Un asi­duo de los juz­ga­dos

Vi­llar tie­ne otras cau­sas abier­tas, co­mo la de las sub­ven­cio­nes pa­ra Hai­tí, las ayu­das al Re­cre o el irre­gu­lar pro­ce­so elec­to­ral

La Voz de Galicia (Barbanza) - - A Fondo - IVÁN ANTELO

A es­tas al­tu­ras, ya no sor­pren­de que Án­gel Ma­ría Vi­llar ha­ya si­do de­te­ni­do en la ma­ña­na de ayer. El pre­si­den­te de la Real Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Fút­bol (RFEF) ha­ce años que vi­si­ta los juz­ga­dos, in­ves­ti­ga­do por su­pues­tos es­cán­da­los de co­rrup­ción. Pro­ce­sos que to­da­vía si­guen abier­tos.

¿Quién lo ha de­nun­cia­do?

El ex se­cre­ta­rio de Es­ta­do pa­ra el De­por­te, Mi­guel Car­de­nal, ha si­do uno de los po­cos que in­ten­tó plan­tar ca­ra a Vi­llar, ins­tán­do­lo a que cum­plie­ra la ley. El ex­pre­si­den­te del Con­se­jo Su­pe­rior de De­por­tes (CSD) ce­só de sus fun­cio­nes, can­sa­do de lu­char con­tra co­rrien­te, pe­ro an­tes de aban­do­nar de­nun­ció una se­rie de ano­ma­lías que aho­ra han de­ri­va­do en la in­ves­ti­ga­ción que di­ri­ge el juez Pe­draz.

¿Acu­mu­la otras cau­sas?

Sí. Aun­que aho­ra la cú­pu­la de la fe­de­ra­ción es­tá su­je­ta a exa­men por la ope­ra­ción Sou­le, Vi­llar es­tá sien­do in­ves­ti­ga­do por va­ria­das cau­sas, bue­na par­te de ellas de­nun­cia­das por Mi­guel Galán: la uti­li­za­ción irre­gu­lar de sub­ven­cio­nes con des­tino a Hai­tí, las ayu­das al Ma­rino y al Re­cre, el ca­so de las ca­mi­se­tas y las irre­gu­la­ri­da­des elec­to­ra­les.

¿Qué es el ca­so Hai­tí?

El Juz­ga­do de Ins­truc­ción nú­me­ro 4 de Ma­ja­dahon­da ad­mi­tió a trá­mi­te una de­nun­cia pre­sen­ta­da por Mi­guel Án­gel Galán con­tra Vi­llar y lo ha de­cla­ra­do in­ves­ti­ga­do (an­tes impu­tado) por una sub- ven­ción de 1,2 mi­llo­nes de eu­ros con­ce­di­da en el año 2010 por el CSD a la fe­de­ra­ción, que la ha­bía so­li­ci­ta­do pa­ra pla­nes de coo­pe­ra­ción (en­tre ellos, pro­yec­tos en Hai­tí). La fe­de­ra­ción no jus­ti­fi­có los gas­tos ni su des­tino y el CSD re­cla­mó su de­vo­lu­ción, más los in­tere­ses de de­mo­ra (300.000 eu­ros). Vi­llar in­ten­tó mi­ti­gar el gol­pe de­vol­vien­do de for­ma pre­ven­ti­va el di­ne­ro, pe­ro la in­ves­ti­ga­ción si­gue en cur­so.

¿Hu­bo tra­to de fa­vor al Ma­rino y al Re­cre?

Vi­llar también es­tá impu­tado por el juz­ga­do de Ma­ja­dahon­da por el ca­so del Re­cre y del Ma­rino, en otra de­nun­cia de Galán. Con­sis­te en una pre­sun­ta mal­ver­sa­ción de fon­dos, ad­mi­nis­tra­ción des­leal, pre­va­ri­ca­ción y co­rrup­ción de­por­ti­va, tras el su­pues­to tra­to de fa­vor a los equi­pos de fút­bol Re­crea­ti­vo y Ma­rino (de Te­ne­ri­fe) en la con­ce­sión de prés­ta­mos.

¿En qué con­sis­te el ca­so Ca­mi­se­tas?

Ha­ce unos días, Galán es­ta­ba dis­pues­to a rea­li­zar una nue­va de­nun­cia en otro su­pues­to ejer­ci­cio de co­rrup­ción de la fe­de­ra­ción, el ca­so Ca­mi­se­tas. Una pá­gi­na ofi­cial de la RFEF subas­tó ar­tícu­los re­la­cio­na­dos con la se­lec­ción (in­vi­ta­cio­nes pa­ra ce­nas de ga­la, ca­mi­se­tas...) y se sos­pe­cha que su re­cau­da­ción fue des­ti­na­da a fi­nan­ciar la úl­ti­ma cam­pa­ña elec­to­ral de Vi­llar (di­ri­gi­da por su hi­jo Gor­ka).

¿Hu­bo irre­gu­la­ri­da­des elec­to­ra­les?

Ha­ce unos me­ses, se ce­le­bra­ron las elec­cio­nes a la fe­de­ra­ción. En ellas, Jorge Pérez in­ten­tó des­ban­car a Vi­llar, pe­ro no pu­do. El ex se­cre­ta­rio ge­ne­ral de­nun­ció to­da una se­rie de irre­gu­la­ri­da­des que aho­ra de­be­rá in­ves­ti­gar la Jus­ti­cia or­di­na­ria, tras la in­hi­bi­ción del Tri­bu­nal Ad­mi­nis­tra­ti­vo del De­por­te. Los ar­gu­men­tos son múl­ti­ples. Por una par­te, en­tien­den que el pro­ce­so elec­to­ral ha es­ta­do adul­te­ra­do des­de el prin­ci­pio por­que Vi­llar se pu­so al fren­te de la jun­ta ges­to­ra de la fe­de­ra­ción y des­de ahí hi­zo cam­pa­ña a su fa­vor. Lo hi­zo, apro­ve­chán­do­se de que la pro­cla­ma­ción de can­di­da­tos no es has­ta se­ma­nas des­pués de la elec­ción de asam­bleís­tas, que es en reali­dad don­de se de­ci­de to­do. Ade­más, se que­jan de la par­cia­li­dad de la co­mi­sión elec­to­ral de la RFEF, en con­cre­to de Francisco Ru­bio, al que acu­san de ha­ber lle­va­do to­do el con­trol en el re­cuen­to de vo­tos. Di­cen que es­te miem­bro fue el que de­ci­dió qué vo­tos va­lían y cuá­les no, a pe­sar de que hu­bo cer­ca de mil que lle­ga­ron fue­ra del pla­zo (y fue­ron acep­ta­dos) y otros pre­sen­ta­ban di­ver­sas irre­gu­la­ri­da­des. También, que los pre­si­den­tes de las te­rri­to­ria­les in­cum­plie­ron su de­ber de im­par­cia­li­dad.

CHEMA MOYA EFE

Un agen­te de la Guar­dia Ci­vil cus­to­dia la en­tra­da prin­ci­pal de la se­de de la fe­de­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.