Bar­nier exi­ge al Reino Uni­do sal­dar sus cuen­tas con la UE

El ne­go­cia­dor eu­ro­peo re­cri­mi­na a los bri­tá­ni­cos su ac­ti­tud

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional - CRIS­TI­NA PORTEIRO

Mi­chel Bar­nier pier­de la pa­cien­cia. Las ne­go­cia­cio­nes del bre­xit to­da­vía es­tán en fa­se em­brio­na­ria, pe­ro el je­fe ne­go­cia­dor de la UE ya se mues­tra as­quea­do con la ac­ti­tud de sus so­cios bri­tá­ni­cos por­que si­guen sin acla­rar qué tie­nen pla­nea­do pa­ra el di­vor­cio. Bru­se­las sos­pe­cha que ni si­quie­ra el Go­bierno de The­re­sa May lo sa­be. Los con­ser­va­do­res es­tán par­ti­dos por la mi­tad, en­tre quie­nes desean una sa­li­da blan­da y quie­nes op­tan por la rup­tu­ra to­tal. «El tiem­po co­rre», les ad­vir­tió ayer el fran­cés.

Su equi­po se reúne el pró­xi­mo lu­nes con los ne­go­cia­do­res de Lon­dres pa­ra arran­car la se­gun­da fa­se de ne­go­cia­cio­nes, pe­ro hay más som­bras que lu­ces en el ca­mino, es­pe­cial­men­te des­pués de que el mi­nis­tro de Ex­te­rio­res bri­tá­ni­co, Bo­ris John­son, man­da­se a «to­mar vien­to» a la UE. Reino Uni­do se nie­ga a sal­dar sus cuen­tas an­tes de aban­do­nar el club y Bar­nier ya les ha de­ja­do cla­ro que no ha­brá re­la­ción fu­tu­ra de nin­gún ti­po si no pa­gan lo que de­ben (unos 100.000 mi­llo­nes de eu­ros).

«Es una cues­tión de con­fian­za. No se pue­de for­jar una re­la­ción co­mer­cial, de se­gu­ri­dad y de­fen­sa a lar­go pla­zo si no re­co­no­cen la exis­ten­cia de obli­ga­cio­nes fi­nan­cie­ras ad­qui­ri­das mien­tras fue­ron so­cios», acla­ró ayer du­ran­te su com­pa­re­cen­cia en la Co­mi­sión Eu­ro­pea. «Pue­de ser di­fí­cil, lo sé, pe­ro se tra­ta de sal­dar cuen­tas co­mo en cual­quier se­pa­ra­ción. No va­mos a pe­dir ni una li­bra ni un eu­ro de más», zan­jó.

Tres ca­pí­tu­los

La UE si­gue fir­me en sus tres lí­neas ro­jas. No ha­brá avan­ces en las ne­go­cia­cio­nes ha­cia un fu­tu­ro acuer­do has­ta que no se cie­rren los tres ca­pí­tu­los prio­ri­ta­rios y fle­cos co­mo la se­pa­ra­ción de Eu­ra­tom: los de­re­chos ciu­da­da­nos, la fac­tu­ra y la so­lu­ción fron­te­ri­za pa­ra las dos Ir­lan­das. Por el mo­men­to May so­lo re­ve­ló de­ta­lles am­bi­guos e «in­su­fi­cien­tes» de su pro­pues­ta de ga­ran­tías pa­ra los 3.6 mi­llo­nes de eu­ro­peos re­si­den­tes en el Reino Uni­do. La le­tra no gus­ta en Bru­se­las. «La pos­tu­ra bri­tá­ni­ca no les per­mi­ti­ría con­ti­nuar con su vi­da co­mo has­ta aho­ra y no ofre­ce re­ci­pro­ci­dad. Te­ne­mos dis­tin­tos ni­ve­les de am­bi­ción», fue la ma­ne­ra con la que Bar­nier des­pa­chó la ofer­ta bri­tá­ni­ca.

¿Qué es lo que no con­ven­ce a la UE? Prin­ci­pal­men­te la idea de que los de­re­chos de sus ciu­da­da­nos se vin­cu­len a la le­gis­la­ción bri­tá­ni­ca, la cuál po­dría su­frir cam­bios con el pa­so del tiem­po. «No es una ga­ran­tía a lar­go pla­zo», in­sis­tió el ne­go­cia­dor eu­ro­peo, quien quie­re so­me­ter los li­ti­gios post-bre­xit a la ju­ris­dic­ción del Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la UE. Bar­nier su­gie­re a los bri­tá­ni­cos crear unos co­mi­tés con­jun­tos pa­ra di­ri­mir las dispu­tas. «Si el Reino Uni­do se opo­ne, crea­rá in­cer­ti­dum­bre so­bre la apli­ca­ción efi­caz de es­tos de­re­chos. Que­re­mos que nues­tros ciu­da­da­nos se pue­dan aco­ger a pro­ce­sos ad­mi­nis­tra­ti­vos cla­ros», ex­pli­có el ga­lo que hoy se reúne con el lí­der de los la­bo­ris­tas, Je­remy Corbyn, y la lí­der in­de­pen­den­tis­ta es­co­ce­sa, Ni­co­la Stur­geon. «Por su­pues­to que so­lo ne­go­cia­ré con el Go­bierno bri­tá­ni­co», acla­ró.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.