El ar­te co­mo de­seo y li­be­ra­ción

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Cultura - SABELA PI­LLA­DO

Si ha­bla­mos de Tou­ko Laak­so­nen, es di­fí­cil que al­guien —sal­vo los más en­ten­di­dos en la ma­te­ria— se­pan a quien nos re­fe­ri­mos. Si men­ta­mos su seu­dó­ni­mo, Tom de Finlandia, las po­si­bi­li­da­des de re­co­no­ci­mien­to se am­plían. Pe­ro si mos­tra­mos su obra, el por­cen­ta­je se ele­va­rá sin du­da. Los di­bu­jos de es­te ar­tis­ta crea­ron una ico­no­gra­fía ho­mo­eró­ti­ca de in­du­da­ble in­fluen­cia en la se­gun­da mi­tad del si­glo XX. Sus hom­bres mus­cu­la­dos, en­cue­ra­dos e idea­li­za­dos nu­trie­ron el ima­gi­na­rio gay, die­ron una vuel­ta a aque­lla idea ge­ne­ra­li­za­da de la iden­ti­fi­ca­ción de lo gay con lo afe­mi­na­do, y ayu­da­ron a un pa­so más en la vi­si­bi­li­za­ción y nor­ma­li­za­ción del co­lec­ti­vo.

Pe­ro la vi­da de Tou­ko/Tom y su ca­mino ha­cia el re­co­no­ci­mien­to no fue fá­cil. El bio­pic de Do­me Ka­ru­kos­ki re­tra­ta, des­de una na­rra­ti­va efi­cien­te aun­que con­ven­cio­nal y po­co arries­ga­da (na­da que ver con la fi­lo­so­fía del re­tra­ta­do), el du­ro ca­mino del au­tor pa­ra dar sa­li­da a su ima­gi­na­rio en una épo­ca y ante una so­cie­dad que re­cha­za­ban to­do atis­bo de in­mo­ra­li­dad (la Finlandia de pos­gue­rra), mien­tras la ex­pe­rien­cia de su edén par­ti­cu­lar en unos Es­ta­dos Uni­dos cu­ya co­mu­ni­dad gay lo re­ci­bió con los bra­zos abier­tos to­pó a pos­te­rio­ri con la eclo­sión del si­da, te­nien­do que su­pe­rar la con­si­guien­te cul­pa­bi­li­za­ción de su ar­te.

Pa­so a pa­so, es­ta pe­lí­cu­la re­tra­ta a un ar­tis­ta cu­yos di­bu­jos son una ex­ten­sión de su pro­pio ser, la ex­pre­sión pu­ra de su de­seo le­jos de sor­di­de­ces, y una ce­le­bra­ción a la vi­da y a la se­xua­li­dad sin re­pa­ros. Y aun­que co­mo fil­me no sea ex­ce­si­va­men­te so­bre­sa­lien­te (siem­pre es com­pli­ca­do con­den­sar una vi­da, o un frag­men­to de ella, aun­que sea en ca­si dos ho­ras de me­tra­je), cuen­ta con ade­cua­das in­ter­pre­ta­cio­nes, una con­se­gui­da am­bien­ta­ción, y el atis­bo de la vi­da de un per­so­na­je so­bre­sa­lien­te, que de­fen­dió con va­len­tía un tra­ba­jo en su mo­men­to re­pu­dia­do co­mo por­no­gra­fía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.