En un vo­la­do

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Opinión -

LA MI­RA­DA EN LA LEN­GUA FRAN­CIS­CO RÍOS

Un repu­tado obs­te­tra com­pos­te­lano le­yó el otro día en el pe­rió­di­co que al­guien ha­bía he­cho al­go «en un vo­la­do», ex­pre­sión que co­no­cía y que in­clu­so usa­ba. Mo­vi­do por la cu­rio­si­dad so­bre el sig­ni­fi­ca­do del sus­tan­ti­vo vo­la­do y so­bre su ori­gen, acu­dió a la fuen­te que en es­tos ca­sos sue­le dar las res­pues­tas, el dic­cio­na­rio de la Aca­de­mia. Pe­ro en es­ta oca­sión no la ha­lló.

Pa­ra el Dic­cio­na­rio, vo­la­do, ade­más de par­ti­ci­pio del ver­bo vo­lar, es un ad­je­ti­vo que se apli­ca a un ti­po de im­pren­ta de ta­ma­ño me­nor que el ge­ne­ral del tex­to en el que apa­re­ce y que se co­lo­ca en la par­te su­pe­rior del ren­glón. Des­pués, tras dar cuen­ta de unos cuan­tos ame­ri­ca­nis­mos, la mis­ma obra apun­ta una lo­cu­ción ad­ver­bial, es­tar vo­la­do, que sig­ni­fi­ca —di­ce— ‘es­tar in­quie­to, so­bre­sal­ta­do’. Pe­ro de en un vo­la­do, na­da. En Es­pa­ña se em­plea es­te con el sen­ti­do de ‘en un ins­tan­te, in­me­dia­ta­men­te’ o de ‘ha­cer al­go vo­lan­do’: Las va­ca­cio­nes se le han pasado en un vo­la­do; Voy a un re­ca­do y en un vo­la­do es­toy de vuel­ta.

Bus­can­do tex­tos don­de apa­re­ce en un vo­la­do en­con­tra­mos al­gu­nos en Mé­xi­co. Co­mo es­te tí­tu­lo de Dia­rio de Coahui­la: «De­ci­den elec­ción en un ‘vo­la­do’». El pe­rió­di­co ex­pli­ca a con­ti­nua­ción: «El go­ber­nan­te de un pe­que­ño po­bla­do del sur de Illi­nois fue ele­gi­do ayer, jue­ves, con el lan­za­mien­to de una mo­ne­da al aire, lue­go de que la elec­ción rea­li­za­da es­te mes ter­mi­na­ra en em­pa­te». Por­que en el es­pa­ñol de Mé­xi­co, vo­la­do es el ca­ra o cruz de otros lu­ga­res, el jue­go de azar que con­sis­te en lan­zar una mo­ne­da al aire des­pués de ha­ber apos­ta­do de qué la­do cae­rá. Y mien­tras un es­pa­ñol que apues­te di­rá ca­ra pa­ra de­sig­nar el an­ver­so, el haz prin­ci­pal de la mo­ne­da, y cruz pa­ra re­fe­rir­se al re­ver­so, por­que en él so­lían fi­gu­rar los es­cu­dos de ar­mas, ge­ne­ral­men­te di­vi­di­dos en cruz, los me­xi­ca­nos sue­len pe­dir águi­la o sol, en re­fe­ren­cia al águi­la y a la pi­rá­mi­de del Sol, que ilus­tra­ban una vie­ja mo­ne­da de 20 cen­ta­vos muy em­plea­da en los vo­la­dos.

No nos atre­ve­mos a re­la­cio­nar con se­gu­ri­dad el vo­la­do me­xi­cano con la lo­cu­ción ad­ver­bial es­pa­ño­la, pe­ro tam­po­co es des­car­ta­ble. El ha­blan­te no avi­sa­do so­bre sus di­fe­ren­cias pue­de in­clu­so con­fun­dir­los en al­gún tex­to. Val­ga co­mo ejem­plo es­te de otro pe­rió­di­co me­xi­cano, La Voz de Mi­choa­cán: «Nin­gún ser ra­cio­nal arries­ga­ría to­do su ca­pi­tal en un vo­la­do, aun­que en me­nos de un se­gun­do, con una pro­ba­bi­li­dad de 50 %, pue­da du­pli­car su di­ne­ro».

Bueno, la es­to­cás­ti­ca que­da pa­ra otro día.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.