La po­si­ble muer­te de Al Ba­ga­di eclip­sa el pri­mer día de Mo­sul sin el ca­li­fa­to

El Es­ta­do Is­lá­mi­co bus­ca can­di­da­to pa­ra re­le­var a su lí­der en su re­duc­to de Tal Afar

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional -

Ape­nas vein­ti­cua­tro ho­ras des­pués de que las au­to­ri­da­des de Irak pro­cla­ma­ran la victoria mi­li­tar de­fi­ni­ti­va en Mo­sul, que vi­vió su pri­me­ra jor­na­da de los úl­ti­mos tres años li­bre del ca­li­fa­to, el Es­ta­do Is­lá­mi­co po­dría ha­ber su­fri­do otro gran gol­pe. Va­rios me­dios ira­quíes in­for­ma­ron de la muer­te del ca­li­fa, Abu Ba­ker al Bag­da­di y ase­gu­ra­ron que los yiha­dis­tas ten­drían muy avan­za­das las ges­tio­nes en­tre su cú­pu­la pa­ra ele­gir a un sus­ti­tu­to en Tal Afar, ciu­dad si­tua­da a 65 ki­ló­me­tros al oes­te de Mo­sul, pró­xi­ma a la fron­te­ra con Si­ria, en la que el EI tie­ne su nue­vo cuar­tel ge­ne­ral

Es­tas fuen­tes ase­gu­ra­ron que una vez di­fun­di­da la no­ti­cia de la muer­te del ca­li­fa se pro­du­je­ron al­ter­ca­dos en­tre sus más fie­les se­gui­do­res y al­gu­nas vo­ces crí­ti­cas. El Es­ta­do Is­lá­mi­co aún no ha­bía emi­ti­do co­mu­ni­ca­do al­guno so­bre un te­ma tan im­por­tan­te, tal y co­mo sue­le ha­cer cuan­do fa­lle­ce al­guno de sus hom­bres fuer­tes. No es la pri­me­ra vez que se es­pe­cu­la con la muer­te de Al Bag­da­di, pe­ro en es­ta oca­sión, ade­más de los me­dios ira­quíes, el Ob­ser­va­to­rio Si­rio de De­re­chos Hu­ma­nos (OSDH) tam­bién ase­gu­ró que es­ta­ba en con­di­cio­nes de «con­fir­mar» su fa­lle­ci­mien­to, aun­que no apor­tó de­ta­lles. A me­dia­dos de ju­nio Ru­sia in­for­mó de que el ca­li­fa po­dría ha­ber muer­to en un bom­bar­deo que rea­li­za­ron sus avio­nes el 28 de ma­yo a las afue­ras de Ra­qa. Irán, po­co más tar­de, co­rro­bo­ró es­ta in­for­ma­ción del Krem­lin, pe­ro fuen­tes ofi­cia­les ira­quíes se­ña­la­ron que es­ta mez­cla de lí­der re­li­gio­so y mi­li­tar, que li­de­ra el ca­li­fa­to des­de su pro­cla­ma­ción en el ve­rano del 2014, nun­ca ha­bría lle­ga­do a cru­zar la fron­te­ra si­ria.

Su pa­ra­de­ro es una in­cóg­ni­ta, pe­ro los ex­per­tos con­si­de­ran que su po­si­ble pér­di­da «ten­drá un efec­to me­nor en la ame­na­za que su­po­ne el EI pa­ra la se­gu­ri­dad glo­bal», ya que «el gru­po no se ha cons­trui­do en torno a una per­so­na, sino que es­tá di­se­ña­do co­mo or­ga­ni­za­ción glo­bal con dis­tin­tas wi­la­yat o pro­vin­cias».

EE.UU. ofre­ce 25 mi­llo­nes de dó­la­res por su ca­be­za o por pis­tas que pue­dan dar con él y, an­te los nue­vos ru­mo­res, el Pen­tá­gono se li­mi­tó a de­cir que no tie­ne cons­tan­cia de la muer­te Al Bag­da­di.

La po­si­ble muer­te del ca­li­fa eclip­só el pri­mer día que vi­vió Mo­sul li­bre del yu­go del EI que de­ja un nú­me­ro sin con­fir­mar de muer­tos y ca­si un mi­llón de des­pla­za­dos, de ellos más de 300.000 re­par­ti­dos en los 19 cam­pos le­van­ta­dos por Na­cio­nes Uni­das.

Am­nis­tía In­ter­na­cio­nal pi­dió el es­ta­ble­ci­mien­to de «una co­mi­sión in­de­pen­dien­te, en­car­ga­da de ga­ran­ti­zar una in­ves­ti­ga­ción efec­ti­va so­bre la co­mi­sión de vio­la­cio­nes del de­re­cho in­ter­na­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.