La Xun­ta me­jo­ra los con­tra­tos pa­ra des­blo­quear el con­flic­to del trans­por­te

In­cor­po­ra dos mi­llo­nes de eu­ros que los em­pre­sa­rios de­be­rán des­ti­nar a los sa­la­rios

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Galicia - JUAN CAPEÁNS

Si ha­blar por fin de di­ne­ro es un signo de avan­ce en una ne­go­cia­ción la­bo­ral, ayer se dio un pa­so de gigante en el con­flic­to del trans­por­te pú­bli­co en Ga­li­cia. Pe­ro si se tie­ne en cuen­ta to­do lo de­más, la jor­na­da re­sul­tó desas­tro­sa pa­ra los in­tere­ses de to­das las par­tes y, so­bre to­do, pa­ra los ciu­da­da­nos, que han pa­de­ci­do la sép­ti­ma jor­na­da de una huel­ga que hoy si­gue y que a par­tir de ma­ña­na se pue­de cro­ni­fi­car.

Las es­pe­ran­zas es­ta­ban pues­tas en una reunión ves­per­ti­na en­tre los em­pre­sa­rios y los re­pre­sen­tan­tes de los tra­ba­ja­do­res, que lle­ga­ban con un acuer­do «moi po­si­ti­vo» con la Xun­ta del que so­lo se ha des­col­ga­do la CIG. Pe­ro pron­to se cons­ta­ta­ron los te­mo­res de los más pe­si­mis­tas. Los avan­ces de UGT y CC.OO. con la Ad­mi­nis­tra­ción no sir­ven de na­da si, por el otro ca­nal de cri­sis abier­to, no hay avan­ces. Se tra­ta­ba de abor­dar los con­ve­nios co­lec­ti­vos pro­vin­cia­les, o de for­ma más cla­ra, de tra­tar las subidas sa­la­ria­les que de­man­dan des­de ha­ce tiem­po los con­duc­to­res.

Al tér­mino del en­cuen­tro, la pa­tro­nal fue cla­ra: «É di­fí­cil asu­mir as pe­ti­cións dos tra­ba­lla­do­res cos re­cor­tes do plan de trans­por­te», ar­gu­men­tó Car­los Gar­cía Cum­pli­do, que ejer­ció de por­ta­voz. Es­tas subidas —que tam­bién les ne­ga­ron an­tes del plan de trans­por­te— se ten­drían que re­co­ger en cua­tro con­ve­nios pro­vin­cia­les, pe­ro las con­di­cio­nes de los con­tra­tos son a su jui­cio tan de­sigua­les que los han obli­ga­do a par­tir la ne­go­cia­ción en cua­tro me­sas. En dos, A Co­ru­ña y Pon­te­ve­dra, au­gu­ran avan­ces por la do­ta­ción de las con­ce­sio­nes, mien­tras que en Lu­go y Ou­ren­se los már­ge­nes ha­rán muy di­fí­cil el acuer­do, ade­lan­tan.

En es­te pun­to, los em­pre­sa­rios tam­po­co han va­lo­ra­do la car­ta que ha pues­to en­ci­ma de la me­sa el Go­bierno ga­lle­go a tra­vés del acuer­do con los sin­di­ca­tos: un au­men­to de la apor­ta­ción a los con­tra­tos de dos mi­llo­nes de eu­ros que irían di­rec­ta­men­te a un ca­pí­tu­lo: el pa­go a los con­duc­to­res, que pa­sa­ría de 7,9 mi­llo­nes de eu­ros a 9,9. De es­ta for­ma, la Xun­ta tra­ta de le­van­tar la prin­ci­pal lo­sa que a día de hoy im­pi­de des­blo­quear la si­tua­ción, por­que en­tien­de el equi­po de Et­hel Váz­quez que los em­pre­sa­rios tie­nen más fa­ci­li­da­des pa­ra me­jo­rar las con­di­cio­nes de sus tra­ba­ja­do­res, da­do que ese mar­gen lo asu­men aho­ra las ar­cas pú­bli­cas.

Pe­ro los pro­ble­mas, pa­ra la pa­tro­nal, son otros. Ale­gan, en­tre otras cues­tio­nes, que la Xun­ta no les va a ac­tua­li­zar el IPC de los con­tra­tos del trans­por­te es­co­lar, e in­sis­ten en que el ac­tual diseño los obli­ga a pres­cin­dir de vehícu­los y de tra­ba­ja­do­res.

Con el plan ro­dan­do —ya se co­no­cen los con­tra­tos y las em­pre­sas em­pe­za­rán a re­ci­bir in­vi­ta­cio­nes pa­ra con­cur­sar—, to­das las par­tes in­sis­ten en que hay «von­ta­de», pe­ro lo cier­to es que en la jor­na­da de hoy no es­tá pre­vis­ta nin­gu­na reunión pa­ra avan­zar en los dis­tin­tos fren­tes.

Ó. VÁZ­QUEZ, C. QUIAN, X. RAMALLAL, P. RO­DRÍ­GUEZ

Los tra­ba­ja­do­res ce­le­bra­ron asam­bleas en una nue­va jor­na­da de huel­ga que de­jó an­de­nes va­cíos y pa­sa­je­ros sin ser­vi­cio —en las imá­ge­nes, Vi­go, A Co­ru­ña, Bu­re­la y San­tia­go—.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.