El bri­tá­ni­co que re­dac­tó el ar­tícu­lo del «bre­xit» lo cree desas­tro­so pa­ra Reino Uni­do

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional - C. P.

¡Pa­ren los mo­to­res, los es­co­ce­ses se ba­jan! Es­to es lo que pro­po­nen en una car­ta con­jun­ta una do­ce­na de fi­gu­ras pú­bli­cas de Es­co­cia. Uno de los fir­man­tes, John Kerr, lla­ma al Go­bierno bri­tá­ni­co a pe­dir tiem­po muer­to a Bruselas y con­ge­lar el pro­ce­so de di­vor­cio. El au­tor del ar­tícu­lo 50 del Tra­ta­do de Lis­boa, el mis­mo que in­vo­có el Reino Uni­do pa­ra abrir la puer­ta de sa­li­da de la UE, ad­vier­te en el tex­to de las «desas­tro­sas» con­se­cuen­cias que ya se atis­ban en el ho­ri­zon­te. «Ne­ce­si­ta­mos pen­sar otra vez so­bre el bre­xit y te­ner un de­ba­te am­plio so­bre pa­ra­li­zar y cam­biar nues­tro pa­re­cer», re­za la mi­si­va en la que se ha­ce una ra­dio­gra­fía de los pro­ble­mas a los que se en­fren­ta­rá el país si May si­gue ade­lan­te con la se­pa­ra­ción: em­peo­ra­mien­to de la ca­li­dad de vi­da, au­men­to de la in­fla­ción, ba­ja pro­duc­ti­vi­dad, cre­ci­mien­to dé­bil y da­ño irre­pa­ra­ble a la repu­tación internacional del Reino Uni­do.

Pe­se a que la ma­yo­ría de los bri­tá­ni­cos no con­si­de­ran ade­cua­do echar­se atrás, Kerr su­gie­re re­vo­car la ac­ti­va­ción del ar­tícu­lo 50. Es­pe­cial­men­te aho­ra que en­tre la opi­nión pú­bli­ca ca­la la sen­sa­ción de que el Go­bierno no pi­lo­ta bien las ne­go­cia­cio­nes de sa­li­da. May no quie­re dar ese pa­so e in­sis­te en que la de­ci­sión es­tá to­ma­da: «bre­xit is bre­xit».

Una par­te de su Eje­cu­ti­vo se man­tie­ne en sus tre­ce y de­man­da una rup­tu­ra to­tal. Otros ins­tan a ne­go­ciar una sa­li­da sua­ve. Dos po­si­cio­nes irre­con­ci­lia­bles que die­ron lu­gar a una gue­rra de fil­tra­cio­nes que ter­mi­nó con la pre­mier lla­man­do a fi­las a sus mi­nis­tros desobe­dien­tes. El ne­go­cia­dor del bre­xit, Da­vid Da­vis, plan­tó a las tres ho­ras a su ho­mó­lo­go eu­ro­peo, Mi­chel Bar­nier, y re­gre­só a Londres. Tras el bo­chor­no­so es­pec­tácu­lo, May se di­ri­gió a sus mi­nis­tros en pri­va­do. Les re­pro­chó su ac­ti­tud y el «no to­mar­se en se­rio sus res­pon­sa­bi­li­da­des». «Es ne­ce­sa­rio mos­trar for­ta­le­za y uni­dad co­mo país y eso em­pie­za en la me­sa de Go­bierno», es­pe­tó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.