La RAE ad­mi­ti­rá «iros» co­mo im­pe­ra­ti­vo co­rrec­to

A par­tir del pró­xi­mo oto­ño se acep­ta­rá es­ta fór­mu­la, a la vez que se man­tie­ne la tra­di­cio­nal, «idos»

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Cultura - ÁL­VA­RO SO­TO

En la RAE se de­ben de es­tar fro­tan­do los ojos des­pués de que un de­ba­te lin­güís­ti­co se ha­ya con­ver­ti­do en cues­tión na­cio­nal: ¿cuál es la se­gun­da per­so­na del plu­ral del im­pe­ra­ti­vo de «ir­se»? Has­ta aho­ra, el ca­non es­ta­ble­cía que la for­ma co­rrec­ta era «idos». Co­mo re­cor­dó ayer la Aca­de­mia en Twit­ter, «las for­mas de im­pe­ra­ti­vo de la se­gun­da per­so­na del plu­ral co­rres­pon­dien­tes al pro- nom­bre ‘vo­so­tros’ pier­den la -d fi­nal cuan­do se aña­de el pro­nom­bre en­clí­ti­co ‘os’», co­mo su­ce­de con amad (amaos), co­med (co­meos) o ve­nid (ve­níos).

Pe­ro ha­cía ya mu­cho tiem­po que la prác­ti­ca le ha­bía co­mi­do te­rreno a la teo­ría. Muy po­ca gen­te en Es­pa­ña pro­nun­cia la for­ma co­rrec­ta «idos», y pre­ci­sa­men­te ese el ar­gu­men­to que es­gri­me la RAE pa­ra acep­tar el uso de la pa­la­bra que to­do el mun­do uti­li­za: «Iros». «El pre­do­mi­nio de la for­ma ‘iros’ en la len­gua oral es el re­sul­ta­do de un pro­ce­so de­no­mi­na­do ‘ro­ta­cis­mo’ (la con­ver­sión en una r)», ex­pli­có ayer la Aca­de­mia en una no­ta; y es­to «ha po­di­do ver­se in­flui­do por la ten­den­cia ge­ne­ral que se per­ci­be en el es­pa­ñol eu­ro­peo a in­ser­tar es­ta con­so­nan­te en la se­gun­da per­so­na del plu­ral de los im­pe­ra­ti­vos: mar­cha­ros por mar­chaos o ca­lla­ros por ca­llaos».

Fue Ar­tu­ro Pé­rez Re­ver­te el que le­van­tó la lie­bre lin­güís­ti­ca. An­te la du­da de un tui­te­ro, que no sa­bía cuál de las dos for­mas era la co­rrec­ta, el es­cri­tor y aca­dé­mi­co res­pon­dió: «La RAE aca­ba de acep­tar iros, tras mu­cho de­ba­te, pues na­die de­cía idos o íos. Ya se pue­de usar sin com­ple­jos. Se­rá ofi­cial en oto­ño». Y a par­tir de ahí, la tem­pes­tad. Pa­ra los pu­ris­tas, se tra­ta­ba de una nue­va clau­di­ca­ción de la RAE, a la al­tu­ra de «al­món­di­ga», pa­la­bra que la Aca­de­mia in­clu­yó en su dic­cio­na­rio, aun­que, por su­pues­to, ase­gu­ran­do que se tra­ta­ba de un vul­ga­ris­mo. Pa­ra otros, sin em­bar­go, que «iros» de­je de ser in­co­rrec­to no es más que la adop­ción del ha­bla de la ca­lle por par­te de los se­ño­res del len­gua­je.

Se­gún des­ve­ló ayer el di­rec­tor de la RAE, Da­río Vi­lla­nue­va, la dis­cu­sión en el seno de la Aca­de­mia par­tió del la­do de los no­ve­lis­tas. «Fue un asun­to que tra­ta­mos ha­ce ya mu­chos años. Los no­ve­lis­tas no so­lo ar­gu­men­ta­ban que en el es­pa­ñol co­lo­quial y nor­mal no se usa­ba ‘idos’, sino ‘iros’, sino que ellos, a la ho­ra de es­cri­bir los diá­lo­gos de sus no­ve­las, sen­tían un fuer­te re­cha­zo ha­cia esa for­ma, ‘idos’, que re­sul­ta­ba un tan­to ex­tra­ña e in­clu­so vio­len­ta». «Lo co­rrec­to si­gue sien­do ‘idos’. Pe­ro se re­gis­tra­rá ‘iros’ co­mo uso ha­bi­tual», agre­gó. Es­cri­to­res y aca­dé­mi­cos co­mo Luis Ma­teo Díez, So­le­dad Puér­to­las y Luis Goy­ti­so­lo se mos­tra­ron par­ti­da­rios de la acep­ta­ción de «iros».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.