Car­men Te­llo par­ti­ci­pa en un cam­peo­na­to de ca­nas­ta uru­gua­ya que se ce­le­bra en A Co­ru­ña y vino acom­pa­ña­da por su ma­ri­do, Cu­rro Ro­me­ro

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Al Sol - PA­BLO PORTABALES

Ella es una ha­bi­tual de las re­vis­tas del co­ra­zón. Él es de Se­vi­lla. A Car­men Te­llo siem­pre se le re­cuer­da por su gran amis­tad con la du­que­sa de Al­ba. Cu­rro Ro­me­ro se­rá pa­ra siem­pre el Fa­raón de Ca­mas. La pa­re­ja re­gre­sa hoy a An­da­lu­cía tras pa­sar unos días en A Co­ru­ña. «No co­no­cía la ciu­dad y me es­tá en­can­tan­do. Creo que to­da Ga­li­cia es bo­ni­ta. Ade­más la gen­te es en­tra­ña­ble. Los ga­lle­gos son muy lis­tos y con chis­pa», des­ta­ca Car­men en la se­de del Spor­ting Club Ca­sino, don­de des­de el mar­tes se ce­le­bra el III Tor­neo Abier­to de Ca­nas­ta Uru­gua­ya. «Es co­mo la otra pe­ro más ágil, más rá­pi­da y di­ver­ti­da», me di­ce una de las ju­ga­do­res.

La com­pe­ti­ción or­ga­ni­za­da por Cha­ro Ti­mi­raos y Ma­ri­ta Mi­llán reunió a ochen­ta personas, la mi­tad pro­ce­den­tes de lo­ca­li­da­des co­mo Cór­do­ba, Má­la­ga, o Huel­va, don­de exis­te un gran ni­vel de jue­go. Pa­ra­do­jas de la vi­da, Ma­ri­ta fue en su día ju­ga­do­ra internacional de ba­lon­ces­to y aho­ra pro­mue­ve tor­neos de ca­nas­ta. «Unos días me fue me­jor y otros peor con las car­tas», apun­ta con gra­ce­jo an­da­luz Car­men Te­llo mien­tras ca­mi­na ha­cia la Ma­ri­na co­ru­ñe­sa don­de su ma­ri­do, Cu­rro Ro­me­ro, la es­pe­ra sen­ta­do en un ban­co. «Se en­con­tra­ba más có­mo­do an­te los to­ros que aho­ra con la gen­te», di­ce su mu­jer. Va­ya zas­ca.

Re­cuer­dos

«Re­cuer­do ha­ber to­rea­do aquí, en la an­ti­gua pla­za de to­ros. Fue un fes­ti­val con Bien­ve­ni­da y Antonio Or­dó­ñez. Es­ta­ba Fran­co en el pal­co. Des­pués vi­ne al nue­vo re­cin­to cu­bier­to (en re­fe­ren­cia al co­li­seo)», re­me­mo­ra Cu­rro, el úni­co ma­ta­dor que pue­de pre­su­mir de ha­ber to­rea­do en las dos.

El fa­raón cum­ple 83 años el pró­xi­mo mes de agos­to. No pu­do es­tar con su ami­go Pe­pe Mel, ac­tual en­tre­na­dor del De­por­ti­vo, y en los tres días que pa­só en A Co­ru­ña tu­vo tiem­po de co­mer al­gu­nas co­sas ri­cas aun­que tam­bién es­tu­vo al­go mal del es­tó­ma­go. «To­ma­mos per­ce­bes, al­me­jas cru­das, na­va­jas y al­gu­nas co­sas más. Nos dio pe­na que nos coin­ci­die­se con la ve­da de al­gu­nos otros ma­ris­cos que nos gus­tan mu­cho», ase­gu­ra Car­men. Tras es­ta char­la ape­nas dis­pu­sie­ron de una ho­ra pa­ra pi­car al­go por el cen­tro de la ciu­dad por­que a las cua­tro de la tar­de arran­ca­ba la úl­ti­ma jor­na­da con las par­ti­das fi­na­les del gla­mu­ro­so cam­peo­na­to de ca­nas­ta uru­gua­ya. La ba­ra­ja sir­vió pa­ra que es­ta se­ma­na Ga­li­cia re­ci­bie­se la vi­si­ta de un fa­raón.

ALE­JAN­DRA DEL RÍO

Cu­rro Ro­me­ro y su mu­jer Car­men Te­llo, ayer al me­dio­día en la Ma­ri­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.