Sán­chez in­sis­te en una Es­pa­ña na­ción de na­cio­nes por­que «el cen­tra­lis­mo es pa­sa­do»

Con­de­na que los se­ce­sio­nis­tas si­túen a Ca­ta­lu­ña fue­ra de la ley

La Voz de Galicia (Barbanza) - - España - CRIS­TIAN REINO

Los so­cia­lis­tas creen que el cho­que de tre­nes en­tre el Go­bierno cen­tral y el ca­ta­lán a raíz del pro­ce­so so­be­ra­nis­ta es evi­ta­ble an­tes del 1-O. En­tien­den que hay mar­gen pa­ra ex­po­ner me­di­das que re­con­duz­can la cri­sis. «Hay quie­nes creen que has­ta el 1 de oc­tu­bre, co­mo va a ha­ber un cho­que de tre­nes, me­jor que­dar­nos parados y no ha­cer na­da. No lo com­par­to», afir­mó Pe­dro Sán­chez en el mi­tin ce­le­bra­do ayer en Bar­ce­lo­na pa­ra pro­cla­mar al lí­der del PSC, Mi­quel Ice­ta, can­di­da­to a la Pre­si­den­cia de la Ge­ne­ra­li­tat.

Los par­ti­dos que en­ca­be­zan Sán­chez e Ice­ta pro­po­nen dos ti­pos de so­lu­cio­nes: las de cor­to pla­zo, pa­ra evi­tar que la cri­sis desem­bo­que en un re­fe­ren­do ile­gal el 1 de oc­tu­bre; y otras a más a lar­go pla­zo en­ca­mi­na­das a re­sol­ver el pro­ble­ma del en­ca­je de Ca­ta­lu­ña den­tro de Es­pa­ña. En es­tas úl­ti­mas, la pro­pues­ta es­tre­lla es el re­co­no­ci­mien­to de Ca­ta­lu­ña co­mo na­ción «cul­tu­ral» en una Es­pa­ña fe­de­ral y plu­ri­na­cio­nal.

Mar­car dis­tan­cias

«La Es­pa­ña na­ción de na­cio­nes lle­ga­rá» por­que «el cen­tra­lis­mo es pa­sa­do y el fe­de­ra­lis­mo es el fu­tu­ro», ase­gu­ró Sán­chez. Y avi­só: «No hay na­da más ale­ja­do del sen­ti­do co­mún que de­jar pu­drir los pro­ble­mas». El se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PSOE tra­ta de mar­car dis­tan­cias res­pec­to al PP en ma­te­ria te­rri­to­rial sin des­mar­car­se al mis­mo tiem­po del Go­bierno fren­te al desafío so­be­ra­nis­ta. Los so­cia­lis­tas no apo­ya­rán una apli­ca­ción del ar­tícu­lo 155 de la Cons­ti­tu­ción que su­pon­dría la in­ter­ven­ción de la au­to­no­mía. Una me­di­da que al Go­bierno de Ra­joy tam­po­co le gus­ta. Pre­fie­ren una ter­ce­ra vía, en­tre la ra­di­ca­li­dad de los in­de­pen­den­tis­tas y el in­mo­vi­lis­mo del Eje­cu­ti­vo cen­tral, que de­ja pa­ra des­pués del 1 de oc­tu­bre cual­quier ini­cio de diá­lo­go real pa­ra afron­tar la cri­sis. «Des­pués del 1-O no pa­sa­rá na­da si an­tes abri­mos el ca­mino del diá­lo­go. Em­pe­ce­mos a abo­nar ya», re­cla­mó Sán­chez an­te di­ri­gen­tes y mi­li­tan­tes del PSC, for­ma­ción que le apo­yó en la ca­rre­ra a la secretaría ge­ne­ral.

Pe­ro Sán­chez tam­bién re­pro­chó al in­de­pen­den­tis­mo un re­fe­ren­do que «si­túa a Ca­ta­lu­ña fue­ra de la le­ga­li­dad», que «di­vi­de» y que dis­cu­rre por una «vía ile­gal, es­tre­cha y uni­la­te­ral». Los so­cia­lis­tas pro­po­nen, en­tre otras me­di­das, un nue­vo re­par­to de com­pe­ten­cias pa­ra for­ta­le­cer el au­to­go­bierno, me­jo­rar la fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­ca y un Se­na­do fe­de­ral, desa­rro­llar el Es­ta­tu­to y re­co­no­cer la plu­ri­na­cio­na­li­dad lin­güís­ti­ca.

Q. GAR­CÍA EFE

Ice­ta, can­di­da­to a la Ge­ne­ra­li­tat con el 97,5 % de los apo­yos, ad­mi­tió que en el 2015 el PSC ob­tu­vo el peor re­sul­ta­do de su his­to­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.