Ma­du­ro anun­cia un plan es­pe­cial de «bús­que­da y cap­tu­ra» de la opo­si­ción

La Asam­blea apues­ta por un Go­bierno de uni­dad «por­que el cam­bio es im­pa­ra­ble»

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional - PE­DRO GAR­CÍA OTE­RO

El pre­si­den­te ve­ne­zo­lano, Ni­co­lás Ma­du­ro, ac­ti­vó el Con­se­jo de De­fen­sa Na­cio­nal (Co­de­na), que agru­pa a los re­pre­sen­tan­tes de los po­de­res pú­bli­cos y al al­to man­do de las Fuer­zas Ar­ma­das, y anun­ció un «plan es­pe­cial de jus­ti­cia de emer­gen­cia», que se de­di­ca­rá a la «bús­que­da y cap­tu­ra de cons­pi­ra­do­res», y pa­ra «brin­dar pro­tec­ción al pue­blo». Ma­du­ro bus­ca blin­dar­se con los mi­li­ta­res an­te lo que ca­li­fi­có de «in­ten­to de in­ter­ven­ción de Es­ta­dos Uni­dos y la Unión Eu­ro­pea», que le so­li­ci­ta­ron sus­pen­der la con­vo­ca­to­ria de la Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te que le per­mi­ti­rá to­mar por asal­to los po­de­res que le son in­có­mo­dos.

«Si Trump di­ce Cons­ti­tu­yen­te no, yo di­go Cons­ti­tu­yen­te sí. Aho­ra no es so­lo por la paz, es tam­bién an­ti­im­pe­ria­lis­ta», se­ña­ló Ma­du­ro en res­pues­ta al De­par­ta­men­to de Es­ta­do de EE.UU., cu­yos por­ta­vo­ces afir­ma­ron que se eva­lúan san­cio­nes con­tra los fun­cio­na­rios del Go­bierno ve­ne­zo­lano.

La Cons­ti­tu­yen­te ge­ne­ra un enor­me re­cha­zo so­cial, que ayer ver­ba­li­zó el di­rec­tor de or­ques­ta Gus­ta­vo Du­da­mel: «Le pi­do a Ma­du­ro que no la con­vo­que. La for­ma en la que se ha lle­va­do a ca­bo agra­va los pro­ble­mas en vez de so­lu­cio­nar­los».

El «plan es­pe­cial de jus­ti­cia de emer­gen­cia» es­ta­rá di­ri­gi­do por el pre­si­den­te del Tri­bu­nal Su­pre­mo, Mai­kel Mo­reno, y de él for­ma­rá par­te la vi­ce­fis­cal de­sig­na­da por es­te tri­bu­nal, Kat­he­ri­ne Ha­rring­ton. Am­bos ya han si­do san­cio­na­dos por Es­ta­dos Uni­dos por pre­sun­tas vio­la­cio­nes de de­re­chos hu­ma­nos. Ha­rring­ton no es re­co­no­ci­da por la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal ni tam­po­co por la fis­cal ge­ne­ral ti­tu­lar, Lui­sa Or­te­ga Díaz, a la que Ma­du­ro, nue­va­men­te, ca­li­fi­có de trai­do­ra al anun­ciar que el Con­se­jo de De­fen­sa «se re­uni­rá per­ma­nen­te­men­te» pa­ra eva­luar «la in­tro­mi­sión de Es­ta­dos Uni­dos, la UE, Co­lom­bia y Bra­sil en los asun­tos in­ter­nos ve­ne­zo­la­nos».

Tri­bu­na­les pa­ra­le­los

«El plan de Ma­du­ro va a desatar una atroz per­se­cu­ción con­tra la opo­si­ción», des­ta­có la oe­ne­gé de de­re­chos hu­ma­nos Ve­ne­zue­la Awa­re­ness, con se­de en Mia­mi. La me­di­da es­con­de un «sis­te­ma de jus­ti­cia pa­ra­le­lo» que pon­drá a los ve­ne­zo­la­nos en «to­tal in­de­fen­sión ju­rí­di­ca» y con­tem­pla, co­mo se­ña­ló Ma­du­ro, ge­ne­ra­li­zar el uso de tri­bu­na­les mi­li­ta­res con­tra la di­si­den­cia.

Los efec­tos de la me­di­da idea­da por el cha­vis­mo no co­men­za­ron a sen­tir­se ayer, pe­se a que en to­do el país se pro­du­je­ron de­ce­nas de blo­queos de via­les en pro­tes­ta con­tra el Go­bierno de Ma­du­ro. Los trans­por­tis­tas ini­cia­ron una huel­ga que se pro­lon­ga­rá has­ta ma­ña­na, cuan­do la opo­si­ción ha con­vo­ca­do a un «pa­ro ac­ti­vo na­cio­nal», que in­clu­ye un ce­se de ac­ti­vi­da­des com­bi­na­do con pro­tes­tas de ca­lle.

La opo­si­ción anun­ció tam­bién ayer un «pac­to de go­ber­na­bi­li­dad», pre­sen­ta­do por el ex­pre­si­den­te de la Asam­blea Na­cio­nal, Henry Ra­mos Allup, quien afir­mó que «el cam­bio po­lí­ti­co es im­pa­ra­ble e in­mi­nen­te y ha­ce­mos es­te com­pro­mi­so pa­ra ga­ran­ti­zar la es­ta­bi­li­dad del país».

En­tre otros anun­cios, la Me­sa se­ña­ló que to­das las po­lí­ti­cas de un even­tual Go­bierno de tran­si­ción ten­de­rán «a la jus­ti­cia so­cial» y que si Ma­du­ro aban­do­na su car­go, co­mo es­pe­ra la coa­li­ción, se crea­rá un plan de emer­gen­cia orien­ta­do a sa­lir de la si­tua­ción de cri­sis ali­men­ta­ria y de me­di­ci­nas que hay en Ve­ne­zue­la.

Ade­más, Ra­mos afir­mó que el pre­si­den­te que se acuer­de pa­ra la tran­si­ción po­lí­ti­ca se ne­go­cia­rá tam­bién con el «cha­vis­mo di­si­den­te», y no po­drá op­tar a ser re­elec­to una vez se con­vo­quen elec­cio­nes ge­ne­ra­les.

Mien­tras, la fis­cal ge­ne­ral, Lui­sa Or­te­ga, pu­so en du­da la in­ten­ción de los opo­si­to­res de apro­ve­char el re­fe­ren­do del pa­sa­do do­min­go pa­ra nom­brar una ad­mi­nis­tra­ción pa­ra­le­la a par­tir de ma­ña­na. «No es le­gal», di­jo Or­te­ga, fo­co de du­ros ata­ques de Ma­du­ro y sus lea­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.