«No hu­bo in­je­ren­cias en la RFEF, por en­ci­ma de la ley no hay na­die»

Cree que «el fút­bol ne­ce­si­ta ir sien­do cons­cien­te de que no es in­de­pen­dien­te al res­to del mun­do»

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Deportes - PA­BLO GÓ­MEZ

«Los re­tos y desafíos del de­por­te es­pa­ñol» fue el título de la con­fe­ren­cia que el pre­si­den­te del Con­se­jo Su­pe­rior de De­por­tes, José Ra­món Lete Lasa (San Se­bas­tián, 1957), pro­nun­ció en A Co­ru­ña de la mano del Club Fi­nan­cie­ro Atlán­ti­co y la Fe­de­ra­ción de Aso­cia­cio­nes de Ges­to­res De­por­ti­vos de Es­pa­ña (FAGDE) pre­si­di­da por Eduar­do Blan­co. Y Lete de­mos­tró no arre­drar­se an­te esos desafíos.

—¿Es­pe­ra­ba tan­tas ur­gen­cias?

—La má­xi­ma era que Es­pa­ña es­ta­ba en no cum­pli­mien­to con el có­di­go mun­dial an­ti­do­pa­je. Tu­vi­mos que apro­bar la nor­ma (y adap­tar el có­di­go mun­dial a la le­gis­la­ción es­pa­ño­la) en tres me­ses, a tra­vés de un de­cre­to ley, con las di­fi­cul­ta­des que su­po­ne. Lo con­se­gui­mos, a pe­sar del con­di­cio­nan­te de la mi­no­ría par­la­men­ta­ria. Con ello, pu­di­mos apro­bar el plan To­kio 2020 pa­ra po­der fir­mar con­tra­tos con em­pre­sas con vis­tas a los Jue­gos.

—¿Era una cues­tión de ima­gen?

—Im­por­tan­tí­si­mo. Nos ha ori­gi­na­do un gran des­gas­te de mar­ca, ade­más de un cos­te su­ple­men­ta­rio por no te­ner la­bo­ra­to­rio y en­car­gar las mues­tras. Tu­vi­mos que arre­glar tam­bién los Jue­gos del Me­di­te­rrá­neo del 2018 e hi­ci­mos una apuesta por el de­por­te fe­me­nino. Y otra pro­me­sa so­bre la que tra­ba­ja­mos es un nuevo mar­co re­gu­la­to­rio y un con­sen­so ge­ne­ra­li­za­do, es de­cir, una nue­va ley del de­por­te.

—Des­de su lle­ga­da, apos­tó por el con­sen­so y la me­dia­ción.

—Ha­bía si­tua­cio­nes que lle­va­ban tiem­po en­quis­ta­das. La ACB es un ejem­plo. Pre­fie­ro ju­gar un pa­pel de me­dia­ción y no de im­po­si­ción. Ya nos acu­san a ve­ces de in­ter­ven­cio­nis­mo. To­dos de­ben ser cons­cien­tes de que el es­ta­do de­be ju­gar su pa­pel y el go­bierno de­be cum­plir la ley. Y yo, por su­pues­to, lo voy a ha­cer. Cuan­do la ley no so­lo me ins­ta o me am­pa­ra, sino que me obli­ga a to­mar de­ci­sio­nes, pues las to­mo.

—¿Apre­mia­ba el ca­so de la ACB?

—Es­tá des­blo­quea­do a me­dias, pe­ro lo que era ne­ce­sa­rio era sen­tar­se a ha­blar. Es­ta­mos an­te una opor­tu­ni­dad y un desafío que vie­ne de Eu­ro­pa, con la Eu­ro­li­ga y la FIBA con sus in­tere­ses. Oja­lá pu­dié­se­mos sen­tar­los a am­bos. Eu­ro­pa lo in­ten­ta. Yo lo es­toy in­ten­tan­do, ha­blan­do con par­la­men­ta­rios eu­ro­peos. Lo que no po­de­mos es ti­rar ca­da uno por lo su­yo por­que rom­pe­mos es­to y afec­ta di­rec­ta­men­te a la Li­ga do­més­ti­ca. Un ju­ga­dor co­mo Llull, ha ju­ga­do más de 90 par­ti­dos, más que un ju­ga­dor de la NBA. No pue­do con­sen­tir que un de­por­tis­ta es­té so­me­ti­do a eso. Se tra­ta de ges­tio­nar ese calendario, ga­ran­ti­zar que las Li­gas sean abier­tas. Que­dan fle­cos del sis­te­ma de com­pe­ti­ción.

—¿Có­mo se to­ma la de­nun­cia de Vi­llar al go­bierno por in­je­ren­cias?

—To­do ne­ce­si­ta adap­ta­ción. El fút­bol ne­ce­si­ta ir sien­do cons­cien­te de que no es in­de­pen­dien­te al res­to del mun­do, que tie­ne que cum­plir la ley igual que el res­to. Otra de las cues­tio­nes fue des­blo­quear las elec­cio­nes. Hu­bo que ha­blar y dis­cu­tir al­gu­nos te­mas, pe­ro el cum­pli­mien­to de la ley es­tá por en­ci­ma de to­do. No hu­bo ce­sión al­gu­na. Cum­pli­mien­to de la ley. De igual mo­do, ten­go que cum­plir­la cuan­do hay de­nun­cias con­tra Vi­llar y yo las ten­go que re­mi­tir al TAD. Aquí no hay nin­gu­na in­je­ren­cia. Diá­lo­go, sí. Puer­ta abier­ta, pe­ro por en­ci­ma de to­do, el cum­pli­mien­to de la ley.

—¿Qué opi­na de que Vi­llar lle­ve 30 años en el car­go?

—He di­cho siem­pre que soy par­ti­da­rio de las li­mi­ta­cio­nes. Son hi­gié­ni­cas y buenas en ejem­plos co­mo es­te, pe­ro no por ley. Son estas ins­ti­tu­cio­nes las que tie­nen que to­mar con­cien­cia de ello. En Es­pa­ña to­do el mun­do cum­ple la ley y por en­ci­ma de ella, na­die. No ca­be adu­cir que hay or­ga­nis­mos ex­ter­nos por en­ci­ma de ella. Aun­que ha­ya nor­mas de fe­de­ra­cio­nes in­ter­na­cio­na­les que cho­can con las es­pa­ño­las. Soy par­ti­da­rio de la au­to­rre­gu­la­ción. El Es­ta­do de­be fo­men­tar con­di­cio­nes pa­ra que las fe­de­ra­cio­nes pue­dan to­mar esas me­di­das au­to­rre­gu­la­do­ras.

«La au­to­rre­gu­la­ción es hi­gié­ni­ca y bue­na en casos co­mo los 30 años de Vi­llar en el car­go»

CÉ­SAR QUIAN

Lete Lasa posa pa­ra La Voz en el ho­tel At­ti­ca 21.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.