«La co­media me gus­ta mu­chí­si­mo y el hu­mor es mi for­ma de ex­pre­sar­me»

El dra­ma­tur­go im­par­te un ta­ller en la Mos­tra de Tea­tro de Ri­ba­da­via y ayer se re­pre­sen­tó su obra «La ter­nu­ra»

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Cultura - XO­SÉ MANOEL RODRÍGUEZ

El di­rec­tor y dra­ma­tur­go na­va­rro Al­fre­do San­zol es uno de los re­fe­ren­tes in­elu­di­bles del pa­no­ra­ma es­cé­ni­co ac­tual y for­ma par­te, jun­to a An­drés Li­ma, del re­no­va­dor pro­yec­to de Tea­tro de la Ciu­dad. Tras exor­ci­zar al­gu­nos de sus epi­so­dios del pa­sa­do re­cien­te por me­dio del tea­tro —La cal­ma má­gi­ca y La res­pi­ra­ción sir­vie­ron pa­ra cau­te­ri­zar he­ri­das— re­gre­só a la co­media y al hu­mor que apor­tan so­sie­go y bie­nes­tar. En al­gu­na oca­sión se ha re­fe­ri­do a la «fi­na­li­dad cu­ra­ti­va y te­ra­péu­ti­ca» del hu­mor. San­zol es­tá es­tos días en la Mos­tra Internacional de Tea­tro de Ri­ba­da­via (MIT), don­de par­ti­ci­pa por par­ti­da do­ble: im­par­te el cur­so Ac­tuar, es­cri­bir e di­ri­xir en es­ce­na —co­or­ga­ni­za­do por el cer­ta­men ou­ren­sano y la Aso­cia­ción de Ac­to­res de Galicia— y en el Au­di­to­rio Ru­bén Gar­cía se re­pre­sen­tó en la no­che de ayer su mon­ta­je La ter­nu­ra.

—Hay re­fe­ren­cias su­yas que fi­jan su na­ci­mien­to en 1965 y 1972. También se le ci­ta co­mo ma­dri­le­ño y co­mo na­va­rro. ¿Es un mon­ta­je tea­tral?

—Es cier­to, aun­que to­do tie­ne una ex­pli­ca­ción. Lo de 1965 es­tá mal. Na­cí en 1972 en Ma- drid-Pam­plo­na. Lo hi­ce en Madrid pe­ro a los 3 años me fui a Pam­plo­na. Así que soy de Madrid-Pam­plo­na; co­mo el Pa­rís-Da­kar pa­ra en­ten­der­nos.

—Se ago­ta­ron las pla­zas de su cur­so en mi­nu­tos. ¿Lo es­pe­ra­ba?

—Te­nía mu­chas ga­nas de ve­nir a im­par­tir un cur­so aquí y creo que la par­ti­ci­pa­ción de la Aso­cia­ción de Ac­to­res e Ac­tri­ces de Galicia ju­gó un pa­pel im­por­tan­te en esa cir­cuns­tan­cia que men­cio­na.

—¿Cómo ha re­sul­ta­do la ex­pe­rien­cia? ¿Te­nía re­fe­ren­cias de la es­ce­na tea­tral ga­lle­ga?

—Fe­no­me­nal. Es­toy muy con­ten­to con la ex­pe­rien­cia, el ni­vel es muy bueno, la ac­ti­tud ex­ce­len­te y el tra­ba­jo crea­ti­vo también. Co­noz­co a gru­pos co­mo Il Ma­qui­na­rio —los vi en Madrid con Per­ple­jo, me gus­ta­ron mu­cho, y es­tán en el cur­so—, a Ché­ve­re, Ana Va­llés, Fe­fa Noia —que aho­ra lle­va el CDG— y a otros com­pa­ñe­ros ga­lle­gos.

—¿En qué cen­tra la ac­ti­vi­dad?

—Lo que ha­go con la gen­te que par­ti­ci­pa en el ta­ller es com­par­tir la téc­ni­ca que uso pa­ra ha­cer es­pec­tácu­los. Es una téc­ni­ca de im­pro­vi­sa­cio­nes en la que me de­jo guiar por cues­tio­nes que tie­nen que ver, al prin­ci­pio, con la in­tui­ción, el pla­cer, el jue­go y con des­ve­lar una his­to­ria que ima­gino que ya exis­te, pe­ro que es­pe­ra que me pon­ga a ha­cer­la. Es una ma­ne­ra de en­ga­ñar a la men­te pa­ra qui­tar­le la res­pon­sa­bi­li­dad de te­ner que in­ven­tar. Crea­mos aso­cia­cio­nes de ideas, de at­mós­fe­ras, va­mos dan­do for­ma a los per­so­na­jes y a sus de­seos; ve­mos cómo se re­la­cio­nan y cómo va apa­re­cien­do una his­to­ria, de la que aún no co­no­ce­mos el or­den de los acon­te­ci­mien­tos, pe­ro que va­mos des­cu­brien­do ese or­den con­for­me tra­ba­ja­mos.

—Jun­to a la crea­ción de sus obras fi­gu­ra una am­plia ac­ti­vi­dad co­mo do­cen­te. ¿Es una fa­ce­ta des­ta­ca­da en su tra­ba­jo?

—Es muy im­por­tan­te y fun­da­men­tal. En es­tos ta­lle­res prue­bo, in­ven­to y creo jue­gos y es­truc­tu­ras que lue­go uso en los en­sa­yos y pa­ra la es­cri­tu­ra de mis es­pec­tácu­los. De al­gu­na ma­ne­ra se va re­tro­ali­men­tan­do el ta­ller con el en­sa­yo y con la es­cri­tu­ra en ca­sa. Son di­fe­ren­tes ac­ti­vi­da­des que es­tán co­nec­ta­das y que se en­ri­que­cen las unas a las otras.

—Las crí­ti­cas de «La ter­nu­ra» se des­ha­cen en elo­gios y al­gu­nas ha­blan de un fu­tu­ro clá­si­co. ¿Cómo va­lo­ra la respuesta?

—Es cier­to que ha te­ni­do una re­cep­ción bue­ní­si­ma de crí­ti­ca y de pú­bli­co. Es­toy muy con­ten­to. Es uno de esos pla­ce­res que a ve­ces te da el tea­tro y lo dis­fru­to al má­xi­mo.

—¿La co­media es su es­pa­cio de re­fe­ren­cia?

—Me gus­ta mu­chí­si­mo. El hu­mor es una par­te esen­cial en mi tra­ba­jo crea­ti­vo y en mi ma­ne­ra de co­no­cer la reali­dad y el mun­do. Es mi ma­ne­ra de ex­pre­sar­me.

—¿Tra­ba­ja en al­gún pro­yec­to?

—Voy a ha­cer La da­ma bo­ba, con la Jo­ven Com­pa­ñía Nacional de Tea­tro Clá­si­co, y es­toy comenzando a es­cri­bir mi nue­vo tex­to, que se es­tre­na­rá en pri­ma­ve­ra en el Tea­tro Pa­vón.

SAN­TI M. AMIL

San­zol clau­su­ra hoy su ta­ller con los ac­to­res ga­lle­gos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.