Igle­sias la­men­ta su muer­te, pe­ro re­cuer­da a los que se sui­ci­da­ron por sus ma­ne­jos

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Economía -

Un día des­pués de que el se­cre­ta­rio de aná­li­sis es­tra­té­gi­co y cam­bio po­lí­ti­co de Po­de­mos, Íñi­go Erre­jón, ex­pre­sa­ra su pé­sa­me a la fa­mi­lia al ex­pre­si­den­te de Ca­ja Ma­drid, el se­cre­ta­rio general de la for­ma­ción mo­ra­da, Pa­blo Igle­sias, la­men­tó ayer la muer­te de Mi­guel Ble­sa y «de cual­quier ser hu­mano», pe­ro sub­ra­yó que su «re­cuer­do» es­tá en es­tos mo­men­tos con «las mu­chas personas que fue­ron víc­ti­mas de de­sahu­cios y es­ta­fas» du­ran­te su ges­tión al fren­te de Ca­ja Ma­drid y, so­bre to­do, «con to­dos aque­llos que tam­bién se sui­ci­da­ron por esas cau­sas.»

En la rue­da de pren­sa pos­te­rior a la reunión que man­tu­vo con el nue­vo se­cre­ta­rio general de Co­mi­sio­nes Obre­ras, Unai Sor­do, Igle­sias ad­vir­tió que «cuan­do se ha­bla de una per­so­na se omi­te a otras». Por eso, pre­ci­sa­men­te, qui­so de­jar bien cla­ra su «so­li­da­ri­dad» con to­dos los que pa­de­cie­ron las con­se­cuen­cias «de los co­rrup­tos y del sa­queo ge­ne­ra­li­za­do» que se pro­du­jo en Es­pa­ña du­ran­te años.

Mi­guel Ble­sa era uno de los per­so­na­jes que la for­ma­ción mo­ra­da in­clu­yó en su ya fa­mo­so y po­lé­mi­co Tra­ma­bús co­mo sím­bo­lo de la co­rrup­ción y de los abu­sos en las ca­jas de aho­rros por la «es­ta­fa» de las pre­fe­ren­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.