La con­sul­ta ca­ta­la­na en­fren­ta a los so­cios de En Ma­rea an­tes del ple­na­rio

Miem­bros de Ano­va afean la po­si­ción de Alberto Gar­zón en con­tra del pro­ce­so

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Galicia - MA­RIO BERAMENDI

Re­fe­ren­te y fun­da­dor de Ano­va, Xo­sé Ma­nuel Bei­ras se pro­nun­ció ha­ce ape­nas unos días en Bar­ce­lo­na a fa­vor de la con­sul­ta ca­ta­la­na. «Hay que ha­cer el re­fe­ren­do, pa­se lo que pa­se [...] y en mi opi­nión @EnCo­mu Po­dem no pue­de te­ner du­das en ese sen­ti­do», di­jo, lan­zan­do un dardo a Ada Co­lau y a to­do el sec­tor de Po­de­mos que, a ni­vel na­cio­nal, ha mos­tra­do una cier­ta am­bi­güe­dad en la po­si­ción so­bre la con­sul­ta.

No ha si­do el ca­so de Alberto Gar­zón, el re­fe­ren­te de Iz­quier­da Uni­da, quien se ha pro­nun­cia­do en las re­des so­cia­les abier­ta­men­te en con­tra del pro­ce­so. «Es le­gí­ti­mo que­rer de­jar­nos aquí con Borbones y Bár­ce­nas e ir de las ma­nos de Pu­jo­les, co­mo lo es creer que eso no re­suel­ve pro­ble­ma al­guno», es­cri­bió en su cuen­ta de Twit­ter.

Las reac­cio­nes des­de Ga­li­cia no se hi­cie­ron es­pe­rar. So­bre to­do des­de el ala de Ano­va, don­de al­gu­nos de sus miem­bros arre­me­tían, pre­ci­sa­men­te, con­tra el que es re­fe­ren­te es­ta­tal de Es­quer­da Uni­da, uno de sus so­cios en En Ma­rea. An­tón Do­bao, de la di­rec­ción de Ano­va, lle­gó a es­cri­bir lo si­guien­te: «Alberto Gar­zón... Je­su­cris­to ben­di­to, que ni­vel de ra­cio­ci­nio... E se­gui­mos in­ten­tan­do en­ten­der o mundo que nos en­vol­ve» o «Al­gúns de­ben pen­sar que pa­ra pro­cla­mar un­ha re­pú­bli­ca fe­de­ral en Es­pa­ña ten que vir o rei e asi­nar un de­cre­to pa­ra re­to­car a Cons­ti­tu­ción», son al­gu­nas de las fra­ses que des­li­zó Do­bao en las re­des. La con­sul­ta ca­ta­la­na po­ne así al des­cu­bier­to las con­tra­dic­cio­nes en­tre los so­cios de En Ma­rea, don­de miem­bros de Ano­va arre­me­ten con­tra las te­sis de Es­quer­da Uni­da, su so­cio, a so­lo unos días del ple­na­rio. El pro­pio Vi­lla­res ha de­fen­di­do la con­sul­ta ca­ta­la­na, mien­tras que otros com­pa­ñe­ros de En Ma­rea se han mos­tra­do en si­len­cio.

De­ba­te ideo­ló­gi­co de fon­do

Más allá de cues­tio­nes so­bre la for­ma que to­ma el par­ti­do ins­tru­men­tal y có­mo con­fi­gu­ra su di­rec­ción, en En Ma­rea hay aho­ra un de­ba­te de fon­do que el con­flic­to con Ca­ta­lu­ña vuel­ve a po­ner en­ci­ma de la me­sa. Y es en qué me­di­da pre­va­le­ce el ca­rác­ter na­cio­na­lis­ta o no de la for­ma­ción. Hay un sec­tor de En Ma­rea par­ti­da­rio de pre­ser­var el ca­riz na­cio­na­lis­ta, en el que es­tán una par­te de Ano­va, Cer­na y el pro­pio Luís Vi­lla­res, y una co­rrien­te que con­si­de­ra prio­ri­ta­ria la alian­za po­pu­lar de cla­se a ni­vel de to­do el país, lo que pa­sa por afian­zar el pac­to con Po­de­mos. De ahí la bue­na re­la­ción de Xu­lio Fe­rrei­ro, de Ma­rea Atlán­ti­ca, y An­tón Gómez Reino, pró­xi­mo a Pa­blo Igle­sias. El ala na­cio­na­lis­ta, en cam­bio, sos­tie­ne que con­so­li­dar es­te mo­de­lo con­du­ce a la lar­ga a con­ver­tir En Ma­rea en una su­cur­sal de Po­de­mos, y por eso hay vo­ces que la­men­tan la in­vi­si­bi­li­dad de la acción po­lí­ti­ca del gru­po en Ma­drid.

Más in­for­ma­ción en la pá­gi­na 17

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.