27 re­ga­los

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Barbanza-muros-noia - Ál­va­ro Se­vi­lla

Las en­tra­das co­mien­zan a ame­na­zar­me a am­bos la­dos de las sie­nes. El mé­di­co no de­ja de re­cor­dar­me que ten­go que cui­dar­me, que no me ol­vi­de de prac­ti­car de­por­te to­das las se­ma­nas. Ca­da vez veo peor de le­jos y, cuan­do me des­pier­to des­pués de una no­che de fies­ta, ju­ro y per­ju­ro que no vol­ve­ré a be­ber. Cuan­do echo la vis­ta atrás, y pien­so que ha­ce tres días era un im­ber­be y atri­bu­la­do uni­ver­si­ta­rio, com­pren­do que voy ha­cién­do­me vie­jo. Hoy cum­plo los 27, y, a pe­sar de ca­da vez me due­len más los hue­sos, de mis pro­ble­mas de vis­ta, de las re­pe­ti­das re­co­men­da­cio­nes del doc­tor y de que las re­sa­cas ca­da vez me du­ran más, me sien­to me­jor que nun­ca.

Con el tiem­po he apren­di­do va­rias lec­cio­nes que me han per­mi­ti­do lle­gar al um­bral de los 30 sin sen­tir que me en­fren­to a un au­tén­ti­co dra­ma exis­ten­cial. La úl­ti­ma me la ex­pli­có una gran per­so­na, que se en­fren­tó a una en­fer­me­dad que es­tu­vo cer­ca de arre­ba­tár­nos­la. Cuan­do ha­ce unas se­ma­nas es­ta­ba a pun­to de cum­plir los 50 le pre­gun­té qué tal lo lle­va­ba. Su respuesta la gra­bé a fue­go: «Ca­da año que si­go aquí, con mi fa­mi­lia, es un re­ga­lo». Le di­je que la en­ten­día, que lo com­par­tía, que lo ma­te­rial ja­más lle­na el al­ma y que ade­más, a ba­se de equi­vo­car­me, ha­bía en­ten­di­do que lo úni­co im­por­tan­te pa­sa por ser quien realmente quie­res y no la per­so­na que otros es­pe­ran.

Gra­cias a es­to, pa­ra sen­tir­me jo­ven no he ne­ce­si­ta­do com­prar­me un co­che de­por­ti­vo, ni cam­biar de look, ni he pen­san­do en ta­tuar­me una fra­se fi­lo­só­fi­ca en el cos­ta­do. Pa­ra con­se­guir­lo se­gui­ré dis­fru­tan­do de las chu­rras­ca­das en fa­mi­lia del do­min­go, vi­si­ta­ré a Xan­xo y su pa­rra, vol­ve­ré a en­tre­nar en A Tri­ni­da­de con los com­pa­ñe­ros blan­qui­ver­des del Ar­tes, in­ten­ta­ré com­par­tir más trenes por Eu­ro­pa, brin­da­ré por otra Fes­ta Dor­na en el Ven­tos con los co­le­gas de to­da la vi­da, re­gre­sa­ré a Bar­ce­lo­na pa­ra vi­si­tar a mi se­gun­da fa­mi­lia y se­gui­ré per­dién­do­me con Jon Snow por In­ver­na­lia. Pa­ra sen­tir que el tiem­po no se me es­ca­pa se­gui­ré dis­fru­tan­do de esas no­ches de ve­rano que nun­ca se ter­mi­nan. Gra­cias a la gen­te que me ha acom­pa­ña­do en es­te ca­mino, yo también sien­to que es­tos 27 años han si­do un re­ga­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.