Un an­ti­guo es­pía so­vié­ti­co es­tu­vo en la reunión en­tre la abo­ga­da ru­sa y el hi­jo del pre­si­den­te

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional - ADRIA­NA REY

Tras unas ho­ras de idilio po­lí­ti­co en Fran­cia, Do­nald Trump ha po­di­do com­pro­bar a su re­gre­so a EE.UU. que la pe­sa­di­lla que aho­ga su ad­mi­nis­tra­ción no ha des­apa­re­ci­do. El mo­ti­vo es que apa­re­ció ayer un nue­vo personaje que com­pli­ca to­da­vía más la reunión que Do­nald Trump Jr. man­tu­vo con una abo­ga­da ru­sa de la que es­pe­ra­ba ob­te­ner in­for­ma­ción per­ju­di­cial so­bre Hi­llary Clin­ton.

Se tra­ta de Ri­nat Aj­mets­hin, ex agen­te de in­te­li­gen­cia so­vié­ti­co que se­gún NBC News tam­bién par­ti­ci­pó en la ci­ta de ju­nio en la To­rre Trump a la que tam­bién asis­tie­ron el je­fe de cam­pa­ña, Paul Ma­na­fort y el yerno del pre­si­den­te, Ja­red Kush­ner, con­tra quien los de­mó­cra­tas dis­pa­ran aho­ra pi­dien­do que com­pa­rez­ca en el Se­na­do. Na­ci­do en 1967 en la an­ti­gua Unión So­vié­ti­ca, Aj­mets­hin emi­gró a EE.UU. y con­si­guió la ciu­da­da­nía en 2009. Es miem­bro de un gru­po de pre­sión que de­fien­de in­tere­ses ru­sos en la tie­rra de Lin­coln y, se­gún va­rios fun­cio­na­rios es­ta­dou­ni­den­ses, es muy po­si­ble que si­ga te­nien­do la­zos con la in­te­li­gen­cia ru­sa.

Al mar­gen de los pro­ble­mas le­ga­les que pue­dan de­ri­var­se de las re­ve­la­cio­nes, lo pro­ble­má­ti­co pa­ra el Eje­cu­ti­vo es có­mo es­te ca­pí­tu­lo pue­de da­ñar la pre­si­den­cia. «Es­toy ex­pe­ri­men­tan­do un dé­jà vu», con­fe­só la ex­fis­cal del Wa­ter­ga­te, Ch­ris Ha­yes. Las con­ti­nua­das men­ti­ras de la Ad­mi­nis­tra­ción so­bre los con­tac­tos en­tre la cam­pa­ña del mag­na­te y los ru­sos han pro­vo­ca­do ner­vio­sis­mo en­tre pe­sos pe­sa­dos re­pu­bli­ca­nos que ya pi­den al vi­ce­pre­si­den­te Mi­ke Pen­ce que se dis­tan­cie de su je­fe. Y es que en los pa­si­llos del Ca­pi­to­lio ca­da vez son más las vo­ces que opinan que de­cir no al pre­si­den­te Trump es hoy una de­mos­tra­ción de pa­trio­tis­mo.

«Bá­je­se del tren»

Me­dios co­mo The Was­hing­ton Post han acon­se­ja­do a Pen­ce que ter­mi­ne «su pro­pia co­lu­sión con una de las ca­sas blan­cas más fal­sas de la his­to­ria» y que de­je de es­ca­bu­llir­se: «Se­ñor vi­ce­pre­si­den­te, bá­je­se del tren Trump an­tes de que se es­tre­lle», re­co­men­dó. En pa­ra­le­lo, el equi­po le­gal de la Ca­sa Blan­ca tra­ta de in­cul­car dis­ci­pli­na en un ala oes­te si­tia­da por el caos. Tras de­ce­nas de fil­tra­cio­nes, los le­tra­dos han ad­ver­ti­do a los fun­cio­na­rios que «pe­que­ñas in­dis­cre­cio­nes pue­den sig­ni­fi­car gran­des pro­ble­mas». Muy le­jos de re­co­no­cer cual­quier ti­po de re­bel­día, el pre­si­den­te ase­gu­ra que el es­ta­do de áni­mo «es fantástico».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.