Mue­re el es­pe­cia­lis­ta ac­ci­den­ta­do en el ro­da­je de «The Wal­king dead»

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Alta Definición -

El es­pe­cia­lis­ta ac­ci­den­ta­do du­ran­te el ro­da­je de la se­rie The Wal­king dead en Geor­gia (EE.UU) murió en la no­che del vier­nes, se­gún in­for­mó ayer el blog es­pe­cia­li­za­do Dead­li­ne.

John Ber­nec­ker, que el miér­co­les su­frió una caí­da de más de seis me­tros du­ran­te el ro­da­je, fa­lle­ció en el hos­pi­tal Atlan­ta Me­di­cal Cen­ter a cau­sa de un trau­ma­tis­mo cra­neal. Se tra­ta de la pri­me­ra muer­te de un es­pe­cia­lis­ta en un ro­da­je den­tro de Es­ta­dos Uni­dos en más de 17 años. La fuer­za de los per­so­na­jes fe­me­ni­nos en la se­rie es un te­ma am­plia­men­te de­ba­ti­do, no por na­da hay dos mu­je­res en­tre los as­pi­ran­tes al tan desea­do Trono de Hie­rro y co­man­dar así los Sie­te Rei­nos de Po­nien­te. Tan­to fue­ra co­mo den­tro de la pan­ta­lla, las ac­tri­ces de las se­rie han de­mos­tra­do ser mu­je­res em­po­de­ra­das. No ha­ce tan­to que Emi­lia Clar­ke y Le­na Heady que in­ter­pre­tan a Dae­nerys y a Cer­sei res­pec­ti­va­men­te, sa­lían en pro­tes­ta so­bre la de­sigual­dad en los des­nu­dos, ya que es­tos eran en su ma­yo­ría de mu­je­res.

Ellas han ido evo­lu­cio­nan­do a lo lar­go de es­tas sie­te tem­po­ra­das dan­do un po­der al gé­ne­ro femenino que ha re­vo­lu­cio­na­do la pe­que­ña pan­ta­lla. La gran Ma­dre de Dra­go­nes co­men­zó sien­do un peón en ma­nos de su her­mano Vi­serys pa­ra aca­bar con­vir­tién­do­se en una ver­da­de­ra Kha­lee­si por de­re­cho pro­pio, ca­paz de vol­ver a traer la glo­ria al ape­lli­do Tar­gar­yen.

Por mu­cho odio que des­pier­te la re­cién co­ro­na­da rei­na Cer­sei, ella so­la ha con­se­gui­do re­sur­gir cual fé­nix y, aun­que ro­dea­da de enemi­gos, de mo­men­to es due­ña y se­ño­ra en Des­em­bar­co del Rey.

Las her­ma­nas Stark des­pier­tan sim­pa­tía y aver­sión a par­tes igua­les. La pe­que­ña Ar­ya lo es so­lo en edad, por­que la ben­ja­mi­na de los Stark ha de­mos­tra­do des­de el ini­cio de la se­rie su arro­jo y su va­len­tía y sus úl­ti­mas apa­ri­cio­nes so­lo con­fir­man lo mu­cho que Ar­ya tie­ne que ofrecer. San­sa es otra his­to­ria. Co­men­zó sien­do una ado­les­cen­te con el úni­co de­seo de ca­sar­se con un prín­ci­pe, y dos ma­ri­dos psi­có­pa­tas y un ma­ni­pu­la­dor «alia­do» más tar­de, des­per­tó a una San­sa sin mie­do, es­tra­té­gi­ca, que po­dría ser cla­ve pa­ra re­su­ci­tar a su mo­ri­bun­da Ca­sa.

No se pue­de de­jar a par­te a per­so­na­jes co­mo Brien­ne de Tarth, Ya­ra Grey­joy o la re­cién des­cu­bier­ta Lyan­na Mor­mont, mu­je­res que es­tán con­si­guien­do re­di­mir al uni­ver­so de Geor­ge R. R. Mar­tin de las úl­ti­mas crí­ti­cas so­bre el ma­chis­mo en sus ca­pí­tu­los. No se sa­be to­da­vía co­mo aca­ba­rá la se­rie más es­pe­ra­da del año, pe­ro to­do pa­re­ce in­di­car que el des­tino de Po­nien­te ten­drá, por fin, se­llo femenino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.