La ac­ti­tud del ni­ño, se­gún la sen­ten­cia, de­mues­tra «des­pre­cio ha­cia su ma­dre»

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Galicia -

El me­nor re­co­no­ció en el jui­cio que la ma­dre le pi­dió que pu­sie­ra el desa­yuno y que se ne­gó. Que man­tu­vo esa ac­ti­tud por­que es­ta­ba es­cu­chan­do mú­si­ca en su te­lé­fono de al­ta ga­ma. Por tan­to, «es­tá cla­ro que la ac­ti­tud del ni­ño es to­tal­men­te equi­vo­ca­da».

«Por suer­te —aña­de el juez en la sen­ten­cia—, su fa­mi­lia es aco­mo­da­da y pue­de per­mi­tir­se el ti­rar el di­ne­ro de un te­lé­fono de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción, cu­yo pre­cio es igual a los in­gre­sos men­sua­les con los que se ven obli­ga­dos a vi­vir más del 50% de la po­bla­ción. En al­gu­nas oca­sio­nes, fa­mi­lias en­te­ras. Su com­por­ta­mien­to no so­lo mues­tra fal­ta de res­pe­to ha­cia la au­to­ri­dad ma­ter­na, sino también ha­cia el es­fuer­zo y tra­ba­jo que su­po­ne ga­nar un sa­la­rio con el que ad­qui­rir bie­nes».

«Sín­dro­me del em­pe­ra­dor»

Así las co­sas, no es­ta­mos, di­ce el juez, «en una dis­cu­sión en la que se pue­da in­ten­tar ar­gu­men­tar con­tra los ra­zo­na­mien­tos del con­tra­rio. Es­ta­mos an­te una cla­ra ex­hi­bi­ción por par­te del me­nor de una ac­ti­tud de sín­dro­me del em­pe­ra­dor, que úni­ca­men­te bus­ca hu­mi­llar y des­pre­ciar a su ma­dre. De no me­diar una in­me­dia­ta co­rrec­ción, el me­nor po­dría tras­la­dar di­cho com­por­ta­mien­to a ter­ce­ros y co­men­zar a com­por­tar­se igual con com­pa­ñe­ros o ve­ci­nos».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.