El co­lec­ti­vo ani­ma­lis­ta Pe­ta re­cu­rre an­te la Jus­ti­cia pa­ra de­fen­der los de­re­chos de au­tor de un ma­ca­co

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Alta Definición - A. H.

La ba­ta­lla le­gal por los de­re­chos de au­tor de un ma­ca­co que se au­to­rre­tra­tó en el 2011 en­tró en una nue­va fa­se des­pués de que una or­ga­ni­za­ción defensora de los ani­ma­les pre­sen­ta­se un re­cur­so en un tri­bu­nal de EE.UU. La his­to­ria del pri­mer sel­fi vi­ral de un ani­mal no hu­bie­ra pa­sa­do de anéc­do­ta si no fue­ra por­que, des­de su pu­bli­ca­ción en el 2014, arras­tra un lar­go li­ti­gio en­tre las par­tes im­pli­ca­das.

En ca­li­dad de re­pre­sen­tan­te del si­mio, apo­da­do Na­ru­to, la or­ga­ni­za­ción Pe­ta (Per­so­nas por el tra­to éti­co de los ani­ma­les) vol­vió a re­cla­mar los de­re­chos del pri­ma­te co­mo le­gí­ti­mo au­tor de las fo­to­gra­fías. El re­cur­so pre­sen­ta­do el pa­sa­do miér­co­les an­te un tri­bu­nal fe­de­ral de San Francisco in­sis­te en des­po­jar al fo­tó­gra­fo bri­tá­ni­co Da­vid Sla­ter (pro­pie­ta­rio de la cá­ma­ra) del copy­right. Pe­ta so­li­ci­tó an­te la Jus­ti­cia la ges­tión los de­re­chos de au­tor en nom­bre del pri­ma­te, con la pre­ten­sión de ase­gu­rar que los in­gre­sos que ge­ne­ren pue­dan «be­ne­fi­ciar a Na­ru­to y a su co­mu­ni­dad». La or­ga­ni­za­ción ha adop­ta­do la fi­gu­ra de tu­tor le­gal del ani­mal, co­mo si se tra­ta­se de un me­nor o pa­de­cie­se una in­ca­pa­ci­dad, pa­ra de­fen­der sus de­re­chos an­te los tri­bu­na­les. Fue des­pués de que Ant­je En­gel­hardt, cui­da­do­ra de Na­ru­to du­ran­te años, de­ci­die­se no se­guir re­pre­sen­tán­do­lo le­gal­men­te por mo­ti­vos no es­cla­re­ci­dos.

En una en­tre­vis­ta te­le­fó­ni­ca, el ase­sor le­gal de la or­ga­ni­za­ción Jeff Kerr sos­tu­vo que Pe­ta es­tá ha­cien­do «lo co­rrec­to» al im­pli­car­se ac­ti­va­men­te por­que «Na­ru­to tie­ne de­re­cho a dis­fru­tar de los be­ne­fi­cios de esa au­to­ría». Kerr de­fen­dió la ido­nei­dad de que sea es­ta pla­ta­for­ma ani­ma­lis­ta la que se en­car­gue de los de­re­chos por­que cuen­ta con «la ex­pe­rien­cia y los re­cur­sos pa­ra su ges­tión». «Las fo­to­gra­fías per­te­ne­cen a quien las ha­ya to­ma­do, y es­to se apli­ca a Na­ru­to, aun­que no sea un ser hu­mano», afir­mó Kerr.

Sla­ter no acu­dió a la vis­ta y fue­ron sus abo­ga­dos quie­nes de­fen­die­ron su au­to­ría an­te los jue­ces. Se­gún el fo­tó­gra­fo, a raíz de los acon­te­ci­mien­tos, su si­tua­ción eco­nó­mi­ca es muy pre­ca­ria. Lo que co­men­zó co­mo una di­ver­ti­da vi­ven­cia du­ran­te un re­por­ta­je so­bre na­tu­ra­le­za en In­do­ne­sia se con­vir­tió en una lar­ga lu­cha le­gal por la de­fen­sa de sus de­re­chos co­mo crea­dor. Sla­ter man­tie­ne que aun­que el pri­ma­te pre­sio­na­se el ob­tu­ra­dor, fue él quien dis­pu­so los ele­men­tos pa­ra que Na­ru­to lle­ga­se a to­mar las fo­tos. Y si­gue fi­gu­ran­do co­mo au­tor del li­bro Wild­li­fe Per­so­na­li­ties, don­de se re­co­gen las imá­ge­nes de la dis­cor­dia.

De fa­llar a fa­vor del ma­ca­co, la Jus­ti­cia de EE.UU. sen­ta­ría un pre­ce­den­te al re­co­no­cer le­gal­men­te la crea­ti­vi­dad de un ani­mal.

El ma­ca­co de In­do­ne­sia «Na­ru­to», re­tra­ta­do en su fa­mo­so sel­fi.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.