Ali­vio en to­da Ga­li­cia al que­dar sus­pen­di­da la huel­ga del trans­por­te

El acuer­do lle­gó so­lo dos ho­ras an­tes del ini­cio del pa­ro in­de­fi­ni­do El sec­tor tu­rís­ti­co ce­le­bra que se aca­be el «ab­so­lu­to desas­tre»

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Portada - JUAN CAPEÁNS

El lío si­gue, pe­ro la huel­ga in­de­fi­ni­da que de­bía co­men­zar hoy se sus­pen­de­rá pre­vi­si­ble­men­te en las asam­bleas que se van a ce­le­brar a pri­me­ra ho­ra de la ma­ña­na en las es­ta­cio­nes de au­to­bu­ses. Em­pre­sa­rios y sin­di­ca­tos del trans­por­te ce­le­bra­ron una reunión en la tar­de de ayer en la que, lle­ga­do un mo­men­to, pri­mó la vo­lun­tad por evi­tar un pa­ro de con­se­cuen­cias im­pre­de­ci­bles pa­ra el pro­pio sec­tor y pa­ra mi­les de ga­lle­gos afec­ta­dos.

El en­cuen­tro, ce­le­bra­do en San­tia­go en el Con­se­llo Ga­le­go de Re­la­cións La­bo­rais, no fue del to­do exi­to­so, y de he­cho en la pri­me­ra par­te ape­nas se pro­du­je­ron avan­ces. Pe­ro al fi­lo de las ocho de la tar­de el diá­lo­go se cen­tró ex­clu­si­va­men­te en la bús­que­da de al­gu­na fór­mu­la que evi­ta­se la ra­di­ca­li­za­ción del con­flic­to. A tien­tas, unos y otros fue­ron acer­cán­do­se has­ta un pun­to de con­sen­so que no sa­tis­fi­zo a nin­gu­na de las par­tes por­que es­tá pla­ga­do de con­di­cio­nan­tes, aun­que nin­guno es in­sal­va­ble.

La esen­cia del preacuer­do es emi­nen­te­men­te sa­la­rial. La pa­tro­nal ga­lle­ga se com­pro­me­te a re­co­men­dar una subida del 2 %, cues­tión que de­be­rá de­ba­tir­se y fir­mar­se en las cua­tro me­sas pro­vin­cia­les. Pa­ra avan­zar, fi­ja­ron tam­bién un ca­len­da­rio de reunio­nes pa­ra las cua­tro co­mi­sio­nes de­le­ga­das que se ce­le­bra­rán el 17 o 18 de julio; el 26, en jor­na­da de ma­ña­na y tar­de, el 31 de julio y el 1 de agos­to. De for­ma sis­te­má­ti­ca, una jor­na­da más tar­de y en ho­ra­rio de ma­ña­na, se re­uni­rá la me­sa ga­lle­ga, que vi­gi­la­rá el desa­rro­llo de las ne­go­cia­cio­nes y tu­te­la­rá la fir­ma de los nue­vos con­ve­nios co­lec­ti­vos. Si to­do va bien, las jor­na­das de huel­ga se­rán his­to­ria, pe­ro los sin­di­ca­tos se re­ser­van la po­si­bi­li­dad de reac­ti­var­las de ma­ne­ra in­me­dia­ta.

Sin bu­ses has­ta la asam­blea

Las fir­mas del preacuer­do no se plasmaron has­ta las 22 ho­ras, lo que im­pi­dió or­ga­ni­zar asam­bleas nocturnas que per­mi­tie­sen arran­car hoy la jor­na­da con nor­ma­li­dad. Por ello, y a ex­pen­sas siem­pre de que los tra­ba­ja­do­res ava­len el tra­ba­jo rea­li­za­do por sus re­pre­sen­tan­tes, pue­de ha­ber ser­vi­cios que no fun­cio­nen en las pri­me­ras ho­ras del día pa­ra pro­pi­ciar la par­ti­ci­pa­ción.

En teo­ría, po­drían tra­tar­se de las úl­ti­mas mo­les­tias pa­ra los usua­rios, pe­ro el des­blo­queo de la si­tua­ción no quie­re de­cir ni mu­cho me­nos que es­té des­pe­ja­do el fu­tu­ro del plan de trans­por­te.

Los sin­di­ca­tos han al­can­za­do par­cial­men­te sus ob­je­ti­vos an­te la Xun­ta y la pa­tro­nal, pe­ro no po­drán can­tar vic­to­ria si la re­la­ción en­tre los em­pre­sa­rios y la Ad­mi­nis­tra­ción no me­jo­ra de for­ma ex­po­nen­cial en los pró­xi­mos días. Por­que «la in­cer­ti­dum­bre con­ti­núa», ad­vir­tió Car­los Gar­cía Cum­pli­do, uno de los por­ta­vo­ces de las com­pa­ñías, quien evi­tó tras la reunión ha­blar de éxi­to y sí del «prin­ci­pio de un ca­mino ne­ce­sa­rio».

Hay dos con­di­cio­nes so­bre las que la con­se­llei­ra Et­hel Váz­quez ten­drá que se­guir tra­ba­jan­do pa­ra que el plan de trans­por­te su­pere los ba­ches y si­ga ro­dan­do: abor­dar las subidas de ta­ri­fas que de­be­rán pa­gar los usua­rios y la re­cu­pe­ra­ción y ac­tua­li­za­ción del IPC en los con­tra­tos de los au­to­bu­ses es­co­la­res, con­ge­la­dos des­de el 2013. En­tien­de Gar­cía Cum­pli­do que la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca que de­fien­de el Go­bierno ga­lle­go —ayer y an­te­ayer mis­mo en el Par­la­men­to— y que per­mi­te a los fun­cio­na­rios ga­nar un 1 % en los sa­la­rios de­be­ría no­tar­se tam­bién en los con­tra­tos de ser­vi­cios pú­bli­cos. «Si no te­ne­mos más re­cur­sos se­rá im­po­si­ble su­bir los sa­la­rios de los tra­ba­ja­do­res», ad­vier­te la pa­tro­nal, que si­gue vien­do «muy de­fi­ci­ta­rias» las con­ce­sio­nes de las pro­vin­cias de Lu­go y Ou­ren­se.

Aho­ra, la cla­ve pa­ra que el con­flic­to si­ga dis­cu­rrien­do ajeno a los in­tere­ses ciu­da­da­nos es que la Ad­mi­nis­tra­ción y los em­pre­sa­rios ten­gan una in­ter­lo­cu­ción flui­da por los asun­tos eco­nó­mi­cos y du­ran­te el pro­ce­so de ad­ju­di­ca­ción de con­tra­tos. Ayer se co­no­cían las pro­pues­tas de la Xun­ta y hoy mis­mo el equi­po de Et­hel Váz­quez co­men­za­rá a in­vi­tar a las com­pa­ñías pa­ra que acu­dan al con­cur­so. Ten­drán cin­co días pa­ra pre­sen­tar ofer­tas a In­fraes­tru­tu­ras, y en­tre el día 20 y fi­na­les de mes co­no­ce­rán el re­sul­ta­do.

El plie­go de con­tra­ta­ción da­rá prio­ri­dad a la ca­li­dad y la se­gu­ri­dad en la pres­ta­ción de los ser­vi­cios, y de­ja­rá la par­te eco­nó­mi­ca en un plano se­cun­da­rio pa­ra re­ba­jar pre­sión so­bre es­te as­pec­to de­ter­mi­nan­te. Va­lo­ra­rán, en­tre otras cues­tio­nes, la an­ti­güe­dad de los vehícu­los, la pre­sen­cia de cin­tu­ro­nes de se­gu­ri­dad o la ubi­ca­ción de las ba­ses pa­ra me­jo­rar los tiem­pos de res­pues­ta.

Pe­que­ñas y me­dia­nas

Uno de los es­co­llos en­tre la Xun­ta y los tra­ba­ja­do­res fue la ga­ran­tía de su­per­vi­ven­cia pa­ra las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas, y ese se­rá otro de los cri­te­rios fun­da­men­ta­les pa­ra el re­par­to de los 41 con­tra­tos, que afec­tan so­bre to­do a los ser­vi­cios de las pro­vin­cias de Lu­go y Ou­ren­se. El plie­go fo­men­ta­rá la pre­sen­ta­ción de ofer­tas que me­jo­ren y am­plíen la pres­ta­ción de ser­vi­cios es­ta­ble­ci­dos en los pro­yec­tos, y ade­más in­cor­po­ra­rá cláu­su­las no­ve­do­sas en ma­te­ria so­cial, cum­plien­do con la re­gu­la­ción de la UE.

La nor­ma­ti­va eu­ro­pea prohí­be pro­rro­gar los con­tra­tos y ha des­en­ca­de­na­do el con­flic­to so­bre los cer­ca de 600 a los que han re­nun­cia­do las em­pre­sas de au­to­bu­ses. En el 2019 se­rá obli­ga­to­rio re­to­mar des­de ce­ro el ma­pa de ru­tas, aun­que ya in­clu­yen­do nue­vas con­di­cio­nes de fun­cio­na­mien­to, co­mo la fu­sión del trans­por­te ge­ne­ral y el es­co­lar, que le cues­ta 120 mi­llo­nes de eu­ros anua­les a la Xun­ta.

El ser­vi­cio no se nor­ma­li­za­rá has­ta que se ce­le­bren asam­bleas con los tra­ba­ja­do­res Los em­pre­sa­rios con­fían en re­abrir el diá­lo­go con la Xun­ta pa­ra cum­plir el preacuer­do El cri­te­rio de los con­tra­tos ten­drá en cuen­ta la se­gu­ri­dad y la ca­li­dad an­tes que el di­ne­ro

PA­CO RO­DRÍ­GUEZ

Una mu­jer es­pe­ra sen­ta­da con sus ma­le­tas en la es­ta­ción de au­to­bu­ses de San­tia­go en uno de los días de la huel­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.