«To­dos nues­tros mue­bles son bue­nos»

El res­pon­sa­ble de la úni­ca tien­da ga­lle­ga, que cum­ple sie­te años, ase­gu­ra que si­guen es­tu­dian­do ins­ta­lar­se en Vi­go

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Economía - F. FER­NÁN­DEZ

«En ca­si to­dos los ho­ga­res en­con­tra­rás al­go de Ikea. Nos en­can­ta ayu­dar a de­co­rar»

Car­los Cocheteux (Ma­drid, 1985) fue nom­bra­do director de la úni­ca tien­da Ikea en Ga­li­cia, ubi­ca­da en A Co­ru­ña, el año que cum­plía los 30, en el 2015. Es­tos días an­da en­re­da­do en or­ga­ni­zar el sép­ti­mo aniver­sa­rio del po­pu­lar ne­go­cio, que han pi­sa­do ya 13 mi­llo­nes de vi­si­tan­tes.

—¿Es mu­cho o po­co en com­pa­ra­ción con otras tien­das?

—Es­ta­mos en Ga­li­cia, y con la po­bla­ción que hay, es­ta­mos bas­tan­te con­ten­tos con esa ci­fra. Son 1,8 mi­llo­nes de vi­si­tan­tes al año, con una re­pe­ti­ción de tres o cua­tro ve­ces por clien­te, lo que nos di­ce que es­ta­mos ha­cien­do bien las co­sas y que el ser­vi­cio que les es­ta­mos dan­do es muy bueno.

—Ha­bla de vi­si­tan­tes, pe­ro ¿cuán­ta gen­te com­pra en Ikea?

—Pues apro­xi­ma­da­men­te el 40 % de to­dos los vi­si­tan­tes que re­ci­bi­mos aca­ban com­pran­do, es de­cir, unos seis mi­llo­nes. Vie­nen mu­chas fa­mi­lias y mu­chas pa­re­jas a pa­sar el día y aca­ban com­pran­do. Cuan­do abri­mos la tien­da, la gen­te es­ta­ba dis­pues­ta a des­pla­zar­se mu­cho más por­que no te­nían un Ikea tan cer­ca, pe­ro aho­ra ca­si el 70 % vie­nen de la pro­vin­cia de A Co­ru­ña, el 8,5 de la de Pon­te­ve­dra, ca­si el 6 de Lu­go y el 2 % de Ou­ren­se.

—¿Di­ría que se ha su­pe­ra­do el ba­che de la cri­sis?

—El año pa­sa­do aca­ba­mos con un 6 % de cre­ci­mien­to en las ven­tas y la pers­pec­ti­va pa­ra es­te tam­bién es al al­za: es­ta­mos muy sa­tis­fe­chos, pe­ro sin du­da ha ha­bi­do años di­fí­ci­les.

—¿Cuán­to fac­tu­ra Ikea en Ga­li­cia?

—El 2016 lo ce­rra­mos con unos 52 mi­llo­nes de fac­tu­ra­ción y es­te año es­pe­ra­mos su­pe­rar­los.

—Tra­ba­ja­do­res tie­nen aho­ra 357: ¿es­tá pre­vis­to au­men­tar la plan­ti­lla?

—Du­ran­te el úl­ti­mo año he­mos in­cor­po­ra­do unos vein­te em­plea­dos di­rec­tos, in­di­rec­tos se­gu­ra­men­te tam­bién, pa­ra el ser­vi­cio de trans­por­te y el re­par­to de la ven­ta por In­ter­net. El ob­je­ti­vo es que to­dos nues­tros tra­ba­ja­do­res sean in­de­fi­ni­dos: de mo­men­to lo son el 87 %.

—Ikea se in­cor­po­ró tar­de, en di­ciem­bre pa­sa­do, a la ven­ta por In­ter­net, ¿qué tal fun­cio­na?

—Nos in­cor­po­ra­mos tar­de, pe­ro por­que que­ría­mos ha­cer las co­sas bien. Co­mo Ikea es tan gran­de que­ría­mos ase­gu­rar­nos un mon­tón de ru­ti­nas que con­lle­va la ven­ta on-li­ne. Los pri­me­ros da­tos son muy bue­nos, muy po­si­ti­vos, pe­ro, de mo­men­to, la gran ma­yo­ría de los clien­tes vie­nen a la tien­da a mi­rar, a ins­pi­rar­se, y lue­go com­pran tran­qui­la­men­te des­de ca­sa. In­ter­net nos per­mi­te acer­car­nos a to­dos los ho­ga­res.

—Us­ted ha es­ta­do en otras tien­das. ¿Com­pra­mos di­fe­ren­te los ga­lle­gos?

—Tie­ne una pe­cu­lia­ri­dad el gallego: es muy exi­gen­te, le gus­tan los mue­bles de ca­li­dad, de madera ma­ci­za. Tam­bién le da más im­por­tan­cia que en otros si­tios al ves­tí­bu­lo. Co­mo aquí llue­ve mu­cho, ne­ce­si­tan de­jar el pa­ra­guas, el abri­go, las bo­tas al en­trar en ca­sa. No­so­tros te­ne­mos to­do eso en cuen­ta a la ho­ra de di­se­ñar la tien­da, cla­ro.

—Así que los ga­lle­gos apre­cian los mue­bles de ca­li­dad, de madera ma­ci­za, pe­ro ¿en Ikea no hay so­lo mue­bles ba­ra­tos de ba­ja ca­li­dad?

—Nues­tro pri­mer en­fo­que es la ca­li­dad, to­dos nues­tros pro­duc­tos es­tán tes­ta­dos. Es cier­to que la gran ma­yo­ría com­pran a pre- cios ba­jos y en ese ca­so se­gu­ra­men­te no hay madera ma­ci­za, aun­que si­guen sien­do mue­bles bue­nos. Pe­ro tam­bién te­ne­mos una ga­ma al­ta. Siem­pre in­ten­ta­mos dar ca­li­dad en to­dos los pro­duc­tos y que es­ta sea acor­de con lo que el clien­te quie­ra pa­gar.

—¿Có­mo son los clien­tes de Ikea y cuán­to tiem­po pa­san en la tien­da?

—Ha­bla­mos mu­cho con nues­tros clien­tes pa­ra sa­ber lo que quie­ren, de he­cho, en la tien­da te­ne­mos am­bien­tes ba­sa­dos en fa­mi­lias reales de A Co­ru­ña. Nues­tro clien­te ti­po es una mu­jer de en­tre 30 y 40 años, que sue­le ve­nir más tar­de en pa­re­ja, y el tiem­po me­dio de re­co­rri­do son dos ho­ras o dos ho­ras y me­dia. Hay mu­chos chis­tes con es­to de que ten­gas que ha­cer el re­co­rri­do com­ple­to, y des­de es­ta se­ma­na te­ne­mos una en­tra­da di­rec­ta a ac­ce­so­rios que evi­ta cru­zar to­da la tien­da.

—¿Qué pla­nes de ex­pan­sión ma­ne­jan pa­ra Ga­li­cia?

—Con­ti­nua­mos con el es­tu­dio de mer­ca­do de Vi­go, si­gue sien­do una op­ción rea­lis­ta, pe­ro es­ta­mos ba­ra­jan­do dis­tin­tos for­ma­tos pa­ra ver cuál es el que más se ade­cúa. En Ma­drid te­ne­mos una tien­da tem­po­ral en me­dio de la ciu­dad y es­ta­mos vien­do có­mo fun­cio­na.

—Es de­cir, qui­zá de­ci­dan abrir tien­da tem­po­ral den­tro de Vi­go.

—No lo sa­be­mos. Nues­tra idea ini­cial si­gue sien­do una tien­da al uso, esa se­ría la pri­me­ra op­ción, pe­ro es­ta­mos es­tu­dian­do otras po­si­bi­li­da­des.

—Lle­van años es­tu­dian­do mer­ca­do de Vi­go. el

—Sí, no es fá­cil to­mar una de­ci­sión así, por­que al fi­nal tie­nes que ver cuál es el lu­gar ade­cua­do. Te­ne­mos que ver la pe­ne­tra­ción en ese mer­ca­do de la ven­ta on li­ne y si es su­fi­cien­te pa­ra nues­tros clien­tes.

—¡Cuán­tas ca­sas ga­lle­gas ha­brá con di­se­ño sue­co!

—Unas cuan­tas... En ca­si to­dos los ho­ga­res a los que va­yas en­con­tra­rás al­go de Ikea. Nos en­can­ta ayu­dar a de­co­rar.

Cocheteux ase­gu­ra que a los ga­lle­gos les gus­tan los mue­bles ma­ci­zos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.