mi­les en mul­tas. Es­ta­ba ade­más el pre­mio gor­do: 77.000 eu­ros pa­ra com­prar un tí­tu­lo de gra­dua­do en Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas en una uni­ver­si­dad de Al­ba­nia, país en el que no ha es­ta­do en su vi­da y cu­ya len­gua no ha­bla. To­do pa­ra ha­cer ver que el Tru­cha, como lo lla­ma­ba su pa­dre, ha­bía pa­sa­do por la edu­ca­ción su­pe­rior y se qui­ta­ba de en­ci­ma de una vez la ig­no­mi­nia de ha­ber sus­pen­di­do tres ve­ces el exa­men de la se­lec­ti­vi­dad ita­lia­na.

A Sal­vi­ni la sen­ten­cia le de­jó un sa­bor agri­dul­ce. Por un la­do en­su­cia el nom­bre su par­ti­do, pe­ro por el otro le ayu­da a con­so­li­dar su li­de­raz­go y su dis­cur­so de re­no­va­ción. De he­cho, co­men­tó que Bos­si «for­ma par­te de otra po­lí­ti­ca».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.