Chan do Cer­quei­ro es el ya­ci­mien­to gallego en el que se han ha­lla­do más res­tos de la Edad del Bron­ce

En Chan do Cer­quei­ro se han ha­lla­do diez mil pun­tas de fle­cha y tro­zos de ce­rá­mi­ca

La Voz de Galicia (Barbanza) - - La Voz De Galicia - AN­TÓN PARADA

Tras los úl­ti­mos ha­llaz­gos rea­li­za­dos por el Gru­po de Es­tu­dios pa­ra Prehis­to­ria do No­roes­te (GEPN) en las ex­ca­va­cio­nes ar­queo­ló­gi­cas de la pa­rro­quia boi­ren­se de Moi­men­ta, por los cua­les se iden­ti­fi­ca­ron una mu­ra­lla mi­le­na­ria y dos edi­fi­ca­cio­nes en lo al­to de la ci­ma de Coto do Es­pi­ño; es­te equi­po de in­ves­ti­ga­do­res de la USC es­tá en con­di­cio­nes de afir­mar que el otro pun­to en la in­me­dia­cio­nes, Chan do Cer­quei­ro, es el ya­ci­mien­to prehis­tó­ri­co de to­da Ga­li­cia en el que se ha ha­lla­do una ma­yor can­ti­dad de res­tos per­te­ne­cien­tes a la in­dus­tria lí­ti­ca y a la ce­rá­mi­ca, co­rres­pon­dien­tes al pe­río­do cal­co­lí­ti­co (Edad de Co­bre).

El aval que per­mi­te afir­mar es­te he­cho se co­rres­pon­de con los más de 10.000 frag­men­tos de ce­rá­mi­ca y de pun­tas de fle­cha que han ido apa­re­cien­do des­de que se co­men­zó a tra­ba­jar en es­te lu­gar ha­ce aho­ra cer­ca de dos años y que se es­ti­ma que pue­den al­can­zar la ci­fra de 12.000 cuan­do fi­na­li­ce la con­ta­bi­li­za­ción. Las pri­me­ras pre­vi­sio­nes de los ex­per­tos ya apun­ta­ban a una gran pre­sen­cia, an­tes de que se ini­cia­se nin­gu­na ca­ta, ya que las la­bo­res de acon­di­cio­na­mien­to del te­rreno por par­te de ma­qui­na­ria pe­sa­da —des­pués de un fe­roz in­cen­dio en 2014— per­mi­tían ver a sim­ple vis­ta au­tén­ti­cos re­gue­ros de cien­tos de tro­zos de ce­rá­mi­ca.

La cla­ve es­tá en la uni­dad de me­di­da que em­plean los ex­per­tos, de­no­mi­na­da re­gis­tro, y que se com­po­ne de pe­que­ñas bol­sas en las que se in­tro­du­cen con­jun­tos de ves­ti­gios his­tó­ri­cos. Estas cri­ban dos ti­pos de ele­men­tos: he­rra­mien­tas jun­to a res­tos pé­treos y ce­rá­mi­cas. Pue­den con­te­ner tan­to una so­la y va­lio­sa punta de fle­cha o tro­zo de ce­rá­mi­ca co­mo se­ries de has­ta me­dio cen­te­nar de frag­men­tos no sig­ni­fi­ca­ti­vos, es de­cir que no se tra­te del bor­de de un va­so, un fon­do o un seg­men­to que no es­té decorado.

Un ya­ci­mien­to es­pe­cial

La im­por­tan­cia de Chan do Cer­quei­ro ra­di­ca en va­rios fac­to­res, el pri­me­ro es que so­lo es­te año se han do­cu­men­ta­do mil re­gis­tros, un nú­me­ro que su­ma­do a los an­te­rio­res po­dría aca­bar en los 4.000 o 5.000. «Un cas­tro nor­mal adoi­ta con­tar cun­ha enor­me can­ti­da­de de ma­te­rial, por­que xa exis­tía un­ha pro­du­ción in­dus­trial, po­lo tan­to ha­be­rá máis que nun xa­ce­men­to prehis­tó­ri­co» ex­pli­có Car­los Ro­drí­guez Re­llán, el ma­yor ex­per­to en in­dus­tria lí­ti­ca de to­da Ga­li­cia, que tam­bién es­tá al car­go de las in­ves­ti­ga­cio­nes en cur­so en Moi­men­ta. El es­pe­cia­lis­ta pre­ci­só que lo usual en las ex­ca­va­cio­nes prehis­tó­ri­cas es en­con­trar­se con una me­dia de 5.000 o 6.000 ves­ti­gios.

«Ato­pa­mos o do­bre de ma­te­rial que en es­ca­va­cións do ta­ma­ño dun cam­po de fút­bol», pa­ra Re­llán lo que mar­ca la di­fe­ren­cia de es­te ya­ci­mien­to cal­co­lí­ti­co res­pec­to de los otros se ba­sa en la ri­que­za de la cul­tu­ra del ma­te­rial ha­lla­do, en re­la­ción con el uso de las he­rra­mien­tas de pie­dra, ya que, por ejem­plo, «nos xa­ce­men­tos des­tas ca­rac­te­rís­ti­cas o nú­me­ro pu­bli­ca­do de pun­tas de fre­cha es­ta­ba so­bre 15. Nós imos por 70 e pro­ba­ble­men­te su­pe­re­mos o cen­te­nar».

Aun­que to­da­vía no exis­te una da­ta­ción ra­dio­car­bó­ni­ca, os ar­queó­lo­gos es­ti­man que el ma­te­rial ha­lla­do se en­mar­ca cro­no­ló­gi­ca­men­te en­tre los años 2.700 al 2.300 a.C. El ob­je­ti­vo es el de con­tar con una apro­xi­ma­ción tem­po­ral a prin­ci­pios del 2018, tras en­viar va­rios de los re­gis­tros al la­bo­ra­to­rio es­ta­dou­ni­den­se Be­ta Analy­tics, en Mia­mi.

C. QUEIJEIRO

El ar­queó­lo­go Car­los Re­llán mues­tra al­gu­nos de los res­tos que se han en­con­tra­do en Moi­men­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.