Una ope­ra­ción po­li­cial con 14 impu­tados es­tre­cha el cer­co al fur­ti­vis­mo en Boi­ro

En la ope­ra­ción se han in­ves­ti­ga­do a 14 per­so­nas, de las que seis fue­ron de­te­ni­das

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Portada - ÁL­VA­RO SE­VI­LLA

La Po­li­cía Au­to­nó­mi­ca ha da­do un nue­vo gol­pe con­tra el fur­ti­vis­mo en la co­mar­ca de Bar­ban­za. Des­pués de va­rios me­ses de tra­ba­jo, en una nue­va ope­ra­ción, que to­da­vía si­gue en cur­so, han si­do in­ves­ti­ga­das 14 per­so­nas pre­sun­ta­men­te im­pli­ca­das con la ex­trac­ción ile­gal de ma­ris­co en los are­na­les de la lo­ca­li­dad co­ru­ñe­sa de Boi­ro. De es­tas, seis han si­do arres­ta­das, en­tre las que se en­cuen­tra el su­pues­to pro­pie­ta­rio de una de­pu­ra­do­ra clan­des­ti­na, que ha si­do des­man­te­la­da, y que to­do apun­ta que se en­con­tra­ba en un ga­ra­je de la pa­rro­quia boi­ren­se de Aban­quei­ro.

Por el mo­men­to no se des­car­ta que la lis­ta de in­ves­ti­ga­dos en el ca­so au­men­te en las pró­xi­mas fe­chas. Los tra­ba­jos de se­gui­mien­to, que ya ha­bían arran­ca­do en pri­ma­ve­ra, obli­ga­ron a los agen­tes a ha­cer guar­dia en los are­na­les bar­ban­za­nos du­ran­te 24 ho­ras. Se­gún tras­cen­dió, con ex­cep­ción del pre­sun­to due­ño de la de­pu­ra­do­ra, el res­to de los in­ves­ti­ga­dos, que prác­ti­ca­men­te to­dos son ve­ci­nos de Bar­ban­za, su­pues­ta­men­te se de­di­ca­ban a ex­traer ma­ris­co de for­ma ile­gal de las con­ce­sio­nes de la co­fra­día de Ca­bo de Cruz.

Una vez que reunían el ma­te­rial se di­ri­gían a la ci­ta­da de­pu­ra­do­ra clan­des­ti­na, que teó­ri­ca­men­te no cum­plía con los re­qui­si­tos le­ga­les, tan­to a ni­vel le­gal co­mo sa­ni­ta­rio. El des­tino del ma­ris­co no es­tá cla­ro, ya que al ca­re­cer de do­cu­men­ta­ción, des­de la Po­li­cía Au­to­nó­mi­ca fue prác­ti­ca­men­te im- po­si­ble se­guir­le la pis­ta, más to­da­vía cuan­do el di­ne­ro de su ven­ta teó­ri­ca­men­te no era de­cla­ra­do, ade­más de no con­tar con las ga­ran­tías sa­ni­ta­rias pro­pias del bi­val­vo, que si ga­ran­ti­za la tra­za­bi­li­dad del pro­duc­to.

Sin ci­fras pre­ci­sas

Lo que tam­po­co es­tá de­fi­ni­da es la can­ti­dad de ma­ris­co que ha po­di­do lle­gar a pa­sar por es­ta de­pu­ra­do­ra ile­gal, aun­que, tal y co­mo afir­man los aso­cia­dos de la pro­pia co­fra­día de Ca­bo de Cruz, un fur­ti­vo pue­de lle­var­se en­tre 10 y 50 ki­los en un so­lo día. Si se tie­nen en cuen­ta que los ma­ris­ca­do­res ile­ga­les es­tu­vie­ron tra­ba­jan­do du­ran­te me­ses se po­dría al­can­zar una ci­fra muy ele­va­da.

La vi­ce­pa­tro­na de la co­fra­día de Ca­bo de Cruz, Susana Silva, cu­ya aso­cia­ción es­tá di­rec­ta­men­te afec­ta­da por el fur­ti­vis­mo, agra­de­ció el tra­ba­jo rea­li­za­do por la Po­li­cía Au­to­nó­mi­ca: «Es una gran no­ti­cia. Hay que ir más allá del pro­pio fur­ti­vo. De­be­mos cen­trar­nos en la raíz del pro­ble­ma, ya que con­tro­lar­los, so­bre to­do en ve­rano, se es­tá ha­cien­do ca­da vez más com­pli­ca­do. Es­ta­mos lle­gan­do al mo­men­to que es­to ya pa­re­ce ha­bi­tual».

So­bre el per­jui­cio eco­nó­mi­co que su­fren sus aso­cia­dos an­te de­pu­ra­do­ras ile­ga­les, Silva ase­gu­ró que «es in­cal­cu­la­ble. Es una san­gría con­ti­nua. La ley tie­ne que co­men­zar a dar sus fru­tos. No pue­de ser que un ma­ris­ca­dor que es­tá da­do de al­ta y que in­ten­ta tra­ba­jar le­gal­men­te se vea per­ju­di­ca­do de es­ta ma­ne­ra. Pa­ra los fur­ti­vos no hay cu­pos ni días de tra­ba­jo, son to­do be­ne­fi­cios».

So­bre los pro­ble­mas que les cau­sa un fur­ti­vis­mo ca­da vez más pro­fe­sio­na­li­za­do, ase­gu­ra que «nos es­tá lle­van­do a que las pla­yas de­jen de dar ma­ris­co. Te­ne­mos que ha­cer un tra­ba­jo que ellos nos ti­ran por tie­rra. Por eso son tan im­por­tan­tes ope­ra­cio­nes co­mo la de la Po­li­cía Au­to­nó­mi­ca», con­clu­yó.

M. FE­RREI­RÓS

Des­de el pó­si­to de Ca­bo de Cruz di­cen que un fur­ti­vo pue­de lle­var­se en un día en­tre 10 y 50 ki­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.