Ga­li­cia li­de­ra una ge­ne­ra­ción de oro

Pau­la Gin­zo y Ma­ría Araú­jo, MVP del tor­neo, se pro­cla­man cam­peo­nas de Eu­ro­pa sub-20 con un equi­po que ha he­cho his­to­ria

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Deportes - M. V. F.

To­do el mun­do les pre­gun­ta si fue «tan fá­cil co­mo pa­re­cía por la te­le», con­fie­san la vi­gue­sa Ma­ría Araú­jo y la ou­ren­sa­na Pau­la Gin­zo. Su res­pues­ta es un «no» ro­tun­do. Las dos ga­lle­gas de la se­lec­ción es­pa­ño­la sub-20 de ba­lon­ces­to se pro­cla­ma­ron cam­peo­nas de Eu­ro­pa con el equi­po el do­min­go cum­plien­do los pro­nós­ti­cos. Am­bas ase­gu­ran que aun sa­bién­do­se fa­vo­ri­tas, siem­pre tu­vie­ron los pies en el sue­lo. Pe­se a ser una ge­ne­ra­ción que lle­ga­ba a es­te fi­nal de la eta­pa de for­ma­ción ha­bién­do­se acos­tum­bra­do a ga­nar­lo to­do.

«Aho­ra, se­gún pa­san las ho­ras, es cuan­do em­pe­za­mos a dar­nos cuen­ta de que ga­na­mos el cam­peo­na­to de Eu­ro­pa. Mien­tras estás allí, ju­gan­do en­tre ami­gas a lo que te gus­ta, no eres tan cons­cien­te», re­ve­la la ju­ga­do­ra del Uni Fe­rrol, que fue ele­gi­da, ade­más, la MVP del tor­neo. Eso aún le cues­ta to­da­vía más asi­mi­lar­lo. «Es un pre­mio que no me es­pe­ra­ba, por­que hay gen­te de mu­cha ca­li­dad tan­to en mi equi­po co­mo en el res­to. ¡Es un or­gu­llo tre­men­do!», ex­cla­ma.

Ade­más, pa­ra Araú­jo es la guinda a una tem­po­ra­da so­bre­sa­lien­te en la que ha si­do una de las re­ve­la­cio­nes de la Li­ga fe­me­ni­na 1. «Sin du­da, ha si­do mi me­jor tem­po­ra­da, un año muy com­ple­to tam­bién a ni­vel co­lec­ti­vo. Ven­go de te­ner con­fian­za to­do el año en Fe­rrol y eso se re­fle­ja, por­que lle­gar a una se­lec­ción con con­fian­za es vital», va­lo­ra.

La vi­gue­sa cree que el se­cre­to no es­tá tan­to en ser un equi­po «con ca­rác­ter y am­bi­ción» co­mo en lle­var mu­chos años com­par­tien­do mil ba­ta­llas. «Nos co­no­ce­mos mu­cho, en mi ca­so lle­vo con al­gu­nas des­de los diez años. El se­cre­to es ju­gar co­mo sa­be­mos, por­que so­mos un equi­po en el que las do­ce ju­ga­do­ras tie­nen ca­li­dad y pue­den su­mar».

La jo­ven, que no quie­re pen­sar en la ab­so­lu­ta por­que «es­tá muy le­jos», sí se sien­te es­pe­cial­men­te sa­tis­fe­cha por ce­rrar con un oro una eta­pa en la que su ge­ne­ra­ción ya ha­bía ga­na­do dos eu­ro­peos, ade­más de ser sub­cam­peo­na mun­dial. «Al fi­nal del partido las sen­sa­cio­nes eran en­con­tra­das. Se jun­ta­ba una fe­li­ci­dad enor­me con la tris­te­za de que era el úl­ti­mo cam­peo­na­to de for­ma- ción, de ver­nos to­das jun­tas en la can­cha. Era un mo­men­to ple­tó­ri­co, pe­ro esa la­gri­mi­ta ton­ta te sa­le», con­fie­sa.

Araú­jo, que va a se­guir en Fe­rrol —«no du­dé por­que aquí es­toy có­mo­da y ten­go mi­nu­tos, que es lo que una ju­ga­do­ra jo­ven ne­ce­si­ta»—, tie­ne un re­cuer­do pa­ra el Cel­ta, don­de se for­mó. «Es una eta­pa que se ce­rró, pe­ro que en par­te si­gue abier­ta. Ten­go con­tac­to con en­tre­na­do­res y ju­ga­do­ras. Es bo­ni­to ver­nos cre­cer unos a otros y que la amis­tad si­ga».

Pau­la, del Eu­ro­peo al Mun­dial

Pau­la Gin­zo, por su par­te, via­jó ayer a Ita­lia pa­ra afron­tar el Mun­dial sub-19. «Ten­go ro­les di­fe­ren­tes en las dos, aquí ten­go ga­nas de ayu­dar un po­co más al equi­po en la pis­ta y qui­zá ten­ga que asu­mir un po­co más de res­pon­sa­bi­li­dad. Lo afron­to con mu­chas ga­nas», se­ña­la. Y con el im­pul­so de aca­bar de ga­nar el Eu­ro­peo: «Si se hi­zo fá­cil en­tre co­mi­llas es por­que cu­rra­mos mu­cho en la con­cen­tra­ción pre­via. Su­fri­mos pa­ra lue­go dis­fru­tar. El mo­men­to en el que sue­na la bo­ci­na y eres cam­peo­na de Eu­ro­pa es una de las me­jo­res sen­sa­cio­nes del mun­do».

Pau­la y Ma­ría, po­san con sus me­da­llas tras pro­cla­mar­se cam­peo­nas de Eu­ro­pa sub-20. FIBA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.