Me­rien­da y bai­les en el Car­men de La Paz

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Barbanza-muros-noia -

En­tre los mu­chos ho­me­na­jes que el fin de se­ma­na se ce­le­bra­ron con mo­ti­vo de las fies­tas del Car­men, uno de los más es­pe­ra­dos tu­vo lu­gar en el mu­ni­ci­pio ou­tien­se, en la re­si­den­cia La Paz. Allí se reunie­ron cer­ca de un cen­te­nar de per­so­nas, en­tre los re­si­den­tes, el per­so­nal del cen­tro y los 60 in­vi­ta­dos que asis­tie­ron a la ya tra­di­cio­nal me­rien­da en me­mo­ria de una Car­men de ban­de­ra, la ma­dre de la di­rec­to­ra del ge­riá­tri­co, Pu­ri­fi­ca­ción Gar­cía Brea.

«La con­me­mo­ra­ción se ha­ce des­de ha­ce unos seis años, en re­cuer­do de mi ma­dre, Car­men, ya fa­lle­ci­da», ex­pli­ca la res­pon­sa­ble del cen­tro. Es­ta vez, el tiem­po acom­pa­ñó y per­mi­tió lle­var a ca­bo la ce­le­bra­ción al ai­re li­bre, en un mar­co pri­vi­le­gia­do, co­mo son los jar­di­nes de la re­si­den­cia.

En la me­rien­da no fal­ta­ron las em­pa­na­das va­ria­das, la pas­te­le­ría, dis­tin­tos bo­ca­dos sa­la­dos y be­bi­das ga­seo­sas en un día de fies­ta en el que es­tá per­mi­ti­do sal­tar­se la die­ta y los ma­yo­res tie­nen vía li­bre pa­ra dar­le un ca­pri­cho al cuer­po jun­to a sus com­pa­ñe­ros y alle­ga­dos, con la úni­ca res­tric­ción de las be­bi­das al­cohó­li­cas.

«Es una fies­ta ya es­pe­ra­da y los re­si­den­tes dis­fru­tan mu­chí­si­mo ese día y se po­nen es­pe­cial­men­te gua­pos pa­ra la oca­sión», in­di­ca la di­rec­to­ra del cen­tro.

Con mú­si­ca ba­ja me­jor

Pa­ra com­ple­tar la ce­le­bra­ción, el gru­po de gai­tas Os Breas, co­no­ci­dos ya en­tre los ma­yo­res del cen­tro ou­tien­se, ani­ma­ron la jornada jun­to al per­so­nal de la re­si­den­cia. Así, los más ve­te­ra­nos se sa­cu­die­ron el do­lor de pier­nas y de ri­ño­nes y sa­ca­ron a re­lu­cir su ta­len­to co­mo bai­la­ri­nes, for­ja­do a fue­go len­to en fo­lia­das y fies­tas po­pu­la­res. Has­ta con la si­lla de rue­das sa­lie­ron al­gu­nos a la pis­ta en una de­mos­tra­ción ca­si olím­pi­ca de aguan­te que de­ja­ría en mal lu­gar a mu­cho bai­la­rín de sa­lón.

Y es que, co­mo des­ta­ca Pu­ri­fi­ca­ción Gar­cía, «du­ran­te to­do el año los fa­mi­lia­res no tie­nen opor­tu­ni­dad de ha­cer fies­ta con los ma­yo­res, sal­vo en sus cum­plea­ños y en oca­sio­nes muy pun­tua­les, y es im­por­tan­te que ten­gan con­tac­to di­rec­to con ellos y pa­sen un buen ra­to jun­tos».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.