El cha­vis­mo ape­la al Su­pre­mo pa­ra im­pe­dir el re­fe­ren­do de la opo­si­ción

El al­to tri­bu­nal de­ci­de hoy so­bre la con­sul­ta que in­ten­ta tum­bar la Cons­ti­tu­yen­te

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional - PE­DRO GAR­CÍA OTE­RO

Tres por­ta­vo­ces del cha­vis­mo (Pe­dro Carreño, Ta­nia Díaz y el ex­vi­ce­pre­si­den­te Aris­tó­bu­lo Is­tú­riz) anun­cia­ron un re­cur­so an­te la Sa­la Elec­to­ral del Tri­bu­nal Su­pre­mo, con­tro­la­do por el Go­bierno, pa­ra «sus­pen­der» el ple­bis­ci­to or­ga­ni­za­do por la opo­si­ción pa­ra es­te do­min­go. Ni­co­lás Ma­du­ro ya ha­bía di­cho que ig­no­ra­ría la vo­ta­ción, a pe­sar de que tan­to la pro­pia opo­si­ción co­mo el cha­vis­mo di­si­den­te pre­ten­den dar­le «ca­rác­ter vin­cu­lan­te».

«Ese ple­bis­ci­to so­lo tie­ne la in­ten­ción de echar a an­dar un plan gol­pis­ta», se­ña­ló Carreño, so­bre una de las tres pre­gun­tas que se ha­rán y que bus­ca obli­gar a las Fuer­zas Ar­ma­das a re­co­no­cer la de­sig­na­ción de un nue­vo Con­se­jo Na­cio­nal Elec­to­ral y un nue­vo Tri­bu­nal Su­pre­mo des­de la Asam­blea Na­cio­nal. «Es in­cons­ti­tu­cio­nal por­que no es­tá en la Car­ta Mag­na», afir­ma Carreño.

Sin em­bar­go, la ex­de­fen­so­ra del Pue­blo, y aho­ra aban­de­ra­da del au­to­de­no­mi­na­do «cha­vis­mo de­mo­crá­ti­co», Gabriela Ra­mí­rez, así co­mo las fa­cul­ta­des de De­re­cho de­fien­den la le­gi­ti­mi­dad del ple­bis­ci­to, que tie­ne su ba­se en el ca­rác­ter vin­cu­lan­te de las asam­bleas de ciu­da­da­nos, con­sa­gra­do en la Cons­ti­tu­ción Na­cio­nal de 1999, aun­que el me­ca­nis­mo nun­ca se ha pues­to en prác­ti­ca.

Ele­va­da par­ti­ci­pa­ción

La prin­ci­pal pre­gun­ta de la con­sul­ta que la opo­si­ción im­pul­sa es si la po­bla­ción re­cha­za la Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te pro­pues­ta por Ma­du­ro, que de­bió ha­ber si­do so­me­ti­da a un re­fe­ren­do con­sul­ti­vo que el Go­bierno no quie­re rea­li­zar por­que, se­gún los son­deos, tie­ne so­lo en­tre el 11 % y el 5 % de apo­yo. Esa es al me­nos la teo­ría de la opo­si­ción, la fis­cal ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca Lui­sa Or­te­ga Díaz, que ayer reite­ró su desafío a Ma­du­ro al anun­ciar que no acep­ta­rá su des­ti­tu­ción, pre­vis­ta pa­ra hoy, y el cha­vis­mo di­si­den­te.

En cam­bio, en la con­sul­ta de es­te do­min­go, se­gún la opo­si­ción, se es­pe­ra que vo­ten 14 mi­llo­nes de per­so­nas, ca­si el 75 % del cen­so. Los cálcu­los en pri­va­do, más mo­des­tos, ha­blan de una asis­ten­cia aún al­tí­si­ma: en­tre 7 y 8 mi­llo­nes de ve­ne­zo­la­nos acu­di­rían al ple­bis­ci­to, al­go que po­drán ve­ri­fi­car los ob­ser­va­do­res in­ter­na­cio­na­les que ayer fue­ron in­vi­ta­dos por los con­vo­can­tes a se­guir la ci­ta con las ur­nas.

El vi­ce­pre­si­den­te de la Asam­blea Na­cio­nal, Freddy Gue­va­ra, reac­cio­nó in­me­dia­ta­men­te a las de­cla­ra­cio­nes de Carreño, Díaz e Is­tú­riz se­ña­lan­do que «el falso TSJ quie­re pro­nun­ciar­se con­tra la con­sul­ta del 16J. Oja­lá lo ha­gan. Na­da mo­ti­va­ría más al pue­blo que desafiar a esos ban­di­dos».

El Par­la­men­to no pu­do lle­var a ca­bo su se­sión de ayer por­que Bla­di­mir Lu­go, el co­ro­nel en­car­ga­do de vi­gi­lar su se­de, im­pi­dió la en­tra­da a los tra­ba­ja­do­res de la Asam­blea, a la pren­sa y a nu­me­ro­sos par­la­men­ta­rios. Lu­go de­be pre­sen­tar­se ma­ña­na an­te la Fis­ca­lía, que lo acu­sa de vio­la­ción de de­re­chos hu­ma­nos por el asal­to al Pa­la­cio del pa­sa­do 5 de ju­lio, pe­ro con to­da se­gu­ri­dad no aca­ta­rá la ci­ta­ción del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co.

Crí­ti­cas in­ter­na­cio­na­les

En es­te am­bien­te ge­ne­ra­li­za­do de cris­pa­ción des­ta­can las de­cla­ra­cio­nes de Juan Ma­nuel San­tos, pre­si­den­te de Co­lom­bia, que pi­dió a Ma­du­ro «des­mon­tar la Cons­ti­tu­yen­te pa­ra que ha­ya una ne­go­cia­ción en Ve­ne­zue­la»; y del se­na­dor re­pu­bli­cano es­ta­dou­ni­den­se Mar­co Ru­bio, que afir­mó que si el Go­bierno rea­li­za la Cons­ti­tu­yen­te «ven­drán se­ve­ras san­cio­nes con­tra los fun­cio­na­rios ve­ne­zo­la­nos», agre­gan­do que a la opo­si­ción ve­ne­zo­la­na «no la mue­ve la ven­gan­za» y que «la re­con­ci­lia­ción es po­si­ble si Ma­du­ro re­cu­pe­ra el or­den de­mo­crá­ti­co».

CAR­LOS BE­ZE­RRA AFP

Una pa­tru­lla po­li­cial dis­pa­ra un ar­te­fac­to con­tra va­rios ma­ni­fes­tan­tes ayer en una ca­lle de Ca­ra­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.