La UE res­trin­ge el co­mer­cio de bo­tes in­fla­bles con Li­bia

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional - C. P.

A la de­ses­pe­ra­da tra­ta la UE de po­ner fin al flu­jo de mi­gran­tes en el Me­di­te­rrá­neo Cen­tral. Los 28 mi­nis­tros de Ex­te­rio­res acor­da­ron ayer im­po­ner du­ras res­tric­cio­nes a la ex­por­ta­ción de bo­tes in­fla­bles y mo­to­res a Li­bia. Des­de las cos­tas de ese país nor­te­afri­cano em­bar­can la ma­yo­ría de los mi­gran­tes que lle­gan a Eu­ro­pa por la ru­ta ma­rí­ti­ma. An­te la im­po­si­bi­li­dad de po­ner co­to al ne­go­cio de los tra­fi­can­tes, la UE ha de­ci­di­do res­trin­gir el flu­jo de ma­te­rial que uti­li­zan en su ne­go­cio pa­ra el trans­por­te de per­so­nas. La ven­ta de los uten­si­lios se po­drá pa­ra­li­zar cuan­do se ha­llen «mo­ti­vos ra­zo­na­bles» pa­ra pen­sar que aca­ba­rán en ma­nos de las ma­fias, pe­ro se se­gui­rá co­mer­cia­li­zan­do con ellos de for­ma le­gí­ti­ma pa­ra usos ci­vi­les co­mo la pes­ca.

La pa­cien­cia de la UE des­fa­lle­ce y los Es­ta­dos miem­bro apun­tan ya a la po­si­bi­li­dad de im­po­ner san­cio­nes a in­di­vi­duos iden­ti­fi­ca­dos co­mo tra­fi­can­tes. Las ma­fias si­guen ope­ran­do sin res­tric­cio­nes en Li­bia en au­sen­cia de un Go­bierno o ins­ti­tu­cio­nes fuer­tes. El re­ce­lo se ex­tien­de has­ta la guar­dia cos­te­ra li­bia, en­car­ga­da de con­tro­lar las sa­li­das de em­bar­ca­cio­nes des­de sus puer­tos. Cons­cien­tes de las de­nun­cias de abu­sos ver­ti­das por las oe­ne­gés, la UE de­ci­dió ayer po­ner en mar­cha un me­ca­nis­mo de su­per­vi­sión que su­per­vi­se a sus efec­ti­vos du­ran­te los pro­gra­mas de for­ma­ción.

Otro pro­ble­ma que si­gue abier­to es el del con­trol de las fron­te­ras te­rres­tres li­bias, permea­bles y fue­ra de vi­gi­lan­cia gu­ber­na­men­tal. Las ma­fias pro­li­fe­ran so­bre el te­rreno. An­te la in­ca­pa­ci­dad del país de con­tro­lar­las, la UE ha de­ci­di­do re­for­zar la coope­ra­ción con los paí­ses del Sahel. No so­lo pa­ra fre­nar los flu­jos in­ter­nos de per­so­nas, tam­bién pa­ra de­tec­tar mo­vi­mien­tos de gru­pos te­rro­ris­tas. La Ope­ra­ción Sop­hia de con­trol y sal­va­men­to eu­ro­peo se pro­lon­ga­rá tam­bién otro año y me­dio. Fi­nal­men­te se pu­do apla­car la ame­na­za de Ita­lia de blo­quear su pró­rro­ga co­mo pro­tes­ta por la ne­ga­ti­va de los 27 a abrir sus puer­tos a los mi­gran­tes res­ca­ta­dos que hoy son lle­va­dos has­ta las cos­tas ita­lia­nas, des­bor­da­das por la lle­ga­da de cen­te­na­res de per­so­nas ca­da día.

Tam­bién se re­do­bla­rán los es­fuer­zos pa­ra ace­le­rar los re­tor­nos de los mi­gran­tes sin de­re­cho al asi­lo a sus paí­ses de ori­gen y se co­la­bo­ra­rá con las au­to­ri­da­des li­bias y Ac­nur pa­ra me­jo­rar las «te­rri­bles» con­di­cio­nes en las que se en­cuen­tran los mi­gran­tes en los que al­gu­nos fun­cio­na­rios eu­ro­peos ca­li­fi­can en pri­va­do de «cam­pos de con­cen­tra­ción» li­bios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.