Con Ço­lak o con tres

Bi­cho mar­có y el tur­co agi­tó el par­ti­do con­tra el Cer­ce­da has­ta que Pe­pe Mel re­cu­pe­ró el tri­vo­te

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Deportes - X. FER­NÁN­DEZ, I. MAR­TÍ­NEZ CER­CE­DA / LA VOZ

Bor­ja Valle: «Es­ta­mos to­da­vía ca­si sin gen­te arri­ba, aho­ra se irá afi­nan­do la plan­ti­lla»

Des­pués de tres bo­los en cas­ca­da, Mel con­si­de­ró lle­ga­do el mo­men­to de dar­le a la pre­cam­pa­ña cier­ta so­lem­ni­dad. No acer­tó con el día. Eli­gió al ri­val que has­ta la fe­cha go­za­ba de ma­yor car­tel; des­pués de la se­rie de con­jun­tos de Ter­ce­ra, to­ca­ba un Se­gun­da B. Pe­ro el Cer­ce­da aca­ba de ate­rri­zar por sor­pre­sa en la ca­te­go­ría de bron­ce y ayer se vio obli­ga­do a im­pro­vi­sar. Sus ju­ga­do­res em­pe­za­ron a ejer­ci­tar­se el lu­nes, diez­ma­dos por la des­ban­da­da en un club que es­tu­vo cer­ca de ba­jar la per­sia­na an­tes de as­cen­der. En la fi­cha que re­co­gía las ali­nea­cio­nes fi­gu­ra­ba aún el nom­bre de Jo­sé Luis Le­mos, el pe­núl­ti­mo en­tre­na­dor. Me­dia do­ce­na de fut­bo­lis­tas ro­ji­blan­cos, re­clu­ta­dos del ju­ve­nil, apa­re­cían sin dor­sal. Fren­te a to­do eso, y en un O Ro­xo ates­ta­do, qui­so Mel po­ner­se se­rio. Aguan­tó el ca­rro de cam­bios y re­cu­pe­ró de ini­cio el sis­te­ma ha­bi­tual en la tem­po­ra­da con­clui­da ha­ce so­lo dos me­ses. Mos­que­ra y Expósito com­par­tie­ron la di­rec­ción.

El do­ble pi­vo­te res­ta op­cio­nes al sa­car la bo­la y también pre­sen­cia ofen­si­va fren­te a opo­nen­tes de ni­vel in­fe­rior. En cho­ques así, un trío de cen­tro­cam­pis­tas pro­pi­cia que dos de ellos se arri­men con fre­cuen­cia al área ri­val. A cam­bio, el Dé­por ga­na a Ço­lak, que no es po­co de­cir. En días co­mo el de ayer, el en­gan­che tur­co se mue­ve por don­de más le gus­ta y ha­ce apa­re­cer so­cios en cual­quier di­rec­ción.

Le va­le in­clu­so Fer­nan­do Na­va­rro, tan po­co pró­di­go en el dis­pa­ro. En Cer­ce­da, el pri­me­ro en chu­tar fue el la­te­ral ca­ta­lán. Man­dó el ba­lón al pa­lo. Des­pués, po­co más. Los de Tito Ra­ma­llo (re­le­vo de Le­mos) se acan­to­na­ron sin fi­su­ras; no pi­sa­ron el campo vi­si­tan­te has­ta el mi­nu­to 25, pe­ro tam­po­co se de­ja­ron ava­sa­llar. Ço­lak si­guió bus­can­do, pe­ro ape­nas en­con­tró quién.

Al­gún lan­za­mien­to le­jano, al­gu­na in­fruc­tuo­sa ca­rre­ra de An­do­ne; y ya. Así has­ta que con­clu­yó el in­ter­me­dio y Mel vol­vió a va­riar la ru­ti­na, aguan­tan­do en el ban­qui­llo a su se­gun­da uni­dad. Fun­cio­nó la es­tra­te­gia, por­que de in­me­dia­to vol­vió a aso­mar el tur­co del 10 y le fil­tró un pa­se me­di­do a un cha­val con el que se en­tien­de bien. Bi­cho re­co­gió en el área y anotó el úni­co gol.

A la ho­ra lle­ga­ron los cam­bios y re­apa­re­ció el tri­vo­te y la agi­ta­ción. Se mo­vie­ron Bor­ges, los ca­rri­le­ros, Bruno Ga­ma (el lu­so chu­tó al lar­gue­ro) y Car­les Gil. Se mo­vió mu­cho Bak­ka­li, elec­tri­co y chu­pón en su de­but. Pe­ro el mar­ca­dor no. El mar­ca­dor se que­dó así. Bor­ja Valle fue el pri­me­ro en pa­sar por la zo­na mix­ta del campo de O Ro­xo una vez aca­ba­do el en­cuen­tro. El ber­ciano ejer­ció ayer de ex­tre­mo. «Ahí he ju­ga­do ca­si to­da la vi­da y me en­cuen­tro bien», re­co­no­ció. Sin em­bar­go, Pe­pe Mel, co­mo an­tes Ga­ri­tano, ve en él una op­ción pa­ra el la­te­ral, un pues­to en el que Valle to­da­vía se tie­ne que ro­dar: «Es­toy apren­dien­do, co­gien­do nue­vos con­cep­tos. Ha­cien­do to­do lo que sé pa­ra afian­zar­me ahí».

El lu­gar es un po­co lo de me­nos, con tal de con­se­guir per­ma­ne­cer en la plan­ti­lla blan­quia­zul. «Eso es lo que pien­so. Es­toy tran­qui­lo en ese sen­ti­do. Me de­di­co a ha­cer las co­sas lo me­jor po­si­ble y la re­com­pen­sa va a lle­gar», sos­tu­vo el fut­bo­lis­ta lle­ga­do del Ovie­do.

En cuan­to al plan­tel, des­ta­có que «es­ta­mos to­da­vía ca­si sin gen­te arri­ba. Aho­ra irán afi­nan­do la plan­ti­lla pa­ra ha­cer­lo me­jor que el año pa­sa­do».

Tras él, acu­dió a zo­na mix­ta Edu Expósito, mu­cho me­nos bre­ga­do an­te los mi­cros. De fra­se cor­ta, afir­mó sen­tir­se «bien, muy bien» y des­ve­ló que Mel le re­cla­ma «que jue­gue rá­pi­do, que sea in­ten­so». Se di­jo «muy con­ten­to por la con­fian­za» de­po­si­ta­da en él por el mís­ter y re­sal­tó que ve al equi­po «con buen rit­mo».

ANA GAR­CÍA

El Cer­ce­da plan­tó ca­ra a un Dé­por que no ofre­ció su me­jor ver­sión en O Ro­xo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.