La vi­da de nues­tros hi­jos

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Opinión -

EL PUEN­TE AL­FRE­DO VA­RA

La An­tár­ti­da pier­de el ma­yor ice­berg de la his­to­ria. Va­rias po­bla­cio­nes es­pa­ño­las re­gis­tran tem­pe­ra­tu­ras ré­cord. In­cen­dios fo­res­ta­les de­vas­ta­do­res arra­san gran­des su­per­fi­cies de ar­bo­la­do. Se re­gis­tran cam­bios brus­cos de tem­pe­ra­tu­ra y se pue­de vi­vir una gra­ni­za­da y tem­pe­ra­tu­ras de ve­rano en la mis­ma se­ma­na. Llue­ve me­nos y ca­da vez más fre­cuen­te­men­te de for­ma to­rren­cial.

Pa­ra al­gu­nos son so­lo ca­sua­li­da­des. Pa­ra otros, la de­mos­tra­ción pal­pa­ble de que el cam­bio cli­má­ti­co es­tá aquí y se ace­le­ra.

Es un he­cho cons­ta­ta­do que la tem­pe­ra­tu­ra me­dia anual en el mun­do ha au­men­ta­do un gra­do des­de los tiem­pos de la re­vo­lu­ción in­dus­trial. La re­cien­te con­fe­ren­cia so­bre el cli­ma ce­le­bra­da en Pa­rís se plan­teó co­mo ob­je­ti­vo que de aquí a fin de si­glo so­lo suba un gra­do y me­dio más, con las con­se­cuen­cias que tal au­men­to ten­drá. Pe­ro no se han fi­ja­do los me­dios pa­ra con­se­guir­lo.

Por aquí, el pro­ble­ma no for­ma par­te del de­ba­te so­cial ni de las reite­ra­ti­vas dis­cu­sio­nes po­lí­ti­cas. El Go­bierno anun­ció una ley de cam­bio cli­má­ti­co, pe­ro se lo to­ma con cal­ma y la opo­si­ción no pa­re­ce si­tuar­lo tam­po­co en­tre sus prio­ri­da­des más ur­gen­tes. Co­mo si no afec­ta­se de for­ma drás­ti­ca a las con­di­cio­nes en que van a vi­vir nues­tros hi­jos y nie­tos, esos que hoy van ya al co­le­gio.

Ur­gen ac­cio­nes a to­dos los ni­ve­les, des­de el po­si­cio­na­mien­to ex­te­rior a las me­di­das do­més­ti­cas, don­de hay mu­cho que ha­cer, des­de la re­duc­ción de de­pen­den­cia de los com­bus­ti­bles fó­si­les y re­ver­tir el fre­na­zo a las ener­gías al­ter­na­ti­vas, a la ges­tión del agua co­mo bien ca­da día más es­ca­so. Pe­ro lo fun­da­men­tal es si­tuar el pro­ble­ma en el cen­tro del de­ba­te político y de la agen­da so­cial. Nos es­ta­mos ju­gan­do la vi­da de nues­tros hi­jos. Aun­que no lo pa­re­ce.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.