Los tra­mos más rá­pi­dos del Gran Prix de Ca­rri­la­nas ten­drán me­di­das es­pe­cia­les de se­gu­ri­dad

Los tra­mos de O Bar­quei­ro y Pe­nou­cos ten­drán pro­tec­ción es­pe­cial

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Portada - J. M. SAN­DE

Los di­rec­ti­vos de la Aso­cia­ción Cul­tu­ral de Ca­rri­la­nas ul­ti­man los pre­pa­ra­ti­vos pa­ra la tri­gé­si­ma edi­ción del Gran Prix, que ten­drá lu­gar el fin de se­ma­na. Una de las prio­ri­da­des es la se­gu­ri­dad, tan­to en lo que res­pec­ta a la prue­ba de ve­lo­ci­dad co­mo en lo re­la­ti­vo al con­cier­to que se ce­le­bra­rá la no­che del sá­ba­do. En el cir­cui­to en el que se desa­rro­lla­rá la ca­rre­ra ya pue­den ver­se las me­di­das de pro­tec­ción ins­ta­la­das, co­mo su­ce­de en los tra­mos de O Bar­quei­ro y Pe­nou­cos, en los que se han co­lo­ca­do unas ba­rre­ras es­pe­cia­les.

Es­to se de­be a que es en es­tas zo­nas de la ca­rre­te­ra de Maio don­de más sa­li­das de vía sue­len pro­du­cir­se por­que la pen­dien­te del vial es ma­yor y los bó­li­dos ad­quie­ren ve­lo­ci­da­des pró­xi­mas a los 80 ki­ló­me­tros por ho­ra.

Cir­cui­to va­lla­do

To­do el cir­cui­to se ha va­lla­do y se han co­lo­ca­do al­pa­cas de paja en los pun­tos de ma­yor ries­go, de for­ma que pue­da pro­te­ger­se tan­to a los pi­lo­tos co­mo al nu­me­ro­so pú­bli­co que acu­de a con­tem­plar la ca­rre­ra de ca­rri­la­nas.

Tam­bién en el ca­so del con­cier­to que ten­drá lu­gar la no­che del sá­ba­do en O Ar­tón se han adop­ta­do me­di­das es­pe­cia­les.

Aun­que la en­tra­da es gra­tui­ta, la or­ga­ni­za­ción ins­ta­la­rá ba­rre­ras que li­mi­ta­rán el ac­ce­so de pú­bli­co al fes­ti­val pa­ra con­tro­lar el afo­ro al re­cin­to e im­pe­dir el bo­te­llón.

La ac­ti­vi­dad de la Aso­cia­ción Cul­tu­ral de Ca­rri­la­nas es in­ce­san­te des­de hace va­rios días, co­mo ex­pli­ca Ra­mi­ro Gar­cía, Ge­ren­te. En es­tas jor­na­das se efec­túa la ins­crip­ción de los bó­li­dos par­ti­ci­pan­tes en ca­da una de las prue­bas, al tiem­po que se po­nen a pun­to los vehícu­los que com­pe­ti­rán, as­pec­tos que re­quie­ren la aten­ción de los res­pon­sa­bles.

Los pro­mo­to­res cui­dan ca­da uno de los de­ta­lles y se su­per­vi­sa la co­lo­ca­ción de to­dos los ele­men­tos que for­man par­te de las me­di­das de pro­tec­ción.

Ade­más del es­pec­tácu­lo que su­po­ne la ca­rre­ra, la or­ga­ni­za­ción quie­re po­ten­ciar la fies­ta que im­pli­ca el Gran Prix y, por eso, es­te año se ha pre­vis­to la ce­le­bra­ción de un gran con­cier­to que arran­ca­rá a las on­ce de la no­che. El pri­me­ro en su­bir al es­ce­na­rio se­rá Pa­blo Balseiro y, a la una de la ma­dru­ga­da lo ha­rá Ses, acom­pa­ña­da de su gru­po. Su ac­tua­ción se pro­lon­ga­rá por es­pa­cio de dos ho­ras.

A par­tir de las tres de la ma­dru­ga­da in­ter­ven­drán Da­ki­da­rria y Ter­bu­ta­li­na.

SAN­DE

Ra­mi­ro Gar­cía exa­mi­na las ba­rre­ras co­lo­ca­das en Pe­nou­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.