Po­lo­nia ig­no­ra el ul­ti­má­tum de la UE y li­qui­da la di­vi­sión de po­de­res

El Par­la­men­to da luz ver­de a la po­lé­mi­ca re­for­ma que per­mi­te al Go­bierno con­tro­lar al Tri­bu­nal Su­pre­mo

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional - JA­VIER CAS­TRO, L. G.

235 vo­tos a fa­vor, 192 en con­tra y 23 abs­ten­cio­nes pa­ra aca­bar con la in­de­pen­den­cia del po­der ju­di­cial y la di­vi­sión de po­de­res. Ocu­rrió ayer en el Par­la­men­to de Po­lo­nia, des­pués de que el par­ti­do hi­per­na­cio­na­lis­ta Ley y Jus­ti­cia (PiS) desafia­se por enési­ma vez a la Unión Eu­ro­pea con la ley que le per­mi­te to­mar el con­trol de la jus­ti­cia.

La re­for­ma pre­vé la des­ti­tu­ción de los ac­tua­les miem­bros del Con­se­jo Na­cio­nal del Po­der Ju­di­cial, ele­gi­dos por el pro­pio pre­si­den­te del or­ga­nis­mo, y per­mi­ti­rá al Par­la­men­to nom­brar a 15 de sus 25 miem­bros. De es­te mo­do, el PiS, con ma­yo­ría ab­so­lu­ta en am­bas cá­ma­ras, pa­sa­ría a do­mi­nar al más al­to ór­gano ju­di­cial del país, el Tri­bu­nal Su­pre­mo.

La me­di­da aún de­be ser ra­ti­fi­ca­da por el Se­na­do y por el pre­si­den­te po­la­co, Andrzej Du­da, quien ya ame­na­zó con no apro­bar­la si no se mo­di­fi­ca­ba an­tes otra po­lé­mi­ca ini­cia­ti­va apro­ba­da la se­ma­na pa­sa­da so­bre el ór­gano de go­bierno de los jue­ces.

La opo­si­ción, li­de­ra­da por Pla­ta­for­ma Ciu­da­da­na, anun­ció que pe­di­ría a Du­da «po­ner fin a es­ta lo­cu­ra y man­te­ner a Po­lo­nia en la Unión Eu­ro­pea», se­gún afir­mó uno de sus por­ta­vo­ces, Borys Bud­ka. La de­ri­va au­to­crá­ti­ca del Eje­cu­ti­vo ha con­se­gui­do unir al res­to de fuer­zas po­lí­ti­cas, que cla­man con­tra las ma­nio­bras del par­ti­do de los Kaczyns­ki. «He­mos asis­ti­do al ma­yor frau­de en la his­to­ria del par­la­men­ta­ris­mo po­la­co», ase­ve­ró Bud­ka.

Re­cha­zo a la UE

El des­en­cuen­tro en­tre el Go­bierno po­la­co y la Unión Eu­ro­pea vie­ne de le­jos. Des­de su lle­ga­da al Eje­cu­ti­vo en 2015, el PiS es­tá en el pun­to de mi­ra por su «ame­na­za sis­té­mi­ca» al Es­ta­do de de­re­cho. Las úl­ti­mas tres re­for­mas ju­di­cia­les se unen a la apro­ba­da el año pa­sa­do con­tra el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal, que vio mer­ma­da su ca­pa­ci­dad pa­ra ve­ri­fi­car las le­yes apro­ba­das por el Par­la­men­to.

La con­tro­ver­sia con Varsovia no se li­mi­ta al ám­bi­to de la jus­ti- cia. Una ofen­si­va con­tra los me­dios de co­mu­ni­ca­ción pú­bli­cos hi­zo sal­tar las alar­mas en Bru­se­las a fi­na­les del año pa­sa­do. En al­gu­nos ca­sos, co­mo en la prohi­bi­ción del abor­to o tras ne­gar la en­tra­da de pe­rio­dis­tas al Par­la­men­to, el PiS dio un pa­so atrás, pe­ro el par­ti­do con­ti­núa cum­plien­do con su pro­gra­ma de má­xi­mos.

Hun­gría, otro es­ta­do pro­ble­má­ti­co pa­ra la UE, se so­li­da­ri­zó ayer con Po­lo­nia: «Es­ta­mos con Po­lo­nia y ha­ce­mos un lla­ma­mien­to a la Co­mi­sión Eu­ro­pea pa­ra que no so­bre­pa­se su au­to­ri­dad», afir­mó el mi­nis­te­rio de Ex­te­rio­res en un co­mu­ni­ca­do.

El pre­si­den­te del Con­se­jo Eu­ro­peo, el tam­bién po­la­co Do­nald Tusk, ex­pre­só su desacuer­do con el PiS. «Nues­tra ta­rea co­mún de­be ser evi­tar el peor es­ce­na­rio que po­dría su­po­ner la mar­gi­na­li­dad de Po­lo­nia en Eu­ro­pa», sen­ten­ció tras apro­bar­se la ley.

B.Z EFE

«Gol­pe de Es­ta­do». Así de­fi­nió la opo­si­ción po­la­ca a la po­lé­mi­ca re­for­ma del Tri­bu­nal Su­pre­mo im­pul­sa­da por el Go­bierno. En la fo­to, un gru­po de personas ma­ni­fes­tán­do­se ayer en Varsovia con­tra la de­ci­sión del Eje­cu­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.