Pri­sión per­ma­nen­te re­vi­sa­ble

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Opinión -

PA­SOS SIN HUE­LLAS

IG­NA­CIO BER­MÚ­DEZ DE CASTRO

Co­mo ju­ris­ta, de­seo acla­rar que aque­llos que pien­san que la pri­sión per­ma­nen­te re­vi­sa­ble se­rá la so­lu­ción pa­ra sa­car de la ca­lle a los de­lin­cuen­tes más exe­cra­bles es­tán equi­vo­ca­dos. Efec­ti­va­men­te es la máxima pe­na pri­va­ti­va de li­ber­tad que re­co­ge nues­tro Có­di­go Pe­nal, y úni­ca­men­te pue­de ser im­pues­ta en su­pues­tos de ex­cep­cio­nal gra­ve­dad, pe­ro es­tá su­je­ta a re­vi­sio­nes tras el cum­pli­mien­to de una par­te de la con­de­na, por lo que el pe­na­do pue­de ob­te­ner una li­ber­tad con­di­cio­na­da, o per­mi­sos de sa­li­da, al cum­pli­mien­to de cier­tas exi­gen­cias. Es de­cir, más o me­nos lo exis­ten­te has­ta que el pa­rri­ci­da de Mo­ra­ña re­sul­tó con­de­na­do a la pri­me­ra pri­sión per­ma­nen­te re­vi­sa­ble de Es­pa­ña, pe­ro con una de­no­mi­na­ción que en su día pu­do re­sul­tar ren­ta­ble elec­to­ral­men­te pa­ra el PP. Se­ría mu­cho más efec­ti­vo que los cri­mi­na­les más pe­li­gro­sos tu­vie­ran que cum­plir ín­te­gra­men­te las pe­nas, pues de esa ma­ne­ra el pa­rri­ci­da pon­te­ve­drés ja­más se­ría ex­car­ce­la­do, y con es­te su­ce­dá­neo de la ca­de­na per­pe­tua, más tar­de o más tem­prano, aca­ba­rá sien­do pues­to en li­ber­tad. Si­guien­do a Con­cep­ción Are­nal, soy par­ti­da­rio de la reinserción so­cial de los de­lin­cuen­tes, pe­ro no de aque­llos que con la ma­yor de las ale­vo­sías son ca­pa­ces de ase­si­nar a sus pro­pias hi­jas, de 9 y 4 años. En es­te ca­so, no creo que la pri­sión per­ma­nen­te re­vi­sa­ble sea su­fi­cien­te cas­ti­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.