La Asam­blea ve­ne­zo­la­na ini­cia la ru­ta pa­ra nom­brar au­to­ri­da­des pa­ra­le­las

El vier­nes ele­gi­rán a nue­vos miem­bros del Tri­bu­nal Su­pre­mo pa­ra arre­ba­tar el po­der ju­di­cial a Ma­du­ro

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional - PE­DRO GAR­CÍA OTE­RO

Ase­dia­da, nue­va­men­te, por gru­pos de ma­ni­fes­tan­tes del cha­vis­mo —y cus­to­dia­da, es­ta vez, por la Guar­dia Nacional— la Asam­blea de Ve­ne­zue­la apro­bó el in­for­me fi­nal de de­sig­na­ción de nue­vos ma­gis­tra­dos del Tri­bu­nal Su­pre­mo de Jus­ti­cia, que se­rán ele­gi­dos el vier­nes, lo que ele­va­rá las gra­ves ten­sio­nes que vi­ve el país sud­ame­ri­cano, pues se cons­ti­tui­rán en una ins­tan­cia pa­ra­le­la a la de los jue­ces a los que re­co­no­ce el Go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro y que utiliza pa­ra frenar las ini­cia­ti­vas de­mo­cra­ti­za­do­ras de los opo­si­to­res.

«Los ma­gis­tra­dos ex­prés (elec­tos por el cha­vis­mo en los úl­ti­mos días de la an­te­rior Asam­blea) de­ben ser des­ti­tui­dos de sus car­gos y sus­ti­tui­dos por jue­ces ho­nes­tos, que de­fien­dan la jus­ti­cia, sin es­tar al ser­vi­cio de nin­gu­na par­cia­li­dad po­lí­ti­ca», se­ña­ló el dipu­tado Car­los Be­rriz­bei­tia, pre­si­den­te de la Co­mi­sión de Pos­tu­la­cio­nes Ju­di­cia­les que de­sig­na­rá a los 33 ma­gis­tra­dos pa­ra­le­los, lue­go de ob­te­ner el es­pal­da­ra­zo de ca­si 7,2 mi­llo­nes de ve­ne­zo­la­nos en el ple­bis­ci­to au­to­con­vo­ca­do por la Asam­blea Nacional, sin par­ti­ci­pa­ción del Con­se­jo Elec­to­ral, a cu­yos rec­to­res también el Par­la­men­to, con­tro­la­do por los par­ti­dos opo­si­to­res, les de­sig­na­rá unos miem­bros pa­ra­le­los.

La tras­cen­den­tal se­sión de la Asam­blea arran­có ayer por la ma­ña­na tras va­rios mo­men­tos de ten­sión. El pa­la­cio en el que tie­ne su se­de el po­der le­gis­la­ti­vo ama­ne­ció to­ma­do por la Guar­dia Nacional co­mo respuesta a los in­ci­den­tes del 5 de ju­lio que de­ja­ron un sal­do de cin­co dipu­tados he­ri­dos. Ade­más, sim­pa­ti­zan­tes del cha­vis­mo se apos­ta­ron a las puer­tas del pa­la­cio, pe­ro, a di­fe­ren­cia de ha­ce dos se­ma­nas, per­mi­tie­ron el in­gre­so de los 112 dipu­tados que con­for­man la ma­yo­ría de dos ter­cios de la opo­si­ción, eso sí, en­tre im­pro­pe­rios.

Aun­que la Me­sa de la Uni­dad De­mo­crá­ti­ca ha­bía con­vo­ca­do a los ciu­da­da­nos a sa­lir a las ca­lles ma­ña­na, es­te mar­tes de­ce­nas de pun­tos de las prin­ci­pa­les ciu­da­des del país fue­ron to­ma­dos por ad­ver­sa­rios del go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro, y ce­rra­das las vías. Las oe­ne­gés de de­fen­sa pú­bli­ca de­nun­cia­ron de­ce­nas de de­ten­cio­nes de ma­ni­fes­tan­tes, aun­que no se re­por­ta­ron he­ri­dos.

El Go­bierno de Ma­du­ro res­pon­dió a las de­cla­ra­cio­nes de Do­nald Trump, del lu­nes en la no­che, que anun­ció ac­cio­nes «rá­pi­das y con­tun­den­tes» si se aprue­ba la Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te. Sa­muel Mon­ca­da, can­ci­ller ve­ne­zo­lano, afir­mó que las re­la­cio­nes con EE.UU., que se en­cuen­tran con­ge­la­das, en­tra­ban en una «pro­fun­da re­vi­sión».

Al cha­vis­mo se le abrió un nue­ve fren­te de pre­sión internacional ayer. Un cen­te­nar de le­gis­la­do­res de Co­lom­bia y Chile de­nun­cia­ron a Ni­co­lás Ma­du­ro, an­te la fis­ca­lía del Tri­bu­nal Pe­nal Internacional (TPI) en La Ha­ya por «co­mi­sión de crí­me­nes de de­re­cho internacional» en el mar­co de la cri­sis de su país.

«Hoy pre­sen­ta­mos de­nun­cia con­tra Ma­du­ro fir­ma­da por más de 100 con­gre­sis­tas de Co­lom­bia y Chile», es­cri­bió el se­na­dor co­lom­biano Iván Du­que, lí­der de la pro­pues­ta en el país y miem­bro del Cen­tro De­mo­crá­ti­co del ex­pre­si­den­te Ál­va­ro Uri­be.

JUAN BARRETO AFP

Un opo­si­tor in­cen­dia un ca­mión pa­ra blo­quear uno de los ac­ce­sos a Ca­ra­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.