Tres cau­sas abier­tas en tres pro­vin­cias di­fe­ren­tes por los mis­mos he­chos

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Galicia -

Aman­do A.L. cam­bia­ba de nom­bre se­gún el mu­ni­ci­pio en el que es­tu­vie­ra tra­ba­jan­do, des­ta­can des­de la in­ves­ti­ga­ción, lo que di­fi­cul­tó po­der ir unien­do a to­dos los afec­ta­dos en un úni­co ca­so. Pe­ro ya hay ocho per­ju­di­ca­dos (cua­tro la­bo­ra­to­rios y cua­tro pa­cien­tes) que pre­sen­ta­ron de­nun­cia, y que es­tán re­par­ti­dos por tres pro­vin­cias ga­lle­gas, por lo que las di­li­gen­cias es­tán abier­tas en los juz­ga­dos de La­lín, A Co­ru­ña y Ou­ren­se. El hom­bre es­tá acu­sa­do de un de­li­to de in­tru­sis­mo pro­fe­sio­nal, de otro de es­ta­fa, de un ter­ce­ro de le­sio­nes y un cuar­to con­tra la salud pú­bli­ca. así que lo de­jó. Des­pués ya no vol­vió a te­ner clí­ni­ca, sino que se es­pe­cia­li­zó en tra­ba­jar co­mo den­tis­ta en una es­pe­cie de ser­vi­cio a do­mi­ci­lio. Te­nía clien­tes en A Rúa de Val­deo­rras y el mu­ni­ci­pio za­mo­rano de Por­to. Era el 2003 y fue de­te­ni­do por ejer­cer co­mo falso den­tis­ta. Las de­nun­cias ini­cia­les par­tie­ron de far­ma­céu­ti­cas y pro­té­si­cos den­ta­les a los que Aman­do A. L. en­car­ga­ba ma­te­rial que des­pués no abo­na­ba.

Tam­bién la ac­tual in­ves­ti­ga­ción de la que es­tá sien­do objeto arran­có por de­nun­cias de pro­fe­sio­na­les a los que no pagó, aun­que en el trans­cur­so de es­ta se ha ido co­no­cien­do —se­gún los da­tos apor­ta­dos por la Guar­dia Ci­vil— la exis­ten­cia de pa­cien­tes que han su­fri­do da­ños irre­ver­si­bles en la bo­ca tras ha­ber si­do aten­di­dos por el falso odon­tó­lo­go. A uno de ellos lle­gó a ex­traer­le tres pie­zas den­ta­les en la mis­ma obra en la que el pa­cien­te es­ta­ba tra­ba­jan­do.

La Po­li­cía Ju­di­cial de la Guar­dia Ci­vil de La­lín con­tac­tó con ellos en oc­tu­bre. Los tres agra­de­cen la to­tal coor­di­na­ción con los pro­fe­sio­na­les de to­da Ga­li­cia que, con­si­de­ran, mar­ca la di­fe­ren­cia en es­te ca­so, y ex­pre­san su in­ten­ción de se­guir co­la­bo­ran­do. Po­nen el acen­to en los ries­gos de salud que co­rren los pa­cien­tes y re­co­mien­dan di­ri­gir­se a los co­le­gios pa­ra cer­cio­rar­se de que quien los va a aten­der es­tá co­le­gia­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.