Mus­so­li­ni en la pla­ya

La Voz de Galicia (Barbanza) - - La Voz De Galicia - Ma­ri­luz Fe­rrei­ro

Hay una pla­ya lla­ma­da Pun­ta Can­na. Es­tá en Ita­lia. Se su­po­ne que el nom­bre es un jue­go de pa­la­bras y que lo de Can­na es por el cañón de un fu­sil. No es­tá muy le­jos de Ve­ne­cia. Es pri­va­da. Sí, es uno de los gran­des se­cre­tos de la bo­ta. En Pa­rís llue­ve bas­tan­te. Y en Ita­lia los are­na­les se di­vi­den co­mo si fue­ran lei­ras en ple­na des­con­cen­tra­ción par­ce­la­ria. Las va­llas y alam­bra­das se me­ten en el mar co­mo es­pi­nas gi­gan­tes de pe­ces muer­tos. No es cues­tión de ha­ma­cas. Pa­ra co­lo­car una tris­te toa­lla, hay que ser clien­te del que ges­tio­na el tro­ci­to de pa­raí­so: sa­car un bi­lle­te, alo­jar­se en su ho­tel, be­ber en su chi­rin­gui­to o al­qui­lar su pe­da­le­ta. Hay una par­te pú­bli­ca. Pe­ro, por lo ge­ne­ral, es un pe­que­ño seg­men­to sin du­chas en el que se acu­mu­lan ba­ñis­tas y su­cie­dad. A la Unión Eu­ro­pea no le ha­ce gra­cia. Pe­ro el año pa­sa­do el Go­bierno ita­liano pro­rro­gó es­tas con­ce­sio­nes has­ta el 2020. Por­que hay unas 30.000 em­pre­sas que vi­ven de la con­ce­sión de es­tas por­cio­nes de costa. Una de ellas es la de Pun­ta Can­na. O, co­mo de­cía su pla­ca, «una zo­na an­ti­de­mo­crá­ti­ca y ba­jo el ré­gi­men». Allí, los vi­si­tan­tes pue­den dis­fru­tar del Adriá­ti­co y del pa­nel que re­pa­sa las ha­za­ñas de Mus­so­li­ni. Es una pla­ya fas­cis­ta con to­das las le­tras. Aun­que la in­ves­ti­ga­ción or­de­na­da por un juez qui­zás obli­gue a re­ba­jar el tono y tam­bién los bra­zos en al­to. An­tes, en lu­gar de col­gar el tí­pi­co car­tel de «prohi­bi­do el pa­so» en una puer­ta, co­lo­ca­ron un «no pa­sar, cá­ma­ra de gas». Al­gu­nos se in­dig­nan y bus­can otro lu­gar. Pe­ro otros pa­gan y ocu­pan su tum­bo­na. Pre­ci­sa­men­te los ita­lia­nos de­ba­ten si hay que en­du­re­cer las pe­nas con­tra los que ha­cen apo­lo­gía del fas­cis­mo. Cuan­do hay dé­fi­cit de Historia, se tien­de a re­men­dar con las le­yes. Y se co­rre el pe­li­gro de aca­bar en la pla­ya con Mus­so­li­ni.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.