El de­vo­ra­dor de se­cre­ta­rios ge­ne­ra­les y fiel es­cu­de­ro de Vi­llar

La Voz de Galicia (Barbanza) - - A Fondo - A. C.

Cuan­do Án­gel Ma­ría Vi­llar al­can­zó la pre­si­den­cia de la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Fút­bol (1988), Juan Pa­drón te­nía 52 años y ya con­ta­ba con voz y man­do en el edi­fi­cio de la ca­lle Al­ber­to Bosch (an­ti­gua se­de fe­de­ra­ti­va). El neó­fi­to pre­si­den­te man­tu­vo al ti­ner­fe­ño en el car­go y es­te so­lo tar­dó un año en co­brar­se su pri­me­ra víc­ti­ma: el se­cre­ta­rio ge­ne­ral, Agus­tín Do­mín­guez.

Em­pe­za­ba así a la­brar­se Pa­drón su me­re­ci­da fa­ma de de­vo­ra­dor de se­cre­ta­rios ge­ne­ra­les. Y sa­lió ven­ce­dor en to­das las dispu­tas que man­tu­vo con es­tos. Lo­gró echar a Do­mín­guez, pos­te­rior­men­te a Ge­rar­do Gon­zá­lez y, úl­ti­ma­men­te, también ga­nó el pul­so a Jorge Pérez, al que llegó a re­le­gar al os­tra­cis­mo arre­ba­tán­do­le to­das sus fun­cio­nes y de­ján­do­lo du­ran­te me­ses co­mo me­ra fi­gu­ra de­co­ra­ti­va. Era la for­ma de ac­tuar del fiel guar­daes­pal­das de Án­gel Ma­ría Vi­llar.

Se di­ce por los pa­si­llos de Las Ro­zas que tal era el as­cen­dien­te que te­nía so­bre el pre­si­den­te que es­te nun­ca se atre­vió a cues­tio­nar nin­gu­na de sus ac­tua­cio­nes. Y eso que mu­chas le cos­ta­ron se­rios dis­gus­tos. Por­que, pa­ra­le­la­men­te a su que­ren­cia por car­gar­se se­cre­ta­rios ge­ne­ra­les, Pa­drón fue acu­mu­lan­do es­cán­da­los.

Llegó a ser acu­sa­do de lle­var a su fa­mi­lia de via­je a cos­ta de la fe­de­ra­ción, de fa­vo­re­cer la con­tra­ta­ción de Pu­ma (em­pre­sa cu­ya re­pre­sen­ta­ción os­ten­ta­ba en Te­ne­ri­fe) en di­ver­sas fe­de­ra­cio­nes te­rri­to­ria­les, de des­viar di­ne­ro de las qui­nie­las... El pe­núl­ti­mo escándalo que pro­ta­go­ni­zó fue em­plear a su hi­ja en la fun­da­ción de la RFEF. Una má­cu­la más en su po­lé­mi­co y sos­pe­cho­so his­to­rial que, a sus 81 años, le ha con­du­ci­do a ser de­te­ni­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.