La ex­pre­si­den­ta de la Cá­ma­ra cri­ti­ca a su su­ce­so­ra por no ha­ber im­pe­di­do el ac­ce­so a los agen­tes

La Voz de Galicia (Barbanza) - - España -

El Go­bierno de Car­les Puig­de­mont reac­cio­nó con cau­te­la y se im­pu­so el si­len­cio. So­lo el con­se­je­ro de Pre­si­den­cia, Jor­di Tu­rull, sa­có pe­cho y afir­mó en las re­des so­cia­les: «Co­la­bo­ra­ción con la Jus­ti­cia, to­da. Es­pec­tácu­los y hu­mi­lla­cio­nes en el Pa­lau que des­de ha­ce seis si­glos aco­ge la Ge­ne­ra­li­tat, ni una». Tam­bién el con­se­je­ro de Cultura, Lluís Puig, co­men­tó que en la Guar­dia Ci­vil «se­gu­ra­men­te hay ga­nas de ha­cer una cier­ta es­ce­no­gra­fía» con sus en­tra­das en las prin­ci­pa­les ins­ti­tu­cio­nes ca­ta­la­nas. Des­de las fuer­zas in­de­pen­den­tis­tas va­lo­ra­ron el ges­to de Tu­rull ca­si de for­ma he­roi­ca y de he­cho la ex­pre­si­den­ta de la Cá­ma­ra ca­ta­la­na, Nu­ria de Gispert, cri­ti­có a Car­me For­ca­dell por ha­ber de­ja­do en­trar a los agen­tes po­li­cia­les en el Par­la­men­to au­to­nó­mi­co, de don­de sa­lie­ron con co­pias de los co­rreos elec­tró­ni­cos del des­pa­cho de Gor­dó. «Yo no les de­ja­ría en­trar. Tu­rull les ha im­pe­di­do el pa­so. Que en­tren en el Con­gre­so, que tie­nen mu­cho más tra­ba­jo», co­men­tó De Gispert.

Des­de la opo­si­ción, vie­ron con «nor­ma­li­dad» la ac­tua­ción de la Guar­dia Ci­vil y re­cla­ma­ron ex­pli­ca­cio­nes a Mas. El PP acu­só a Tu­rull de «obs­ta­cu­li­zar» la ac­ción de la Jus­ti­cia, de­jan­do imá­ge­nes «po­co edi­fi­can­tes».

La CUP, co­mo ca­si siem­pre, dio la no­ta ex­tre­ma y com­pa­ró la ope­ra­ción con el gol­pe del 23F. «Quie­to to­do el mun­do», afir­mó la dipu­tada de la CUP, Mi­reia Bo­ya, re­cor­dan­do al gol­pis­ta Te­je­ro cuan­do asal­tó el Con­gre­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.