Cas­ti­lla-La Man­cha, el la­bo­ra­to­rio de PSOE y Po­de­mos pa­ra for­mar un Eje­cu­ti­vo de coa­li­ción

El acuer­do lo han de ra­ti­fi­car las ba­ses de la for­ma­ción mo­ra­da

La Voz de Galicia (Barbanza) - - España - AN­DER AZPIROZ

A fal­ta del vis­to bueno de la mi­li­tan­cia de Po­de­mos, Cas­ti­lla-La Man­cha va ca­mino de con­ver­tir­se en el la­bo­ra­to­rio en el que PSOE y Po­de­mos ex­pe­ri­men­ta­rán con la po­si­bi­li­dad de go­ber­nar jun­tos. Un Eje­cu­ti­vo com­par­ti­do por am­bas for­ma­cio­nes era un es­pe­jis­mo ha­ce unos meses. Ade­más de per­mi­tir la in­ves­ti­du­ra de Emi­li­ano Gar­cía-Pa­ge en el 2015, la for­ma­ción de Pablo Igle­sias au­pó a la pre­si­den­cia a so­cia­lis­tas en Ara­gón, Ex­tre­ma­du­ra, Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na, Ba­lea­res y As­tu­rias — en es­te úl­ti­mo ca­so con una abs­ten­ción—, aun­que se ne­gó a en­trar en los go­bier­nos. Es­te cam­bio de pos­tu­ra se tras­la­da aho­ra al ám­bi­to au­to­nó­mi­co, al me­nos en Cas­ti­lla-La Man­cha, don­de la dirección re­gio­nal ha acep­ta­do la mano ten­di­da ofre­ci­da por los so­cia­lis­tas a cam­bio de su apo­yo a los Pre­su­pues­tos. Pa­ra ha­cer­lo cuen­ta con el apo­yo de Igle­sias, quien jus­ti­fi­ca que «a ve­ces pa­ra que ha­ya ga­ran­tías de que se lle­van a ca­bo po­lí­ti­cas que se acor­da­ron es ne­ce­sa­rio asu­mir esas res­pon­sa­bi­li­da­des de Go­bierno».

Quie­nes no es­tán por la la­bor son los an­ti­ca­pi­ta­lis­tas. La co­rrien­te li­de­ra­da por Mi­guel Ur­bán y Te­re­sa Ro­drí­guez cri­ti­có ayer la en­tra­da en el Go­bierno man­che­go, ya que su­pon­dría «su­bal­ter­ni­zar­se al PSOE». Igle­sias tra­tó de res­tar im­por­tan­cia a esas di­sen­sio­nes y ani­mó a los an­ti­ca­pi­ta­lis­tas a ha­cer cam­pa­ña en con­tra del acuer­do en la con­sul­ta a las ba­ses cas­te­llano-man­che­gas, que, re­cor­dó, se­rán las que de­ci­dan.

Cam­bio so­cia­lis­ta

Al igual que en Po­de­mos, el se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PSOE ava­ló el Go­bierno en coa­li­ción. Pa­ra Pe­dro Sán­chez se tra­ta de un pa­so ne­ce­sa­rio pa­ra des­blo­quear los Pre­su­pues­tos. La pa­ra­do­ja es que di­ri­gen­tes que en las pri­ma­rias res­pal­da­ron a Su­sa­na Díaz y des­de­ña­ron to­do en­ten­di­mien­to con Po­de­mos aho­ra aplau­den el bi­par­ti­to en Cas­ti­lla-La Man­cha. Es el ca­so del pro­pio Gar­cía-Pa­ge, a quien no le ha que­da­do más re­me­dio. Su Eje­cu­ti­vo, cu­yas cuen­tas fue­ron re­cha­za­das en el Par­la­men­to

I. H. EFE

Gar­cía-Pa­ge tie­ne el apo­yo del PSOE pa­ra pac­tar con Po­de­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.