Ga­li­cia exi­ge más fle­xi­bi­li­dad que la que ofre­ce Bruselas pa­ra los des­car­tes

Re­cla­ma a la Co­mi­sión el mis­mo tra­to que el dis­pen­sa­do al sec­tor del mar del Nor­te

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Marítima - CRIS­TI­NA POR­TEI­RO

La flo­ta ga­lle­ga si­gue lan­zan­do se­ña­les de alar­ma. Los des­te­llos de las ben­ga­las se vie­ron ayer des­de Bruselas, pe­ro la Co­mi­sión Eu­ro­pea si­gue sin reac­cio­nar. Se acer­ca la fe­cha lí­mi­te pa­ra al­can­zar el ren­di­mien­to má­xi­mo sos­te­ni­ble (RMS) y que­dan ya po­cas pes­que­rías pen­dien­tes de ajus­tar­se a la nue­va prohi­bi­ción de des­car­tes im­pues­tas por la po­lí­ti­ca co­mu­ni­ta­ria de pes­ca (PCP). Pe­ro la flo­ta si­gue sin una so­lu­ción pa­ra los des­car­tes de es­pe­cies ac­ce­so­rias. Ni las pue­de pes­car (no dis­po­ne de cuo­ta su­fi­cien­te) ni las pue­de de­vol­ver al mar. Es­ta si­tua­ción ame­na­za con obli­gar a los bar­cos a que­dar­se ama­rra­dos en puer­to an­tes de con­su­mir sus cuo­tas pa­ra otras es­pe­cies de in­te­rés co­mer­cial, una me­di­da obli­ga­da pa­ra evi­tar las mul­tas por so­bre­pes­ca.

El ac­tual re­gla­men­to de la PCP ofre­ce «fle­xi­bi­li­dad su­fi­cien­te», se­gún Bruselas pa­ra amor­ti­guar un po­si­ble im­pac­to. Pe­ro ni la mi­nis­tra es­pa­ño­la de Agri­cul­tu­ra, Isa­bel Gar­cía Te­je­ri­na, ni la con­se­llei­ra de Pes­ca, Rosa Quin­ta­na, lo ven así. Am­bas acu­die­ron ayer a la reunión del Con­se­jo de Mi­nis­tros pa­ra ad­ver­tir tan­to al co­mi­sa­rio Kar­me­nu Ve­lla, co­mo a los so­cios más re­ti­cen­tes, de la ur­gen­cia de mo­vi­li­zar me­di­das adi­cio­na­les que ha­gan el ca­mino más fá­cil a la flo­ta.

Ga­li­cia no es­tá sa­tis­fe­cha con la res­pues­ta co­mu­ni­ta­ria: «Ad­ver­ti­mos de es­te pro­ble­ma des­de el mi­nu­to uno. Se­gui­mos di- cien­do que las me­di­das que hoy es­tán en­ci­ma de la me­sa no son su­fi­cien­tes pa­ra evi­tar el da­ño que po­drían ha­cer es­tas es­pe­cies en la ges­tión de las po­si­bi­li­da­des de pes­ca», de­nun­ció Quin­ta­na tras la reunión.

Cam­bios en el re­gla­men­to

Te­je­ri­na des­li­zó la po­si­bi­li­dad de de­man­dar cam­bios en el re­gla­men­to pa­ra evi­tar que las es­pe­cies de es­tran­gu­la­mien­to pa­ra los bu­ques del Can­tá­bri­co No­roes­te, co­mo el len­gua­do del gol­fo de Viz­ca­ya o el mer­lán, obli­guen a la flo­ta ga­lle­ga a apa­gar los mo­to­res: «Exis­te la ne­ce­si­dad de in­ter­pre­tar los re­gla­men­tos de una for­ma más fle­xi­ble y fa­vo­ra­ble. De no ser así, se­rá ne­ce­sa­rio mo­di­fi­car los mis­mos, por­que si no, nos po­de­mos en­con­trar con que las es­pe­cies ac­ce­so­rias nos pa­ra­li­cen la flo­ta», aler­tó la mi­nis­tra.

El turno es de Ve­lla, que se com­pro­me­tió a pre­sen­tar des­pués del ve­rano un in­for­me so­bre to­das las he­rra­mien­tas a las que po­drán echar mano los pes­ca­do­res. «Va­lo­ra­re­mos si es su­fi­cien­te. De no ser así, pe­di­re­mos más mar­gen de ma­nio­bra», in­sis­tió Te­je­ri­na.

Flo­ta «de se­gun­da»

La flo­ta ga­lle­ga si­gue de­nun­cian­do el tra­to de­sigual que es­tán re­ci­bien­do con res­pec­to a la que fae­na en el mar del Nor­te. Quin­ta­na de­jó cla­ro ayer que Ga­li­cia no per­mi­ti­rá que sus bar­cos sean tra­ta­dos co­mo una Ar­ma­da de se­gun­da.

El pro­ble­ma de so­bre­abun­dan­cia de al­gu­nas es­pe­cies, co­mo es el ca­so de la mer­lu­za en el mar del Nor­te y en Gran Sol, no es ex­clu­si­vo de esas la­ti­tu­des. Más al sur, los es­pa­ño­les tam­bién atra­vie­san pro­ble­mas si­mi­la­res con otras po­bla­cio­nes de peces: «Que no to­men esa cir­cuns­tan­cia pa­ra evi­tar sus es­pe­cies de es­tran­gu­la­mien­to [...]. Lo que pe­di­mos es un tra­to igua­li­ta­rio», ma­ni­fes­tó Rosa Quin­ta­na.

HORST WAG­NER

El co­mi­sa­rio Ve­lla, flan­quea­do por la con­se­je­ra de Agri­cul­tu­ra de Cas­ti­lla y la con­se­llei­ra de Pes­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.