Re­co­no­cen el de­re­cho de un pa­dre a es­co­la­ri­zar a su hi­ja en un co­le­gio no re­li­gio­so, pe­se al cri­te­rio de la ma­dre

«El he­cho de que la ni­ña es­té bau­ti­za­da no im­pli­ca una apues­ta de fu­tu­ro por una formación re­li­gio­sa»

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Sociedad -

El Juz­ga­do de Pri­me­ra Ins­tan­cia e Ins­truc­ción 1 de Mon­ca­da (Valencia) ha re­co­no­ci­do a un pa­dre el de­re­cho a es­co­la­ri­zar a su hi­ja en un cen­tro pú­bli­co en lu­gar del co­le­gio con­cer­ta­do re­li­gio­so en el que la ma­dre la ha­bía pre­ma­tri­cu­la­do de ma­ne­ra uni­la­te­ral. Se­gún el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia de la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na (TSJCV), el ti­tu­lar del juz­ga­do, Joa­quim Bosch, con­si­de­ra que pre­va­le­ce el de­re­cho fun­da­men­tal a la li­ber­tad re­li­gio­sa fren­te a los mo­ti­vos de pro­xi­mi­dad y ho­ra­rio que guia­ron a la progenitora en la elec­ción del co­le­gio.

Bosch ha se­ña­la­do que, «al com­pa­rar am­bas vo­lun­ta­des, las mo­ti­va­cio­nes de la ma­dre re­sul­tan le­gí­ti­mas des­de la pers­pec­ti­va de que el ho­ra­rio del cen­tro se adap­te a su si­tua­ción per­so­nal o a la ubi­ca­ción geo­grá­fi­ca que le re­sul­te más fa­vo­ra­ble». Sin em­bar­go, «en la vis­ta, la de­man­da­da no fun­da­men­tó su pe­ti­ción en un de­re­cho fun­da­men­tal».

En cam­bio, el pa­dre sí ha ba­sa­do su so­li­ci­tud en el de­re­cho fun­da­men­tal a la li­ber­tad re­li­gio­sa y de con­cien­cia, así como en el de­re­cho fun­da­men­tal a que su hi­ja, so­bre la que tie­nen cus­to­dia com­par­ti­da, «re­ci­ba una formación mo­ral que es­té de acuer­do con sus con­vic­cio­nes».

Por ello, el juez ha ex­pli­ca­do en un auto «que de­be pros­pe­rar la so­li­ci­tud del pa­dre, an­te el ca­rác­ter pre­fe­ren­te de los re­fe­ri­dos de­re­chos fun­da­men­ta­les».

En la vis­ta, la ma­dre di­jo que le re­sul­ta­ba in­di­fe­ren­te el ca­rác­ter re­li­gio­so o lai­co del co­le­gio de la pe­que­ña, mien­tras que el pa­dre ex­pli­có que no le im­por­ta que la ni­ña pue­da par­ti­ci­par en esas de­ci­sio­nes so­bre formación re­li­gio­sa a par­tir de los 9 años o cuan­do ten­ga una ma­du­rez su­fi­cien­te, pe­ro que «no es­tá de acuer­do con que ello ocu­rra a tan cor­ta edad».

En su re­so­lu­ción el ma­gis­tra­do ha ex­pli­ca­do que en su­pues­tos de desacuer­do en­tre los pro­ge­ni­to­res «no pue­de dar­se una solución ge­ne­ra­li­za­da» y «ha­brá de ana­li­zar­se pon­de­ra­da­men­te y de ma­ne­ra cui­da­do­sa ca­da ca­so, acu­dien­do a los usos so­cia­les o fa­mi­lia­res». Se­ña­la que el he­cho de que la ni­ña, de 3 años, «es­té bau­ti­za­da no re­sul­ta es­pe­cial­men­te re­le­van­te, pues en nues­tro con­tex­to cul­tu­ral se tra­ta de una tra­di­ción so­cial».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.