«Em­pe­cé a ha­cer nudismo a los tre­ce años con ami­gos»

Ad­mi­te que le gus­ta es­tar so­lo en la pla­ya, y que no pue­de ir sin su gui­ta­rra

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Al Sol - DIE­GO LUENGO, J.B.

Iván se ha em­pe­ña­do en en­con­trar el amor en pro­gra­mas de te­le­vi­sión. Des­pués de ha­ber pa­sea­do co­mo Dios lo tra­jo al mun­do en Adán y Eva y ha­ber fra­ca­sa­do en su ci­ta a cie­gas en First Da­tes, con­ti­núa su bús­que­da.

—¿Tie­nes al­gún plan en es­pe­cial pa­ra es­te ve­rano?

—Que­dar­me en Galicia. Es la me­jor épo­ca, por­que aquí te­ne­mos una tem­pe­ra­tu­ra per­fec­ta.

—¿Cuál es tu lu­gar pre­fe­ri­do al que ir en ve­rano?

—Las pla­yas de Fis­te­rra, en es­pe­cial la de Mar de Fo­ra y la de Ros­tro. De­pen­dien­do del vien­to voy a sur­fear a una u otra.

—¿Pla­ya o pis­ci­na?

—Pla­ya siem­pre. Ado­ro el mar y no po­dría vi­vir en un lu­gar sin él. No po­der ver­lo me ha­ce es­tar in­có­mo­do.

—¿Con fa­mi­lia o ami­gos?

—So­lo. Ten­go una co­ne­xión es­pe­cial con el mar. Me he acos­tum­bra­do al con­tac­to di­rec­to con la na­tu­ra­le­za, y ne­ce­si­to ver el mar. Es mi vía de es­ca­pe.

—¿Qué es im­pres­cin­di­ble en tu plan de pla­ya?

—Siem­pre me lle­vo la gui­ta­rra y un li­bro. To­das mis can­cio­nes las he com­pues­to mi­ran­do al mar.

—¿Al­gu­na anéc­do­ta?

—De lo que más me acuer­do es de apren­der a na­dar en la pla­ya de Ba­rra­ñán con mi fa­mi­lia. Le Iván Pi­ñei­ro, con su gui­ta­rra en la pla­ya de Ba­rra­ñán. ten­go mu­chí­si­mo ca­ri­ño, pe­ro aho­ra no me ape­go a na­da. Hu­yo de las aglo­me­ra­cio­nes, por lo que pre­fie­ro ir a otros lu­ga­res.

—¿Al­gún amor de ve­rano?

—En Ba­rra­ñán tu­ve un amor de ve­rano muy bru­to... pe­ro no es lo mío, yo soy más de re­la­cio­nes lar­gas.

—Des­pués de tu pa­so por «Adán y Eva» es inevi­ta­ble la pre­gun­ta: ¿pla­ya nu­dis­ta sí o no?

—Cla­ro que sí. Me gus­ta ir a rin­co­nes don­de no ha­ya na­die pa­ra po­der es­tar so­lo y sin ro­pa, ha­cien­do lo que me dé la ga­na. De esa for­ma es­toy mu­cho más re­la­ja­do. Lle­vo yen­do al mis­mo si­tio 15 años y en to­tal me ha­bré en­con­tra­do allí con sie­te per­so­nas, por eso me gus­ta. Me en­can­ta es­tar so­lo.

—¿Y cuan­do co­men­zó lo del nudismo?

—Em­pe­cé a ha­cer nudismo a los 13 o 14 años, ha­cien­do surf en Ba­rra­ñán con mis ami­gos. Co­men­za­mos a ver a gen­te des­nu­da, y po­co a po­co al­gu­nos nos fui­mos atre­vien­do. No lo he de­ja­do.

—¿Si­gues con la mú­si­ca?

—Sí. Lle­vo des­de enero com­po­nien­do y gra­ban­do mi ma­que­ta. Lle­va­mos sie­te can­cio­nes gra­ba­das, pe­ro no ten­go fe­cha de lan­za­mien­to.

—¿Y la te­le­vi­sión?

—Por su­pues­to. Yo es­toy in­tere­sa­do en cual­quier pro­gra­ma. De he­cho, me he pre­sen­ta­do a uno úl­ti­ma­men­te que se­ría un gran re­to per­so­nal si lo su­pero. Yo creo que son ex­pe­rien­cias y si lo veo in­tere­san­te nun­ca me voy a ne­gar a ir.

CÉ­SAR QUIAN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.